Luis Alegre: “Me sorprendería que Podemos impulsara una candidatura rival a la de Ada Colau”

Luis Alegre, portavos de Podemos./ Alejandro Torrús
Luis Alegre, portavoz de Podemos. / Alejandro Torrús

Luis Alegre, portavoz de Podemos, acaba de terminar una conexión en directo para una cadena de televisión desde la plaza del Museo Reina Sofia en Madrid. Se despide del equipo técnico con un “vamos a echarles”. Y otra vez: “Vamos a echarles”. Alegre tiene claro que Podemos puede llegar al poder y desarrollar una “revolución democrática”. La misma revolución que afirma está llevando a cabo Podemos y que tomará forma el próximo octubre con la celebración de la asamblea constituyente.

Este proceso no llegará a su fin hasta después del 15 de noviembre. Será entonces cuando se conozca, de manera definitiva, la estructura del partido, sus líderes y las “grandes directrices” de su estrategia política. A partir de este momento Podemos irá “concretando municipio a municipio” en función de “la realidad concreta del lugar”. De momento, asegura Luis, no hay nada decidido aunque le sorprendería que “Podemos impulsara una candidatura rival a la de Ada Colau” en Barcelona.

Publicidad

Tras las elecciones del 25M, Pablo Iglesias señaló que comenzaba el momento de fundar un partido que esté preparado para gobernar. ¿En qué fase se encuentra ahora mismo Podemos? 

Estamos en la primera fase de nuestro proceso constituyente. Hasta mediados de septiembre estamos en una fase de discusión abierta entre círculos, gente a título individual, etc. a través de Plaza Podemos, que es la herramienta que hemos habilitado para que todo el mundo pueda participar y hacer sus propuestas. El objetivo es discutir tres documentos: el de principios éticos, el de estrategia política y el de organización. A mediados de septiembre, comenzará una nueva fase en la que los Círculos podrán hacer sus propuestas sobre estos documentos e incluso incorporar nuevos. Entonces abriremos un espacio de diálogo para poder reducir y componerlos entre ellos para dejarlos en el menor número posible.

Así llegará Podemos a su encuentro ciudadano del mes de octubre. ¿Cuando se conocerá el portavoz de Podemos, siempre en el caso en el que se apruebe la estructura preparada por el equipo de gestión?

No antes de la primera quincena de noviembre. La asamblea ciudadana será el último espacio de deliberación, esta vez presencial, donde se presentarán las propuestas en documentos, se tratará de integrar en una misma propuesta todo lo que sea posible y se defenderán aquellas que no hayan podido converger. Acto seguido se abrirán votaciones durante tres o cuatro días para elegir las propuestas de modelo organizativo, líneas generales de estrategia política y de organización. Será entonces cuando se abrirá el proceso de presentación de candidaturas para los diferentes órganos internos de Podemos. No creo que el proceso pueda acabar antes de la primera quincena de noviembre.

Usted es el primer responsable de los pre borradores lanzados por el equipo de gestión y que sirven de punto de partida para la discusión de Círculos y en la Plaza Podemos. El borrador que más polémica ha generado ha sido el de la estructura organizativa de Podemos [ver aquí]. Las dos críticas más frecuentes han sido que, por una parte, se asemeja al PSOE en la elección del órgano ejecutivo y que, por otra, es demasiado centralista.

Creo que la crítica de que es parecida al PSOE se trata de una confusión y nada más que una confusión. La primera diferencia fundamental es que es la gente la que tiene la última palabra respecto a todo y al mismo tiempo hay mecanismos de revocación: la misma legitimidad que ha elegido a alguien le puede revocar. Cualquier comparación con el PSOE es cómica. Por otro lado, respecto a la crítica de ser una organización centralista creo que lo que genera más dudas es que es el elegido como portavoz el que propone al Consejo Ciudadano una lista de 10 a 15 personas, que formarán el Consejo de Coordinación. Entiendo que esto genera más dudas y me encargaré de explicarlo y de defenderlo ante la asamblea. Se trata de entender la diferencia entre poder judicial, legislativo y ejecutivo. Mientras que el Consejo Ciudadano sería el poder legislativo, el Consejo de Coordinación sería el ejecutivo y es normal que sea un equipo de confianza.

Una de las disyuntivas a la que se enfrentó Podemos a la hora de organizar este proceso constituyente fue el poder que otorgaba a los Círculos tanto a la hora de votar en esta asamblea ciudadana como en la organización que aquí se adopte. En el pre borrador aportado por el equipo de gestión se define a los Círculos como “la herramienta con la que Podemos promueve la participación, el debate y la relación activa con la sociedad”, pero no le otorga ninguna capacidad real. ¿Por qué se ha optado por esta función y no por otra como delegaciones territoriales con capacidad de voto a nivel estatal?

