Ocho detenidos en una jornada de intensa represión contra los republicanos

Miguel Muñoz *

Vídeo de la concentración republicana en la Puerta del Sol. / Javier Díez (cuartopodervideos)
Actualización del 20-6-14 con información y vídeo de la concentración en Sol

Publicidad

Banderas tricolores de la Segunda República escondidas para que no fueran requisadas, controles policiales en cada esquina y dos palabras: represión y miedo. Este es un pequeño resumen de lo que vivieron los partidario de la República en Madrid, ayer, día de la proclamación del nuevo rey, Felipe VI. Hubo, al menos, ocho detenidos, decenas de identificaciones, requisa de enseñas republicanas  y un acoso policial constante a los manifestantes, como se puede apreciar en el vídeo de arriba.

Concentraciones y manifestaciones a favor de la República tuvieron lugar también en Bilbao, La Coruña, Barcelona, Zaragoza, Valladolid, Santander o Gerona, aunque en estas capitales no se produjeron incidentes con las fuerzas de seguridad. Madrid fue, en este sentido, la excepción

A las 20:00 horas, con una Puerta del Sol acordonada por completo, la gente comenzó a llegar para participar en la convocatoria. “Entendíamos que por la mañana iba a ser bastante probable que prohibieran cualquier tipo de protesta, como así fue. Y con esa previsión convocamos para la tarde. Entendíamos que era necesario que en el día de la proclamación de Felipe VI, la expresión antimonárquica tuviera voz y estuviera en la calle, como siempre en el libre ejercicio de los derechos fundamentales como son la libertad de expresión y manifestación”, explica a este medio Elena, una de las portavoces de la Coordinadora 25-S. Según ella, se han encontrado con una “especie de estado de excepción en la práctica”. “Nos han mantenido acorralados en diferentes grupos durante mucho tiempo, se han producido varias identificaciones y lo que hemos intentado ha sido agruparnos. Se ha juntado un grupo grande pero separados por cordones policiales que han procedido a cargar varias veces”, explica.

La organización convocante ha tenido conocimiento de 4 detenciones en la concentración de Sol, entre ellas la del profesor Jorge Verstrynge, exsecretario general de la Alianza Popular y ahora próximo a Podemos. Otras fuentes elevan la cifra a 5 detenidos, a los que hay que sumar los 4 de por la mañana. Elena habla de “brutales cargas policiales” en las que han pegado a los manifestantes “por todos los lados”. Recalca la actitud pacífica, pero de lucha de los asistentes. Desde Sol se inició posteriormente una marcha hacia la plaza de Tirso de Molina, donde ya se había producido una concentración por la mañana. “Nos hemos juntado allí y hemos hecho una valoración positiva porque entendemos que hoy querían una mayoría silenciada por completo, que las opciones republicanas no tuvieran ningún tipo de expresión y, pese al estado de excepción, han tenido lugar”, afirma la portavoz. Desde la Coordinadora 25-S anuncian nuevas acciones, aunque hoy no se ha concretado ninguna fecha. “El calendario sigue. Este rechazo va a continuar. Las próximas semanas tendremos asambleas abiertas para fijar nuevas movilizaciones”.

Detención_Verstrynge_proclamación_Felipe_VI
Un antidisturbios fuerza a Jorge Verstrynge a poner los brazos en la espalda tras detenerlo, ayer, en la Puerta del Sol, / Luca Piergiovanni (Efe)

Por la mañana, la Coordinadora Republicana había convocado una concentración en Sol a las 12 pero tanto la Delegación del Gobierno como el Tribunal Superior de Justicia de Madrid prohibieron la convocatoria. Pese a ello, un grupo de entre 100 y 200 personas pretendió acercarse a la plaza, custodiada por un fuerte despliegue policial y convertida en un parking para sus vehículos. Desde ahí, las fuerzas policiales “escoltaron” a ese grupo que entre cánticos como “España mañana será republicana” llegó hasta Tirso de Molina, donde se concentraron pacíficamente y no se registraron incidentes reseñables, aunque previamente se había producido la  detención de cuatro personas que portaban banderas republicanas, bajo la acusación de "residencia y desobediencia". Tres de ellas fueron puestas más tarde en libertad. La policía también retuvo a un grupo numeroso de miembros del 15M que intentaba acceder al recorrido.

