Cospedal se asegura la mayoría absoluta en 2015 incluso con los malos resultados de las elecciones europeas

María Dolores Cospedal durante una rueda de prensa en la sede del PP
María Dolores de Cospedal, duran una rueda de prensa en la sede del PP en 2013. / Emilio Naranjo (Efe)

María Dolores Cospedal dejaría muy probablemente la Presidencia de Castilla-La Mancha si en las elecciones autonómicas de 2015 las votaciones fueran similares a las habidas el pasado mes de mayo con las elecciones al Parlamento Europeo, siempre y cuando se hubiera mantenido la anterior ley electoral. Ésa es la razón por la que Cospedal ha reformado el Estatuto de Autonomía y acaba de cambiar, manu militari, la ley electoral de Castilla-La Mancha: así, Cospedal se asegura la mayoría absoluta. Cuartopoder.es ha tenido acceso a las extrapolaciones de resultados electorales realizadas por la oposición y solamente con la opción de bajar a 33 diputados -la que va a elegir finalmente el PP- Cospedal consigue mantenerse en el poder, incluso con los malos resultados del PP en las elecciones al Parlamento Europeo del pasado 25 de mayo en su comunidad.

Toda la oposición ha acusado al unísono a Cospedal de "pucherazo", y cuartopoder.es ha podido confirmar que la reforma de la ley electoral que Cospedal ha decretado en su comunidad le concede el mantenimiento de la Presidencia autonómica casi in eternum. De hecho, si extrapolamos los resultados de las elecciones del pasado 25 de mayo y los llevamos a las autonómicas de 2015 en Castilla-La Mancha, gracias a que Cospedal va a rebajar los diputados a elegir a 33 ganaría por mayoría absoluta.

Publicidad

Supuesto número 1: Cortes con 33 diputados autonómicos

Cospedal ha cambiado la ley electoral y va a fijar el número de diputados en 33, con lo que la cosa cambia para ella: se convierte en la 'Reina del mambo', dado que las provincias más proclives al PP son también las que elegirán más diputados. Esta sería la extrapolación de esos resultados electorales:

Supuesto 1: Cortes regionales con 33 diputados
Supuesto 1: Cortes regionales con 33 diputados. / Elaboración propia con datos del Ministerio del Interior

Como se observa con facilidad, Cospedal 'arrasa' en este escenario hecho ad hoc para ella por sus hacedores personales de pucheros. La mayoría que conseguiría el PP sería absolutísima: 18 escaños frente a un 'frente de izquierdas' de tan sólo 15 diputados. UPyD desaparece por completo del mapa autonómico. Éste es el escenario ideal... y el elegido, claro está, por los técnicos populares para garantizar el poder al PP en Castilla-La Mancha... al menos para otros cuatro años más.

Supuesto número 2: Cortes con 53 diputados autonómicos

Lo curioso de todo esto es que hace tan sólo algo más de un año, a finales de 2012, el PP cambió la Ley electoral de Castilla-La Mancha y subió en 4 el número de diputados a elegir: pasó de los 49 que fueron elegidos en las elecciones autonómicas de 2011 -en las que Cospedal llegó al poder, derrotando al socialista Barreda- a 53 que deberían ser elegidos en los comicios de 2015. Cospedal pudo hacer esa reforma porque el anterior Estatuto de Autonomía le permitía jugar con una horquilla de entre 47 y 59 diputados, y la cifra de 53 diputados autonómicos les parecía a los técnicos electorales del PP que beneficiaba a Cospedal en ese momento.

Eso era así entonces, es cierto, pero el tiempo pasaba, la popularidad y la valoración de Cospedal en la región castellano-manchega se hundían cada día más y los sondeos internos que manejaban tanto populares como socialistas pronosticaban una importante bajada de los populares y un incremento de votos de la oposición. Es decir, que el PP iba a perder perder la mayoría absoluta, con lo que Cospedal podría dejar de gobernar en Castilla-La Mancha.

La extrapolación de los resultados para el Parlamento Europeo a las elecciones de 2015 en el supuestos de elegir a 53 diputados, tal y como quería inicialmente Cospedal, es la siguiente:

Supuesto 2: Cortes regionales con 53 diputados.
Supuesto 2: Cortes regionales con 53 diputados. / Elaboración propia con datos del Ministerio del Interior

Como se ve, Cospedal pierde la mayoría absoluta y está a expensas de pactar -de forma muy poco probable- con UPyD, que consigue 4 escaños. Lo más probable es que Cospedal dejara la Presidencia autonómica, o bien que gobernara muy en precario.

Ante ese malísimo escenario de pérdida del poder, la respuesta de Cospedal y su equipo no se hizo esperar y el pasado 13 de marzo, el Congreso de los Diputados aprobó -sólo con los votos del PP- la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha para reducir a la mitad el número de los diputados autonómicos a elegir en las elecciones de 2015. Es decir, que de todo el Estatuto, los populares sólo reformaron el artículo 10.2 para reducir el número de parlamentarios de las Cortes regionales de un máximo de 59 escaños posibles a una horquilla de entre 25 y 35 diputados.

Así las cosas, y gracias a la reforma del Estatuto de Autonomía, las Cortes de Castilla-La Mancha pudieron aprobar finalmente hace sólo dos días reducir la horquilla para elegir diputados: la anterior estaba entre 47 y 59 (se eligieron finalmente 49 en las elecciones de 2011, las que ganó cospedal); la actual ha quedado fijada entre 25 y 35 diputados. A fecha de hoy, de acuerdo con la población actual de Castilla-La Mancha, Toledo quedaría con 9 escaños autonómicos, Ciudad Real con 8, Albacete con 6 y Cuenca y Guadalajara con cinco escaños cada una, aunque la cifra final -que seguramente será de 33- sólo se conocerá cuando en 2015 se lance el decreto de convocatoria de elecciones.

Supuesto número 3: Cortes con 35 diputados autonómicos

Como vemos, la nueva ley electoral que Cospedal se ha sacado de la manga fija en 35 el número máximo de escaños a elegir. ¿Qué ocurriría si finalmente, al convocar elecciones, el decreto de convocatoria cifrara en 35 -el máximo permitido por la nueva ley- los diputados del parlamento autónomo? La extrapolación con respecto a los resultados para el Europarlamento del 25 de mayo pasado es la siguiente:

Supuesto 3: Cortes regionales con 35 diputados
Supuesto 3: Cortes regionales con 35 diputados. / / Elaboración propia con datos del Ministerio del Interior

En este escenario, UPyD desaparecería y Cospedal podría conseguir la mayoría absoluta, pero a tan sólo un escaño de un 'frente' PSOE-IU. Es decir, que quedaría sujeta a unos vaivenes electorales que podrían quitarle la mayoría absoluta el mismo día de las elecciones. Por lo tanto, este escenario no es factible y ha sido rechazado por los 'técnicos' del PP.