Esta decisión forma parte del espíritu de Podemos y del modo en el que queremos hacer las cosas. Los Círculos son la unidad territorial básica pero no es la única forma de participar en Podemos. Creemos que todo el mundo tiene el mismo derecho a participar y este es el espíritu con el que se celebraron las primarias abiertas a la ciudadanía, por ejemplo. Respecto a los votos en la asamblea constituyente, creemos que es mejor la fórmula un inscrito en Podemos/un voto por la propia lógica del proceso. Si nos enfrentamos a nuestro momento constituyente, las decisiones no pueden ser tomadas por delegados de círculos porque son estructuras que no están formalmente constituidas. Aún no hemos aprobado ningún protocolo de validación de círculos y hasta que no tengamos un protocolo de validación de círculos no puede haber un mecanismo formal de para establecer la participación de estos. De todos modos, si alguien considera que sería mejor una estructura más tradicional de voto por delegados puede proponerlo en la asamblea constituyente y serán los inscritos en Podemos quienes decidan.

Han señalado en alguna ocasión que su propósito es llevar a cabo una revolución democrática. ¿Qué medidas de participación está implementando Podemos para llevar a cabo esta revolución dentro de su partido?

Si actualmente no se consulta a la ciudadanía en otros partidos políticos no es por falta de técnicas informáticas sino por falta de voluntad política. No es caro consultar a la gente y es técnicamente sencillo. Ahora mismo estamos utilizando Plaza Podemos, una página sostenida por Reddit, que es una herramienta que utilizó mucho Obama en su campaña electoral y que es la segunda página más visitada en el mundo tras Google. De hecho, los responsables de la herramienta nos llamaron sorprendidos porque habíamos conseguido 250.000 visitas y también nos señalaron que estábamos utilizando la herramienta al revés del Partido Demócrata. Mientas ellos utilizaban un sistema de comunicación de arriba a abajo, el nuestro es de abajo a arriba. Un ejemplo son las ruedas de masas. La gente plantea preguntas y las más votados son contestadas por el entrevistado. También vamos a aplica una nueva herramienta, española, que va a revolucionar a nivel mundial la comunicación de muchos a uno y vamos a continuar desarrollando diferentes herramientas de participación. Va a suponer una revolución democrática y vamos a demostrar que la democracia no está reñida con la eficacia.

Esto es la revolución democrática aplicada un partido político, Podemos. ¿Cómo se aplica esta “revolución” a un Estado? ¿Qué medidas concretas hay?

Evidentemente, queremos aplicar la revolución democrática a las instituciones del Estado. Todos los mecanismos de participación democrática y de garantías que planteamos para el partido nos gustaría verlas recogidas en la estructura legal del Estado. Hay un montón de cosas que dependerán de la asamblea y otras muchas que van en el ADN de Podemos. Lo que está claro es que Podemos no concibe un orden legal en el que los ciudadanos no puedan forzar una consulta respecto a la privatización de servicios públicos o la venta de empresas públicos ni donde las cúpulas de dos partidos puedan pactar para cambiar la Constitución.

¿En el ADN de Podemos está la apertura de un proceso constituyente?

En cierto modo e inevitablemente sí. Tenemos una Constitución que restringe los mecanismos de control a partidos políticos y los mecanismos de participación ciudadana, como en el caso de la ILP. No sólo es descabellado el número de firmas que hay que conseguir sino que ademas ninguna ILP puede afectar a leyes orgánicas y lo que es mas grave: el sistema de ILP hace que puedas reunir dos millones de firmas para exigir al Congreso que discuta una cosa y que la casta del Congreso diga que no lo acepta que y la deliberación haya durado quince segundos. Además, el pacto constituyente lo han roto ellos con la reforma del articulo 135 y dejando sin validez ninguna los derechos constitucionales que remiten al derecho vivienda, a la educación o a la sanidad.

Respecto a las próximas elecciones municipales. Intuyo que toda respuesta me va a remitir a la asamblea constituyente de octubre, pero es obligatorio preguntar. ¿Cual es la postura del equipo fundador de Podemos respecto a Guanyem Barcelona?

Como decías todo queda subordinado a lo que decidamos en la asamblea constituyente. De momento, al menos personalmente, miro con atención y con simpatía distintos proyectos que están surgiendo con el mismo objetivo con el que surgió Podemos: la recuperación de instituciones para los ciudadanos. Si me preguntas personalmente, en una hipotética candidatura encabezada por Ada Colau en Barcelona y que defiende los mismos objetivos que Podemos, es decir, recuperar instituciones, me resultaría sorprendente que Podemos impulsara una candidatura rival a la de Ada Colau. En cualquier caso, de momento, todo lo que hagamos o digamos tiene nivel provisional ya que se tiene que aprobar en la asamblea constituyente.

También están saliendo en varios puntos del Estado distintos proyectos de convergencia político y social con el objetivo de presentarse a las elecciones municipales que van adoptando el nombre de Ganemos. La misma pregunta, ¿qué actitud hay hacia ellos?

