El Sindicato de Estudiantes convoca 48 horas de huelga los días 26 y 27 de marzo

Ana García es secretaria general de Sindicato de Estudiantes desde junio de 2013. / A.T.
Ana García es secretaria general de Sindicato de Estudiantes desde junio de 2013. / A.T.

Los alumnos vuelven a la huelga. El Sindicato de Estudiantes ha convocado 48 horas de huelga los días 26 y 27 de marzo para continuar la lucha contra el “deterioro de la escuela pública”. La huelga será acompañada de una jornada de movilización con manifestaciones convocadas el 27 de marzo a las 12.00 horas en “las principales ciudades del Estado”. “La situación comienza a ser insostenible. Entendemos que la lucha es el camino y convocamos esta huelga como continuación de las convocadas en el primer trimestre de este curso”, señala a cuartopoder.es Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes.

La convocatoria de huelga ha sido realizada de manera unilateral por parte del Sindicato de Estudiantes. El resto de organizaciones integradas en la Plataforma Estatal por la Escuela Pública y que representan a padres, madres y profesores no han respaldado la propuesta del Sindicato, organización que desde la celebración de la huelga general educativa del pasado 24 de octubre insiste reiteradamente en la necesidad de convocar una nueva huelga general que una a todos los agentes del sector.

Publicidad

“Hemos planteado la necesidad de esta huelga tanto en la asamblea de la Marea Verde como en la Plataforma Estatal por la Escuela Pública”, asegura Ana García, que considera que las cúpulas sindicales de CCOO y UGT están siendo “cómplices del boicot a la movilización social” contra la ‘ley Wert’. “Mucha gente de las bases de los sindicatos nos ha mostrado su apoyo, pero las cúpulas no”, agrega.

Los motivos para convocar la huelga son de sobra conocidos. El rechazo a la ‘ley Wert’, la subida de tasas de las matrículas y los recortes en becas. Aunque en Educación, asegura García, “llueve sobre mojado”. “El desmantelamiento de la escuela pública continúa y la situación comienza a ser ya insostenible”, dice García, que entre los nuevos factores enumera los recortes en las becas Erasmus, así como las “graves irregularidades” en la concesión y entrega de las becas a los alumnos.

“Estamos viendo muchísimas irregularidades del Gobierno en la entrega del dinero de las becas y la situación desesperada de muchos estudiantes que no están recibiendo su dinero y que están en una situación muy límite”, explica la secretaria general del Sindicato, que añade que “si antes había motivos de sobra para salir a a la calle, ahora hay más aún”.

Apoyo a Izquierda Unida

El Sindicato de Estudiantes también se ha pronunciado sobre sus preferencias políticas de cara a las próximas elecciones europeas. En este sentido, la organización estudiantil ha mostrado su apoyo a Izquierda Unida y ha pedido a todos los alumnos que “entiendan que es el momento de aunar fuerzas entorno a un programa que sea una alternativa para los jóvenes y para los trabajadores”.

“Estamos en un momento crucial. Se necesita la unidad de todas las fuerzas de izquierdas y movimientos sociales para dar alternativa a las políticas del PP y a la oposición de terciopelo del PSOE. Pensamos que la organización que más se acerca a lo que defendemos y que más capacidad tiene para articular esta izquierda es Izquierda Unida”, asegura García, que defiende que la federación que lidera Cayo Lara ha estado permanentemente en la calle junto a las mareas y las plataformas antidesahucios.

No obstante, afirma García, no es un apoyo en blanco. El Sindicato de Estudiantes dice prestar un “apoyo crítico” y asegura que hay actuaciones y decisiones dentro de la organización que no le gustan. El mejor ejemplo de todos ellos es la gestión que IU está teniendo en el Gobierno de coalición con el PSOE en Andalucía.