Rajoy prepara su primera crisis de gobierno

6
crisis_gobierno_ministros
De izda. a dcha. y de arriba a abajo, Arias Cañete, Wert, Montoro, Mato, Ruiz-Gallardón y Fernández Díaz. / Fotos: Efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confesaba recientemente, durante la celebración de la tradicional copa navideña en el Palacio de la Moncloa, ante un corrillo de periodistas, que echa de menos tener tiempo para reflexionar, puesto que todos los días tienen uno u otro afán y la inmediatez se impone. Sin embargo, este parón navideño puede haber sido el momento idóneo para que el presidente reflexione y diseñe su primera crisis de gobierno. Desde su entorno aseguran que tiene que estar ultimada para el mes de febrero y que no será muy amplia. Sin embargo, si algunos de los próximos a Rajoy apuestan por un mero relevo del ministro de Agricultura, que parece que se perfila como candidato del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete; otros también cercanos apuestan por el relevo de hasta 7 ministros, cifra que, de confirmarse, convertiría la remodelación en una crisis en toda regla.

Hay cinco nombres de posibles cambios en el Ejecutivo, que circulan de boca en boca del entorno del presidente del gobierno: el ministro de Educación, José Ignacio Wert; la titular de Sanidad, Ana Mato; el de Hacienda, Cristóbal Montoro;  el de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, y el de Interior, Jorge Fernández Díaz. En el caso de Wert, circula entre sus colegas de gabinete que él mismo pidió al presidente del gobierno ser relevado después de finalizar la aprobación de la polémica Ley Orgnánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza (LOMCE). Y el presidente, que lo ha defendido y elogiado hasta la fecha, podría dejarle fuera del Ejecutivo, pero ocupando un puesto relevante en una empresa pública, en agradecimiento por los servicios prestados.

Publicidad

En el caso de Ana Mato, a la que también ha defendido en más de una ocasión, quienes apuestan por su salida del gabinete de Rajoy lo hacen argumentando que se trataría de una medida preventiva, para evitar que la implicación de su exmarido, Jesús Sepúlveda,  en el caso Gürtel acabe enturbiando su gestión en el gobierno y la propia imagen del Ejecutivo. Sin embargo, los mismos que sostienen estas tesis, admiten que, también en privado, Rajoy asegura que es injusto que Mato tenga que pagar por lo que pueda o no haber hecho su exmarido. En cuanto a su imagen pública, la propia Mato se ha mantenido durante meses apartada de los medios de comunicación para evitar abrasarse.

Quienes sí han visto su imagen abrasada son el titular de Hacienda, el de Interior y el de Justicia. Montoro, sus subidas de impuestos y, sobre todo, sus salidas de tono aireando datos fiscales y señalando a colectivos profesionales ha generado irritación entre su propio electorado y un cierto escándalo entre sus compañeros de partido. Tal vez por ello lo colocan como fijo en la quiniela de los que abandonan el gobierno. El ministro del Interior, le sigue en el ránking de aquellos que, sin necesidad, se meten en jardines de declaraciones increíbles e incluso imposibles de explicar o matizar por sus respectivos gabinetes y asesores. Jorge Fernández es un clásico en el entorno de Rajoy. Ya estuvo con él ocupando altos cargos en el gobierno, cuando Rajoy fue ministro con José María Aznar. Pero su pésima relación con parte del colectivo de víctimas del terrorismo urge un cambio de cara en ese ministerio, explican los allegados a Rajoy. Por último, Gallardón ha irrumpido en las quinielas de la salida del gobierno recientemente. Fuentes próximas al Ministro de Justicia aseguran que está "apagado y algo deprimido" y que, en la aprobación de la  Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) tuvo que tragarse algunos "sapos" en forma de imposiciones que le hizo el propio Rajoy, cosa que no ha llevado bien. Además, la tramitación de la reforma de la Ley del Aborto le está generando también numerosos sinsabores y tal vez se tope con algún que otro  "trágala" más. Con todo, sus propios compañeros de gobierno no lo ven, últimamente, en plena forma y apuntan que puede haber una relación causa-efecto con el insistente rumor de su salida del Ejecutivo.

Hay que añadir a todas estas posibles salidas, la hipotética candidatura del titular de Economía, Luis de Guindos, a la presidencia del Eurogrupo y, por tanto, saliendo del gobierno español. En ese caso, se abriría otro hueco en el gobierno de Rajoy.

Sin embargo, pese a todo lo comentado anteriormente, buena parte de los ministros dicen haber detectado un mensaje tranquilizador de Rajoy. Sin decirlo claramente, el presidente del gobierno les dio a entender a todos que no estaba por la labor de hacer grandes cambios en el Ejecutivo. De ahí que quienes se han tomado al pie de la letra las palabras de Rajoy apuestan por los cambios mínimos: Arias Cañete y, si es nombrado presidente del Eurogrupo, también De Guindos. La razón la dará o quitará Rajoy a los suyos en breve, en el mes de febrero como muy tarde.

6 Comments
  1. Jk says

    Que manía tienen los periodistas en dirigir la política del país ojalá se equivoquen

  2. SAETABIS says

    Que se vayan TODOS los políticos y se haga política desde el pueblo hacia arriba. Desde los alcaldes hacia arriba. Que no nos impongan las leyes quienes no viven la realidad de España ni buscan el bien común mayoritario.

  3. SAETABIS says

    de los alcaldes de una provincia que salgan los presidentes provinciales, de los provinciales que salgan los autonómicos, y de estos los estatales. Que dejen de cobrar por estafarnos

  4. Lukas says

    Yo creo que están más quemados todos que la moto de un hipy, y que pondrán a Cañete en cabeza para las aueropeas únicamente porque a pesar de sus desmanes –ley de costas y ley de impacto ambiental–, ese millonario sigue apareciendo en las encuestas como el menos malo, que ya es decir.

  5. juanjo says

    Qué es eso de crisis de gobierno. Si el Rajoy fuera medianamente decente se iría él el primero….
    ..
    Bueno se hubiera ido hace año y medio, porque el axioma ni puede ser más evidente: «si el subordinado pilló 48, ¿Cuánto no pillaría el principal?»
    ……..
    Y están además .

Leave A Reply

Your email address will not be published.