“7.000 agentes, de ellos 2.100 antidisturbios ya lo dice todo. O somos muy peligrosos o aquí algo no funciona”, afirma a cuartopoder.es uno de los asistentes a la convocatoria en Tirso de Molina. “Madrid está tomado como si hubiera un Estado de guerra”, señala un hombre presente desde el inicio de la marcha. “Yo llevaba escondida mi bandera republicana en ciertas partes, mi novia también y hemos pasado los controles por eso. Hemos llegado a Gran Vía y la verdad es que lo que hemos visto ha sido poca gente apoyando el desfile monárquico. Después hemos llegado cerca de Sol. Había mucha gente con banderas escondidas y hemos escuchado que en Montera gritaba un grupo de 50 o 100 con banderas. La policía les ha rodeado y desde Sol otros mirábamos. Han empezado a obligarnos a retirarnos. Nos decían que no podíamos estar ahí y empujaban. Luego han dejado salir al grupo de Sol para que bajaran a Tirso y descongestionar aquella zona. Nos han escoltado hasta aquí, ha habido alguna palabra con gente  monárquica, pero nada más, un intercambio de gritos a distancia”, relata un manifestante.

También hubo gente que no se había enterado de la desconvocatoria oficial y que intentaron acceder a Sol igualmente según nos afirman varias personas presentes en Tirso de Molina. “He llegado a las 12:45 a Sol, pero he visto a todos los republicanos desde el otro lado, he llegado tarde. Además iba un poco camuflado, con la bandera escondida y una camiseta de la selección española encima de esta republicana. Me he dado la vuelta y luego me he unido al grupo en Tirso de Molina donde ha estado el grueso dela manifestación y ya he sacado la bandera”, explica un joven.

Vídeo de la concentración en la plaza de Tirso de Molina / Javier Díez (cuartopodervideos)

Miedo al despliegue policial

Una chica explica a este medio que el paso de la manifestación republicana le ha pillado en su casa. “Ayer por la noche me pasé por el centro y no me sentía en casa con tanto despliegue, me daba miedo salir a la calle. Entonces he decidido en un primer momento verlo todo en televisión porque no me iba a sentir cómoda si salía a la calle. Era como si me estuvieran insultando, y a muchos españoles. Entonces en Espoz y Mina he sacado mi bandera por el balcón y he bajado. Quieren hacer presión para que no salgamos”.

La sensación en varios de los asistentes consultados por este periódico es similar en cuanto al miedo que en su opinión intentan infundir a la gente con sentimientos  republicanos. “He salido de mi casa y he tenido un helicóptero encima de mi cabeza todo el rato. La represión ha sido brutal y no han permitido las banderas republicanas ni gritos reivindicativos”, señala un manifestante. “Es una barbaridad, es el miedo que tienen. Están viendo que cambia la tortilla porque la juventud no piensa como hace unos años. Temen por su trono que van a perder lo que tienen ahora. Lo que pretenden es mantenerlo y continuar con la clase obrera como esclavos. Han creado una situación de miedo para que no salga la gente a la calle, para que no saquen la bandera republicana y encima a los que lo han hecho les han pedido la documentación y requisado banderas. Se supone que habrá multas,normalmente es para eso. Se valen de las fuerzas de seguridad para no dejar que nos movamos”, relata un veterano manifestante.

Poco a poco los asistentes en Tirso de Molina han ido dispersándose hacia las 14:00 de la tarde no sin advertirse unos a otros sobre la precaución con las banderas, ya que la atenta mirada de varios policías, tanto de paisano como uniformados alrededor de la plaza les alertaba.

Concetración_republicana_Tirso_Molina_miedo_y_represión
Un momento de la concentración republicana que se ha celebrado esta mañana en la plaza de Tirso de Molina (Madrid). / Javier Díez (cuartopoder.es)
(*) Miguel Muñoz es periodista.