Una Corona menos barata de lo que parece

José Luis B. Benayas *

presupuesto_casa_real1
Evolución del presupuesto de la Casa Real desde el año 2010. / casareal.es

Más allá del debate en torno a la sucesión del Rey Juan Carlos por el hasta ahora Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, hay una cuestión transversal en torno a la Corona española que de tanto en cuanto sale a la luz pero no adquiere excesiva relevancia: su financiación. A priori, y con los números fríos delante, cabría concluir que la Casa Real española resulta más barata que sus homólogas europeas. Así se desprende de esos 7,775 millones de euros que los Presupuestos Generales del Estado consignaron a la Casa Real para todo el año 2014, cifra de la que precisamente se hace eco la página web de la institución. La Casa Real belga cuenta con más de 38 millones para el mismo ejercicio, la holandesa alcanza los 40 millones y la británica supera los 42 millones.

Publicidad

La “austeridad” de la Corona española también queda reflejada en los salarios de los miembros de la Familia Real. El Rey recibe una dotación que asciende a 140.519 euros para todo el año, así como otros 152.233 euros en concepto de gastos de representación. Se queda muy lejos de los 825.000 euros anuales que cobra Máximo, el rey de Holanda; los más de 11 millones de euros que percibe Felipe de Bélgica; y los 10,5 millones que van a parar a manos de Isabel de Inglaterra. Los consortes, el heredero al trono (el Príncipe de Asturias ha venido cobrando justo la mitad que su padre) o las Infantas también perciben menos que sus homólogos europeos. En España incluso contamos con el caso de la infanta Cristina, que ni siquiera recibe una retribución del erario público desde que fuese apartada de las actividades reales a finales de 2011.

Si los presupuestos mantienen su vigencia tras la sucesión, el futuro Rey Felipe VI cobrará algo más de 292.000 euros brutos anuales, y la Reina consorte, Letizia, un 45% de esa cantidad (como máximo). Casa Real ha aclarado, asimismo, que la futura Princesa de Asturias, la infanta Leonor, no cobrará hasta su mayoría de edad, desmintiendo los rumores que insistían en que la pequeña, que aún no ha cumplido los 9 años, iba a percibir más de 102.000 euros anuales. La retribución del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía serán decididas por el propio Felipe VI.

La página web de Casa Real detalla que la Familia Real percibe algo menos de 700.000 euros anuales en concepto de salarios. La partida más cuantiosa, de 3,78 millones de euros, se dedica a “gastos de personal”, pese a que el Departamento de Comunicación no ha sabido trasladar a este periódico el número exacto o aproximado de trabajadores con los que cuenta la institución. Otros 3,1 millones se destinan al capítulo de bienes y servicios, mientras que los 100.000 euros restantes se reparten a partes iguales entre un fondo de contingencia (para hacer frente a imprevistos) y un fondo para inversiones. El desglose, conocido públicamente desde finales de 2011 (pues con anterioridad y desde el año 1979 no se conocía la manera en que el Rey distribuía la asignación presupuestaria total), incluye más detalles. Así, y en el capítulo de personal, la web de Casa Real indica que se destinan algo más de 700.000 al pago de salarios de altos cargos; 66.000 y 65.000 euros a personal laboral y funcionarial; y lo que es más sorprendente, algo más de 2,6 millones a incentivos al rendimiento. Igualmente, Zarzuela ha tenido a bien especificar un poco más los gastos en bienes y servicios (y así, por ejemplo, se dedican casi 2 millones de euros a material y suministros, sin más explicación). Pero la transparencia llega hasta ahí, muy lejos de la que ofrecen monarquías como la británica, cuyo presupuesto explicita incluso el dinero que se dedica a la compra de cubertería o candelabros.

