¿Por qué se omitieron las reivindicaciones?

Captura del vídeo de reivindicación del 11-M. En el centro, Jamal Ahmidan, El Chino, jefe operativo y logístico del grupo, escoltado por los  hermanos Oulad Akcha, Mohamed y Rachid.
Captura del vídeo de reivindicación del 11-M. En el centro, Jamal Ahmidan, El Chino, jefe operativo y logístico del grupo, escoltado por los hermanos Oulad Akcha, Mohamed y Rachid.

Lo más llamativo de la sentencia sobre los atentados del 11-M no es lo que dice, sino lo que omite. Diez años después de la matanza que asoló Madrid el 11 de marzo de 2004, nadie ha explicado la razón por la que el tribunal, que destacó por su minuciosidad con los detalles, no mencionó ninguna de las múltiples reivindicaciones realizadas por el comando de suicidas de Leganés y en las que vinculaban los atentados de los trenes de cercanías de Madrid a la presencia de tropas españolas en Irak y Afganistán. En uno de los comunicados incluso amenazaban con nuevos atentados si los militares españoles no se retiraban de esos países.

Y no deja de ser sorprendente que detalles tan relevantes pasaran inadvertidos o fueran deliberadamente omitidos por el tribunal, cuando por el contrario, reprodujo de forma bastante extensa —casi cuatro folios— el contenido del testamento de Abdennabi Kounjaa, cuando se despide de su mujer, de sus hijas, de sus suegros y de los musulmanes en general, antes de suicidarse en Leganés, algo que puede parecer anecdótico. Cabe pensar que los magistrados no dieron validez suficiente como prueba a las reivindicaciones, pero lo cierto es que su exclusión, dejó una falsa salida al PP y sus corifeos mediáticos acerca de la supuesta autoría intelectual de la matanza porque el texto judicial no menciona expresamente que los atentados fueron consecuencia directa del envío de tropas a Irak, cuando los autores materiales así lo proclamaban en sus comunicados.

Publicidad

En la sentencia sí se mencionaba la existencia de las reivindicaciones, tanto los vídeos [ver abajo] y comunicados encontrados en el desescombro del piso de Leganés, como el fax enviado al ABC el 3 de abril de 2004 por los yihadistas. Pero, por el contrario, no figuraba ni una sola mención al contenido de las reivindicaciones, ni del borrador manuscrito por el supuesto jefe de la célula yihadista, ni del fax enviado al ABC, horas antes del suicidio. Su contenido, que sí figura en el sumario, es muy revelador, puesto que señala entre otras cosas:

Texto del fax al ABC
Texto del fax al ABC

"Después de que el gobierno español siga con sus injusticias contra los musulmanes, enviando a nuevas tropas a Irak y a Afganistán. Tras haberos demostrado que somos capaces de golpearos de nuevo después de los benditos golpes del 11 de marzo, puesto que pusimos explosivos en las vías del tren de alta velocidad cerca de Toledo, y que pudimos hacer explotar los trenes que pasaban por allí durante la tarde del jueves pasado y por la mañana del viernes, pero no lo hicimos. Porque nuestra intención sólo era avisaros e informaros que somos capaces, con el permiso de Dios, de golpearos cuándo y dónde queramos.

Informamos —Brigada de la muerte— del cese de la tregua anterior, y dar al pueblo y al Gobierno españoles el plazo hasta el medio día del domingo 04- 04-2004 para que se acepten nuestras peticiones legítimas, que son las siguientes:

- La retirada inmediata y completa de vuestras tropas de Afganistán y de Irak y comprometerse a no volver allí.

- Cesar de apoyar a los enemigos de la nación musulmana -Estados Unidos y sus aliados- contra el Islam y los musulmanes.

Y si no lo hacéis, será la guerra entre vosotros y nosotros, y lo juramos por Dios el Poderoso que convertiremos vuestro país en un infierno y que vuestra sangre fluirá como ríos. Esto se considera como el último aviso de nuestra parte al pueblo español y a su gobierno".

El tribunal, pese a su puntillismo en los datos, omitió mencionar el contenido de los dos vídeos con reivindicaciones que se encontraron en el desescombro del piso de Leganés en el que se suicidaron siete de los miembros del comando. La sentencia reconocía que "Entre las ruinas fueron encontradas dos cintas de vídeo grabadas el 27 de marzo de 2004 con una cámara de vídeo JVC que también estaba entre los escombros. Las cintas contenían grabaciones con reivindicaciones de los atentados del 11 de Marzo y ambas eran de la marca TDK. En ellas aparecen tres personas con la cara cubierta, portando una pistola y un subfusil y vestidos con unas túnicas blancas sobre las que llevan chalecos con cartuchos de explosivos. A sus espaldas, a modo de estandarte, se ve un trozo de tela rectangular, de color verde, también recuperada entre los escombros, con la leyenda en árabe "No hay más que Dios - Dios es único y Mohamed es su profeta". Pero ni una línea del contenido.

