Directivos de grandes empresas critican abiertamente la política fiscal del Gobierno

Montoro_política_fiscal
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención de ayer, día 12, en el Congreso. / J. J. Guillén (Efe)

Varios directivos de grandes empresas, algunas de ellas multinacionales, consultados por cuartopoder.es, critican con dureza la política fiscal del Gobierno y, en particular, a su responsable de Hacienda, Cristóbal Montoro. Aseguran que, cuando el PP estaba en la oposición, creyeron estar ante un partido dispuesto a aplicar políticas liberales y que, en la práctica, el PP se ha descolgado haciendo “todo lo contrario a lo que se esperaba de ellos”.

En este punto, invocan la última sentencia de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que juzgó la política económico-fiscal del gobierno de “socialista”, para subir el tono y pasarse a la descalificación de la política y del ministro que la marca, Cristóbal Montoro. Y terminan profiriendo, incluso, algún que otro insulto. Para ellos, la línea económica que debiera haberse seguido es la predicada por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. La opinión, en este punto, es unánime: Ambos ministros y sus postulados son la noche y el día. De hecho, uno de los consultados asegura que “parece que fueran ministros de dos gobiernos completamente distintos”.

Publicidad

El presidente de una gran empresa española asegura asimismo que las subidas del IVA y del Impuesto de Sociedades han sido  tan “sorprendentes” como “escasamente productivas” para la economía española. “Probablemente- aventura este directivo- si no se hubieran subido los impuestos, la recaudación hubiera sido similar y no se hubiese provocado la paralización de la economía española y el desastre de un sinfín de pequeñas empresas”.

Otro de los consultados por este diario, presidente de una multinacional que tiene beneficios cercanos al medio millón de euros anuales en España, advierte, no obstante: “nosotros no somos los más perjudicados por la política del Gobierno, porque, pese a la subida de impuestos, podemos aplicarnos desgravaciones y bonificaciones que, en algunos casos, permiten que ciertas empresas acaben pagando un 4% en el Impuesto de Sociedades, cuando una PYME acabará pagando entre el 19% y el 21%”

Si la política fiscal del Gobierno se lleva un abucheo por parte de estos representantes del sector empresarial, el diseño de la política del PP desde ahora hasta la llegada de las elecciones generales merece su aplauso: “A nivel de imagen- asegura uno de ellos- lo están haciendo muy bien: están siendo conservadores con las previsiones económicas para crear, conforme se acercan las elecciones generales de 2015, la sensación de que la recuperación va a toda velocidad. Está todo muy bien pensado”.

La cuestión es , para todos ellos, si esa “estrategia política, bien pensada y bien medida, convencerá a los votantes del PP que se sienten defraudados por su partido”.