El PP, en busca del voto perdido

2
cúpula_PP_voto_perdido
Rajoy muestra un documento a miembros de la cúpula del partido (Floriano y cospedal, a su dcha; Arenas y González Pons, a su izda.), durante la reunión del Comité Ejecutivo del PP celebrada el pasado día 8. / Efe

Desde el gobierno de Mariano Rajoy aseguran que 2014 es el año de la recuperación económica, pero en el PP se han fijado otro objetivo para 2014: la recuperación electoral. Pretenden recuperar parte de los cuatro millones de votos que, según diversos sondeos, han perdido tras dos años gobernando. De esos cuatro millones, "tres y medio son recuperables", según un miembro de la dirección del PP.

El motivo por el que se consideran "votos recuperables" esos 3,5 millones es, según estas mismas fuentes, que de acuerdo con los estudios sociológicos que manejan en el cuartel general del PP, en la madrileña calle Génova, "no se han ido a otros partidos, sino que dicen estar molestos con nosotros, pero se sitúan, de haber elecciones, en la abstención".

Según las cifras que manejan los populares, alrededor de 250.000 votantes que les dieron su confianza en las elecciones generales de 2011, estarían ahora en el PSOE, mientras que 500.000 se habrían pasado al partido de Rosa Díez, UPyD. Sin embargo, estos no son su prioridad en este momento, sino los antiguos votantes del PP y abstencionistas en potencia. A ellos va a ir dirigida su estrategia, "centrista", lejos de políticas radicales o muy escoradas. Por eso, varios dirigentes del PP han manifestado públicamente su disconformidad con el anteproyecto de reforma de la ley del aborto. En privado, además confiesan que no entienden por qué se ha elegido precisamente este momento para acometer esa reforma legal. "Inoportuna" o "incomprensible" son algunos de los calificativos que dedican al proyecto presentado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Los populares han dado ya el pistoletazo de salida: este año 2014 será "el año en que nos jugamos todo", asegura un dirigente del PP a cuartopoder.es. Se trata de otra más de las voces críticas para con el proyecto de reforma de Gallardón. "Hemos hecho un pan con unas tortas al sacar esa reforma ahora, porque hemos movilizado a la izquierda, a cuatro meses de las elecciones europeas... No hay quien lo entienda".

Este dirigente asegura que "las elecciones europeas son importantes en sí mismas, pero tienen un impacto, además, en el resto de comicios que le seguirán después...". Se refiere a las municipales y autonómicas, previstas para primavera de 2015 y las generales. Tampoco descarta un adelanto electoral en Cataluña y en Andalucía. Para todos estos procesos electorales, asegura "sería muy negativo que compareciésemos como los derrotados en las elecciones europeas, porque sabemos que se van a extrapolar resultados, circunscripción a circunscripción... y no nos ayudaría que se visualizara en algunos lugares la pérdida del apoyo mayoritario de la ciudadanía. Por eso vamos a redoblar esfuerzos, para explicar lo que hemos hecho y las políticas que nos han permitido llegar hasta aquí, a las puertas de la recuperación y dejando atrás una posible intervención de nuestra economía".

Así, con un discurso de centro, un esfuerzo por hacer pedagogía sobre las medidas y los recortes llevados a cabo por el gobierno de Rajoy y un cabeza de lista que podrían dar a conocer antes de febrero, los populares se lanzan a la reconquista de nada menos que tres millones y medio de votos con el objetivo de seguir siendo el partido más votado, por delante del PSOE. Ese es el reto que tiene la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; el de Rajoy, reducir sensiblemente la tasa de desempleados.


loading...

2 Comments
  1. Verbarte says

    Sería preocupante que el Pueblo siguiera votando al partido menos «Popular» de la historia de la democracia. http://wp.me/p2v1L3-rF

Leave A Reply

Your email address will not be published.