UPyD se erige en adalid de la unidad de España y de la limpieza política

6
Rosa_Diez_clausura_congreso_UPyD
Díez responde con un expresivo gesto a los aplausos de los delegados tras su discurso de clausura. / Foto: Ch. Moya (Efe)

Unión Progreso y Democracia (UPyD) será la vanguardia, el adalid en la defensa de la unidad de España. Este mensaje y la voluntad decidida de regenerar la democracia española, limpiándola de las excrecencias del bipartidismo imperfecto, resumen el mensaje principal que el II Congreso de la formación política quiere transmitir a la sociedad española. Rosa Díez y los 20 miembros del Consejo de Dirección fueron elegidos para un mandato de cuatro años por 92,8% de los votos de los más de 1.300 militantes que participaron en la votación, bien directamente en el congreso (500 delegados) o mediante voto telemático. UPyD cuenta con unos 6.000 afiliados con derecho a voto, lo que indica que la mayoría pasó de ejercerlo.

Publicidad

En su vibrante discurso de clausura, Díez ha dejado claro que no permitirán que les “chantajeen” ni en Asturias ni en ningún sitio donde sean decisivos para gobernar. “Igual que no consentimos que nadie chantajee al país –dijo en alusión a los nacionalistas catalanes--, no consentiremos que nadie nos chantajee a nosotros”. Tras defender la decisión de romper el acuerdo con el PSOE en Asturias por la negativa a cumplir el acuerdo que comprometía a los socialistas a reformar la ley electoral, desveló que el PSOE les ofreció cargos a cambio de su apoyo, pero los rechazaron porque, según dijo, “nosotros queremos cambiar la política y regenerar la democracia”. Al parecer, los del PSOE pensaron que el papel que firmaron era “un cheque en blanco” y a la vista está que Javier Fernández Fernández, el presidente astur en precario, se equivocó de cabo a rabo.

Publicidad

La firmeza de la reelegida dirigente quedó de relieve en esta frase: “Quien nos falta al respeto, falta al respeto de la gente que nos ha votado, y eso no lo vamos a permitir”. El mismo énfasis en no faltar a la palabra dada a los electores empleó Díez en defender la unidad de España frente a los nacionalistas independentista. En ese sentido recordó la moción que el martes pasado obligó a los dos grandes partidos a renovar su compromiso con la unidad de España. “Les hemos tomado por la solapa (sobre el derecho a decidir que reclaman los nacionalistas de CiU y ERC, además del PNV y Bildu-Amaiur) y les hemos obligado a votar que la unidad de la nación española es indisoluble y la soberanía nacional corresponde a todos los españoles”.

La asamblea, en la que Maite Pagazaurtundúa trasladó el mensaje de las víctimas de ETA y fue la más aplaudida –“No podemos ni debemos conformarnos con un empate, no hay empate posible entre la estrategia de ETA y la democracia”, subrayó-- aprobó unas normas estatutarias muy claras contra el oportunismo y la corrupción. Ningún cargo público ni dirigente del partido podrá aceptar dádivas o regalos, se abstendrá de practicar enchufes, deberá publicar su nómina, se someterá al control interno y externo del patrimonio al acceder y al dejar el puesto y deberá dimitir del cargo cuando fuere imputado judicialmente por corrupción.

En el capítulo estatutario de derechos, no sólo los afiliados, sino también los simpatizantes tendrán derecho a votar para elegir a los candidatos al Congreso y al Senado. UPyD aspira de este modo a ampliar su base social, habida cuenta de la necesidad de capital humano se deriva de los sondeos como fuerza emergente y con capacidad para decidir el futuro gobierno. Las condiciones básicas: regeneración, reforma de la ley electoral general y defensa del Estado del Bienestar fueron mayoritariamente aprobadas por el Congreso. En su discurso de clausura, Díez apeló a las nuevas generaciones para reforzar la opción liberal en lo político y socialdemócrata en lo social que quiere convertir en bisagra de la gobernabilidad, diciéndoles que no pasen de la política porque “cuando los ciudadanos pasan de la política, llegan a las instituciones políticos que pasan de los ciudadanos”.

6 Comments
  1. lacayo smith says

    En este país hace falta una alternativa al PP y PSOE, que se están perpetuando ayudados por una ley electoral injusta. UPyD es el único partido claramente comprometido con cambiar esa ley. Sólo por eso, merece una porción de respeto por mi parte. Sólo una vez se cambien las reglas del juego, podremos jugar una partida de forma justa.

  2. Hermioneo says

    Pues esta señora será lo que sea que dicen que es o no pero dice cosas que no dice nadie y solo por eso merece mucho respeto. Veo a mucha gente inquieta. ¿Por qué será?

  3. Lluïsa says

    Hay momentos en nuestra vida en los que debemos saber elegir ..
    hay muchos desafios por delante pero unidos los podemos vencer ..
    hay que dar la oportunidad a nuevos partidos como ..

    UPYD ..
    Partido Ciudadanos ..
    Sociedad Civil y Democracia ..

    .. y rechazar el bipartidismo PP & PSOE , que ceden ante los independentistas PNV & CIU , y terroristas ETA . .

  4. Pedro says

    Se tendrian que llamar progreso-reformista . . UPyD Unión Progresoreformista y Democracia . .

    Progreso suena a partido progresista de izquierda . . Progreso-reformista suena a partido transversal ni de izquierdas, ni de derechas

Leave A Reply

Your email address will not be published.