En los dos vídeos aparece hablando Jamal Ahmidan, El Chino, jefe operativo y logístico del grupo, según reconocía en el juicio su hermano Mostafá. Aparecía escoltado por los dos hermanos Oulad Akcha, Mohamed y Rachid, y afirmaba lo siguiente que la sentencia no consideró necesario hacer constar:

"En el nombre de Dios, el clemente y el misericordioso. Damos las gracias a Dios, que cumplió su promesa, haciendo triunfar a sus soldados, derrotando a los enemigos. (…) Después de dos semanas de la bendita incursión de Madrid y después de que vuestro nuevo gobernante [José Luis Rodríguez Zapatero] ha declarado su intención de inaugurar su mandato combatiendo más a los musulmanes, enviando a más soldados de la Cruz a Afganistán; las Brigadas de la Muerte, de Ansar al Qaida (los partidarios de Al Qaeda), anuncia que nosotros vamos a seguir el camino de nuestra bendita lucha (yihad) hasta la derrota de todos los que puedan pensar en seguir la senda de Bush combatiendo a los musulmanes, en nombre de combatir el terrorismo. (…) Miles de nuestros inocentes mueren en Afganistán e Irak, ¿acaso vuestra sangre es más valiosa que la nuestra? Os golpearemos en vuestras propias casas. Mataremos a todo aquel que piense en combatir a los musulmanes. (…) Sangre por sangre, destrucción por destrucción. Y el que tenga miedo a ser asesinado o involucrado, que se marche antes del vencimiento de la semana de tregua".

La reivindicación se realizó en nombre de Abu Dujanah al Afgani, supuesto jefe de Al Qaeda en Europa.

En la relación de hechos probados, ni siquiera figuraba que los suicidas hicieron una primera reivindicación de los atentados en un vídeo que colocaron dentro de un guante en las proximidades de la mezquita de la M-30 el 13 de marzo de 2004, dos días después de los atentados. La existencia de ese vídeo sólo se mencionaba de pasada en los fundamentos jurídicos de la sentencia y para decir que fue grabado con la misma videocámara JVC con la que se grabaron los otros dos y que fue hallada en el desescombro de Leganés, pero ni una línea de su contenido.

Y el contenido también tiene mucha miga:

"En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. Dice El Altísimo: "Combatidlos, Dios los castigará por medio de vuestras manos y los humillará, os dará la victoria sobre ellos y curará los corazones de una gente creyente. (…) Comunicamos nuestra responsabilidad del ataque que sacudió Madrid, y después de dos años y medio de las benditas incursiones de Nueva York y Washington, estamos respondiendo a vuestra alianza con las organizaciones de la criminalidad mundial, las de Bush y sus seguidores en matar a nuestros hijos y hermanos, en Irak y Afganistán. Hoy sufrís la muerte en vuestras tierras, y todavía os guardamos más, si Dios quiere. Sabed que nosotros elegimos la muerte como camino para la vida, mientras que vosotros elegís la vida como camino para la muerte.

Juramos por Él, que envió a Mahoma con la Verdad, si no cesáis de tratar a los musulmanes con injusticia y de matarles, con la excusa de combatir el terrorismo, derribaremos vuestras casas sobre vosotros, y dejaremos que fluyan vuestras sangres como nos. Ya os hemos preparado algo que os causa rabia, y estos benditos ataques no son sino una pequeña muestra, y un aviso por parte nuestra, desde la sede de nuestra yihad contra vuestro terrorismo, hasta que salgáis humillados de nuestras tierras, arrastrando la frustración, tal y como ocurrió con vuestro Faraón en Somalia y el Líbano. Si volvéis volveremos. Dijo el Altísimo: "Que Dios ayude a los que le apoyan. Dios es Fuerte, es Poderoso".

Uno de los yihadistas de Leganés en uno de los vídeos encontrados.
Uno de los yihadistas de Leganés en uno de los vídeos encontrados.

La reivindicación se hacía en nombre del portavoz del ala militar del Grupo Ansar El Qaida en Europa: Abu Dujanah al Afgani. Aunque de todo esto no figuraba ni una sola línea en la sentencia.

¿Y quién era Abu Dujanah? La sentencia ni lo mencionaba.

Abu Dujanah era el más fiero guerrero amigo de Mahoma, el que siempre se distinguía en las batallas y llevaba como distintivo un turbante rojo para que sus enemigos supieran que se enfrentaban a él.

Pero, ¿quién encarnaba el 11-M la figura del líder en el nombre del cual se reivindicaron los atentados? Ni que decir tiene que si la sentencia no mencionaba los comunicados de reivindicación mucho menos se aventuraba sobre la identidad de tan relevante personaje.  Sin embargo, hay datos en el sumario que llevan a pensar que Youssef Belhadj encarnaba la figura de Abu Dujanah. Youssef, que fue condenado a 12 años de prisión por pertenencia a banda terrorista y permanece encarcelado en Villena, estuvo en Madrid hasta pocos días antes de los atentados. Dos de los presuntos integrantes de la célula de Leganés, Mohamed Belhadj y Mohamed Afalah, huyeron vía Barcelona hasta Bélgica, supuestamente al domicilio de Youssef, desde donde partieron hacia Irak a hacer la yihad. Su número de teléfono figuraba en las agendas de teléfonos de otros implicados bajo la denominación Abu Dujan.

Quizá los datos sean insuficientes para considerarle el jefe inspirador de la matanza; otros pensarán que “blanco y en botella”. No obstante, como siempre, yo le suministro los datos, y usted, lector, decide. Aunque sinceramente, con peores mimbres he visto construir bonitos cestos.

Jamal Ahmidan, 'El Chino' lee la reivindicación. A a su derecha, Mohamed Oulad Akcha, y a su izquierda su hermano Rachid Oulad. Es la copia del vídeo de reivindicación que la célula de Leganés dejó dentro de un guante en una papelera junto a la mezquita de la M-30 y que fue recogida por Telemadrid.
Uno de los ensayos de la reivindicación encontrados en el ordenador de 'El Chino'. El que habla parece ser Serhane 'El Tunecino'.