Enagás ficha a Hernández Mancha y a las exministras de Aznar, Palacio y Tocino

2
José_Manuel_Soria_Enagás
El ministro de Industria, José Manuel Soria, ayer, durante su intervención en el Congreso para explicar la incorporación de cinco exdirigentes del PP al Consejo de Administración de Enagás. / J. C. Hidalgo (Efe)

La Empresa Nacional del Gas (Enagás), propietaria del sísmico almacén Castor en la costa de Castellón y de otras instalaciones estratégicas, ha coloreado de azul PP su consejo de administración con el nombramiento a la vez de Antonio Hernández Mancha, fugaz antecesor de José María Aznar en la presidencia del partido, y de sus exministras Ana de Palacio e Isabel Tocino. Con ellos se incorporan también como consejeros los altos cargos del PP Gonzalo Solano, que fue presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia en la segunda legislatura de Aznar, y Luis Valero, hasta ahora director general de Industria y de la pequeña y mediana empresa con el actual ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

Publicidad

Tan abultado fichaje de personajes significativos de la derecha por parte de una empresa en la que participa la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) con un 5%, sólo mereció ayer tres palabras del ministro Soria en la puerta de acceso al hemiciclo del Congreso: “Son muy cualificados”, dijo cuando le preguntaron sobre el nuevo movimiento de la “puerta giratoria” entre la política y la empresa. Para que no haya duda sobre la idoneidad, la gasista encargó la selección a una consultora privada. En Enagás está en juego el relevo del actual presidente, Antonio Llardén, y el del consejero delegado, Marcelino Oreja, exministro de Asuntos Exteriores y tío carnal de Jaime Mayor.

Publicidad

Muy distinta de la lacónica respuesta del ministro Soria fue la interpretación de la portavoz de Izquierda Plural en la materia, Laia Ortiz, quien consideró los fichajes de Tocino y Palacio “una inversión de futuro” tendente a “la compra de voluntades” ante la reforma del sector del gas que prepara el Gobierno para resolver entre otras materias un “déficit tarifario” que la empresa de infraestructura gaseosa estima en unos 320 millones de euros. La nueva regulación está prevista en el segundo semestre de este año y permitirá cargar el coste de las reservas estratégicas sobre los consumidores.

La diputada de ICV dijo que las contrataciones de políticos del PP y del PSOE por parte de las grandes compañías de la energía –Felipe González dimitió como consejero de Gas Natural y Aznar mantiene su cotizado puesto (200.000 euros) como asesor de Endesa-- sirve para que ambos partidos se tiren los trastos a la cabeza y al final los ministros de turno escuchen a los compañeros de partido sobre la regulación que tienen que hacer.

El resultado repercute finalmente en las facturas de los ciudadanos y en proyectos como el Castor”, añadió Ortiz antes de preguntarse “¿quién paga las facturas de esas malas decisiones?” y de añadir en referencia al almacén que ha provocado los movimientos sísmicos en localidades castellonenses y tarraconenses que “esa hipoteca seguramente irá en contra de los intereses de todos y en beneficio de las empresas”. El “déficit de tarifa” derivado del Castor ya ha sido cuantificado en 200 millones de euros por el propio presidente de Enagás.

A pesar de la caída del consumo y de la paralización de las operaciones en el mencionado almacén subacuático en el Mediterráneo, Enagás obtuvo en 2013 un beneficio neto de 403,2 millones de euros, un 6,2% más que el año anterior, que ganó 379,5 millones. En 2013 invirtió 531 millones en gaseoductos, compró el 90% de Naturgas Transporte y consolidó su participación en una estación de bombeo en México y en una gasista en Chile. Su financiación en términos de caja y de fondos disponibles no utilizados ascendía a 2.114 millones de euros.

Los fichajes de la compañía de infraestructura energética se conocían horas antes de que fuentes del Ministerio de Economía confirmaran la decisión del ministro Luis de Guindos, quien se postula como aspirante a presidir el Eurogrupo en septiembre próximo, de designar a su sobrina Beatiz de Guindos para cubrir el puesto de directora ejecutiva suplente del Banco Mundial que, por rotación, corresponde a España. Guindos fue nombrada el otoño pasado directora de la Competencia, pero renunció a las pocas horas, debido a la polémica que generó su nombramiento. Entonces acababa de ganar la plaza de subdirectora de Industria y Energía en la nueva Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC).

Sin dudar de la capacidad y la meritocracia, las designaciones ponen de relieve la vigencia de la afirmación de Octavio Paz: "La derecha tiene más interés en su cartera que en sus ideas" y confirma las dinámica del poder: si no puedes beneficiar a los gobernados, beneficia a los amigos y si eso tampoco es posible, beneficia a tu familia.

2 Comments
  1. Piedra says

    No mandan, pero influyen

Leave A Reply

Your email address will not be published.