Todos estos procesos de Ganemos albergan una heterogeneidad enorme. En este sentido, lo que habrá que hacer en la asamblea ciudadana es fijar grandes líneas estratégicas con carácter general y después habrá que ir concretando municipio a municipio en función de cual sea la realidad concreta del sitio y de la plataforma. Tenemos capacidad para presentarnos con carácter amplio pero tenemos que concretar las fórmulas.

¿Hay temor de que las municipales se puedan convertir en una coladero para Podemos?

La clave en este caso será marcar reglas muy rígidas contra el transfuguismo, a favor de la transparencia y que permita detectar la más mínima irregularidad. Hay que crear reglas rígidas sobre limitación de sueldo, incompatibilidades con intereses privados, mecanismos de revocación, obligación de celebrar primarias abiertas, etc.

Tras el 25 M también ha estado encima de la mesa la opción de la convergencia o frente amplio con Podemos, Izquierda Unida y Equo, entre otros actores. En una entrevista que concedió Pablo Iglesias a este medio afirmaba que en la medida en la que gente como Alberto Garzón tuviera más peso en la organización sería más fácil la convergencia. Garzón ha sido responsable del Proceso Constituyente. ¿Está ahora más cerca esta convergencia?

Con Garzón es obvio que la relación de confianza y de respeto es fluida. Es verdad que le han encargado la convergencia, que puede parece un puesto de mayor responsabilidad pero, desde luego, lo que está en nuestro ADN es no ir a firmar ningún tipo de acuerdo ni pactar ningún tipo de lista ni de convergencia entre cúpulas. Si la pregunta es si habrá pacto entre Pablo Iglesias y Garzón te digo que eso es imposible. No forma parte de nuestro modo de hacer política. Alberto Garzón lo que de momento no tiene es la posibilidad de romper con la lógica interna, y legítima, de su partido, que elige su programa, sus listas, sus responsables políticos y cargos públicos de manera interna a través de sus propias órganos de dirección, que también es legítimo.

Hasta ahora sabemos cómo no quiere pactar Podemos. Entre cúpulas. De cara a una posible convergencia para las municipales, ¿es factible un escenario en el que Podemos hace primarias abiertas, IU celebra sus propias primarias, Equo las suyas y los elegidos de cada formación junto a ciudadanos y representantes de movimientos sociales compitan en otras primarias abiertas en un espacio de convergencia como Ganemos Madrid?

Cualquier escenario que no rompa con los principios básicos es un escenario posible. Este escenario no rompe esos principios, por tanto, es posible. Pero todo depende de que así lo decida la asamblea ciudadana y si así lo ratifica posteriormente.

¿Cómo reciben en Podemos las noticias que dan por hecho que los Ganemos son la etiqueta electoral de Podemos para las municipales?

Con sorpresa. Deben tener más información que yo. Ya digo que es un escenario posible, pero que lo den por hecho es sorprendente. Significa que no han entendido los mecanismos de funcionamiento de Podemos. Es tener la cabeza estancada en las viejas formas de hacer política. Te aseguro que nosotros no sabemos la estrategia política de Podemos. Para alguna gente resultada difícil de entender. Pero es así.

Cambiando de tercio. Hoy [por ayer] El País ha publicado los datos de Metroscopia, que atribuyen a Podemos un 10,7% de los votos en unas hipotéticas elecciones generales. El CIS, hace apenas una semana, otorgaba a la formación un 15,3% de los votos. ¿Cómo valoran esta última encuesta?

No nos ha sorprendido porque se trata de una valoración extraordinariamente conservadora. Sin querer hacer leña del árbol caído, Metroscopia se equivocó en las europeas un 8% de más en el caso del PP, en un 7% de más en el caso del PSOE y en un 6% de menos  en el de Podemos. Ahora esta encuesta se empeña en dar al PP y al PSOE los mismos resultados que estimó hace tres meses. Los resultados son exactamente los mismos que estimó hace tres meses cuando quedó bastante desacreditada al haber fallado de una forma tan estrepitosa.

Para terminar. Este fin de semana se han producido los últimos ataques a Podemos de una larga lista. Esta vez han llegado desde el periodista de Telemadrid Herman Tertsch que ha asegurado que Podemos “matará a gente por cuestiones ideológicas”.

Sí, y Ximo Puig (PSOE) también nos comparó con Mussolini. Lo valoramos como un signo de inquietud de la casta. Ven por primera vez peligrar sus privilegios y están aterrorizados. Este pánico lo muestran con campañas de injurias y calumnias y cosas tan insólitas como el intento de cambiar las reglas e impulsar una especie de ley electoral Anti-Podemos. Tanto la campaña de injurias y calumnias como lo que tiene que ver como el intento de cambiar las reglas del juego son un signo de nerviosismo de la casta.