IU exige responsabilidades a Cosidó por las agresiones policiales a periodistas

Fernádnez_Díaz_Cosidó
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dialoga con el director general de la Policía, Ignacio Cosió, ayer, en la catedral de La Almudena poco antes de que comenzara el funeral de Estado por Adolfo Suárez. / Juanjo Martín (Efe)

El grupo parlamentario de Izquierda Plural pedirá explicaciones al Gobierno por el apaleamiento y las agresiones policiales a los periodistas que cubrían la manifestación del pasado sábado en la madrileña plaza de Neptuno contra la Monarquía. IU solicitó la comparecencia urgente del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, por la improvisación policial frente a los violentos que irrumpieron en la madrileña plaza de Colón al término del mitin de la Marcha por la Dignidad, el 22 de marzo, y añadirá la exigencia de responsabilidades por las agresiones policiales a los periodistas y ciudadanos el 29 de marzo.

El diputado Ricardo Sixto calificó de “terrible” el apaleamiento de los informadores e interpretó la actuación policial como “una posible consecuencia de los sucesos del día 22”. “Esperamos –dijo-- que el director de la Policía venga cuanto antes y aclare las responsabilidades y las decisiones que ha adoptado en relación con estos sucesos”. Si la descoordinación policial, la imprevisión y la incapacidad de los mandos de las Unidades de Intervención (UIP) para aislar a los violentos, quedó de relieve el 22M, según han denunciado todos los sindicatos policiales, las cargas policiales contra los periodistas son injustificables y tienen, en opinión de Sixto, una clara finalidad intimidatoria.

Publicidad

Para el portavoz de IU en la comisión de Interior del Congreso, “la responsabilidad es de la cadena de mando y de los responsables superiores”, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes en este caso. “Las UIP actúan según las órdenes que reciben en cada momento y no cargan contra los periodistas y los ciudadanos que pacíficamente pasan por la calle si no se les ordena. En el caso de los informadores apaleados el sábado pasado, está claro que realizaban su trabajo y que casi todos iban perfectamente identificados. ¿Cómo es posible que les atacaran de ese modo? ¿Quién dio la orden de atacarles y pegarles indiscriminadamente?”

Aparte la exigencia de responsabilidades, Sixto incidirá ante el responsable político del Cuerpo Nacional de Policía, Cosidó, en la arbitrariedad o eventual falta de formación de determinados mandos que con demasiada frecuencia ordenan cargar contra la gente sin sentido ni sin que medie violencia alguna. Como es sabido, en la manifestación del 29 de marzo, que reunió a varios cientos de personas, los antidisturbios pegaron y tiraron al suelo a varios reporteros gráficos, con el consiguiente daño físico y el destrozo del material.

Algunos de ellos habían cubierto, con riesgo para su integridad física, el ataque de los grupos violentos, el 22 de marzo, contra los policías y a varios establecimientos en Colón y Recoletos, cuando ya los actos de la Marcha por la Dignidad habían terminado. Entonces varias unidades de antidisturbios quedaron aisladas y sufrieron las agresiones, los estacazos y las pedradas de los violentos, con un balance de 47 policías nacionales heridos. Los periodistas no agreden, informan.