 

Partidas_gastos_Casa_Real
Desglose de los gastos de la Casa Real en 2013 y 2014. / casareal.es

Austeridad relativa

Y, como era de esperar, la financiación de la Casa Real va mucho más allá de la partida de 7,775 millones de euros. Buceando en los Presupuestos Generales del Estado, varios ministerios dedican cantidades de forma más o menos explícita a sostener la Corona. En concreto, el Ministerio de Presidencia ha destinado este año una partida de 6,048 millones de euros al ‘Apoyo a la gestión administrativa de la Jefatura del Estado’. Tal y como se desglosa en el presupuesto, la mayor parte de esa cantidad se reserva para el pago a funcionarios.

Hay más: de Presidencia también depende el presupuesto de Patrimonio Nacional, que para 2014 se lleva algo más de 110 millones de euros. Si bien es cierto que esa cantidad no puede imputársele a la Casa Real (puesto que ese patrimonio está bajo la tutela del Ministerio de Presidencia), es necesario recordar que el Rey y su familia pueden utilizar los bienes de ese Patrimonio Nacional como residencia o para la celebración de actos oficiales. En su día la monarquía cedió la propiedad al Estado, pero se reservó los derechos de usufructo. Hablamos de un patrimonio que abarca el Palacio Real, la Casita del Príncipe en El Pardo, el Palacio de la Zarzuela, el monasterio del Escorial, La Granja de San Ildefonso de Segovia, el monasterio de Yuste o el Palacio Real de la Almudaina de Palma de Mallorca, entre otros. Es cierto que con la crisis económica el uso de estos espacios para actos oficiales se ha reducido, y que obviamente la Familia Real reside casi todo el año en el complejo de la Zarzuela. Pero no es extraño pensar que, de esos 110 millones, una porción reseñable termine destinándose a Casa Real. Calcular la cifra exacta resulta poco menos que imposible, puesto que los Presupuestos del Ministerio de Presidencia no desglosan los números hasta ese nivel.

presupuesto_casa_real2
Distribución por capítulos del presupuesto de 2014 / casareal.es

Y no podemos quedarnos ahí. El Ministerio de Defensa también dedica una cuantía específica al mantenimiento del Cuarto Militar y por tanto de la Guardia Real, formada por miembros de los tres cuerpos del Ejército (Tierra, Mar y Aire). El departamento que dirige el ministro Pedro Morenés no ha podido facilitar, al cierre de este artículo, la cantidad que se destina a este capítulo. La Guardia Real se encarga de proporcionar la guardia militar, rendir honores y dar escoltas solemnes al Rey y a los miembros de la Familia Real que se determinen, así como a los Jefes de Estado extranjeros de visita oficial en España, cuando se ordene. El departamento de Comunicación de Zarzuela se ha comprometido con quién este artículo escribe a abordar el sostenimiento público de la Guardia Real y clarificar el número de efectivos que la componen una vez que pasen los fastos de la sucesión.

Pero hay más: El Ministerio de Asuntos Exteriores, consultado por este periódico, es el que sufraga los viajes oficiales del Rey y del resto de miembros de la Familia Real. En concreto, y hasta este mes de junio, han sido quince los desplazamientos oficiales. El Rey ha acudido, entre otros, a Arabia Saudí, Omán, Bahrain o Kuwait; la Reina, a Nueva York,y el Príncipe, a El Salvador o Costa Rica.

Y más: el Ministerio de Interior se encarga de cubrir la seguridad de Casa Real y sus miembros, y a cargo del Estado corre también el parqué móvil, sin que hasta la fecha haya trascendido el número de vehículos con los que cuenta la Corona.

Teniendo en cuenta todas estas partidas, el presupuesto global de mantenimiento de la monarquía española puede acercarse bastante más de lo que pudiera parecer inicialmente al de otras monarquías europeas. La dotación de 7,77 millones de euros es, con mucho, incompleta. En la financiación de las actividades de Casa Real intervienen, como mínimo, cuatro gabinetes ministeriales. Y las dificultades para encontrar las partidas concretas en el maremágnum de números y epígrafes que componen los Presupuestos, así como la imposibilidad de obtener respuestas directas de mano de los poderes públicos, hacen bastante difícil calcular la cifra exacta que, año a año, se destina a la Casa Real, sus miembros, trabajadores y sus actividades.

* José Luis B. Benayas es periodista.