Sánchez vende sus primeras propuestas con un «Dicho y hecho»

Pedro_Sanchez_sede_PSOE
Pedro Sánchez saluda a los simpatizantes, puño en alto, tras su victoria en las Primarias del PSOE celebradas el pasado mes de julio. / Víctor Lerena (Efe)

El flamante secretario general del PSOE presume de cumplir su palabra de inmediato, lo más pronto que puede. Tan es así que su primer mensaje interno a los militantes socialistas ha sido que transmitan a la ciudadanía que sus primeras propuestas, las que adelantó en el Congreso Extraordinario cuando fue elegido, "se traducen ya en acciones y medidas concretas".

Publicidad

Así lo expresa en un argumentario al que ha tenido acceso cuartopoder.es cuyo título es un significativo "Dicho y hecho". En el texto se asegura que Sánchez "responde a la urgente necesidad de hacer frente a la difícil situación que viven en España los más de 2.000.000 de desempleados que no perciben ningún tipo de renta y los 700.000 hogares que carecen totalmente de ingresos". De hecho, se añade, el PSOE ha calculado que su financiación ascendería a 5.100 millones de euros y cubriría a 1.000.000 de personas aproximadamente. "Sería coyuntural ya que permanecería en vigor mientras tengamos una tasa de paro por encima del 15% y además está en consonancia con el compromiso adquirido por el Gobierno en el marco del diálogo social abierto", se destaca.

Otro compromiso cumplido de inmediato, añaden, es el de la transparencia interna que se aprobó en la primera reunión de la nueva Ejecutiva . El partido, precisa el argumentario, "ha publicado en su web las cuentas del PSOE de los ejercicios correspondientes a 2012 y 2013. Un compromiso que se extiende también a la publicación de la ejecución presupuestaria por trimestres de las cuentas del ejercicio en curso".

El primer semestre de 2014, precisan, se dará a conocer en septiembre. Mes en el que, además, se van a publicar las declaraciones de bienes, rentas e intereses de los cargos del PSOE y de su gerente, porque Sánchez quiere que haya transparencia total en la vida pública y en las instituciones y que los socialistas continúen dando ejemplo de ello. En un primer momento se harán públicas las declaraciones de los miembros de la Ejecutiva Federal, de los componentes de la dirección de los tres grupos parlamentarios (Congreso, Senado y Parlamento Europeo) y del Director Gerente del partido. Datos que se dejarán colgados en su web, "concretamente en un portal de Transparencia, de nueva creación, de manera que puedan conocerlas todos los españoles".

Ambas son medidas que responden a lo manifestado por Sánchez en la clausura del Congreso Extraordinario en el que fue elegido líder del partido: "El único patrimonio que exigiré a los responsables políticos será el patrimonio de la honradez y la transparencia. El patrimonio de la ejemplaridad".

Otro frente de acción inmediata es el de la reforma fiscal. El PSOE seguirá combatiendo la reforma del PP y demostrando que existe una alternativa más justa. La filosofía es elemental. A juicio de los socialistas, hay que oponerse a la reforma fiscal de Mariano Rajoy porque beneficia a las rentas altas y las grandes corporaciones en detrimento de las rentas medias y bajas y de las pymes. Y, además, anticipa posibles subidas de impuestos indirectos o nuevos recortes del Estado de bienestar.

Para ello, presentará en el Congreso, de inmediato, una enmienda a la totalidad de la propuesta del Gobierno, en la que se incluyen el IRPF, el Impuesto de Sociedades y otros tributos. También lanzará una ofensiva política, más allá de las Cortes, para demostrar que se pueden recaudar impuestos de una manera mucho más justa y eficaz. Esto es, concretando su alternativa fiscal en dos grandes ejes: debe pagar más el que más tiene (y para ello el PSOE propone medidas como unir en un solo impuesto renta y patrimonio) y potenciando la lucha contra el fraude fiscal, dejada de lado por el Gobierno. Según calcula el PSOE, su propuesta incrementaría la recaudación en 40.000 millones en 4 años.

Un ejemplo más del "dicho y hecho" al que alude el argumentario es que el PSOE ha sido coherente con su promesa electoral europea de votar ‘no’ a Juncker. En ese punto se recuerda lo que dijo el nuevo secretario general en el Congreso Extraordinario: "Quizás alguien crea que las campañas electorales y lo que decimos en los mítines se lo lleva el viento, que una cosa son las promesas y luego viene la política real. Pues bien, para mí está claro: si prometemos votar ‘no’ a Juncker, votamos ‘no’ a Juncker". Y eso fue lo que hicieron los eurodiputados del PSOE negando el apoyo en el Parlamento Europeo a su nombramiento como presidente de la Comisión Europea.

Finalmente, Sánchez muestra otro elemento de coherencia entre discurso y hechos: el rechazo a la elección directa de alcaldes que propugna el PP a pocos meses de las municipales. Los socialistas, dice el argumentario, también han sido claros y rotundos en su negativa a reformar ahora la ley electoral "con la que el PP quiere trampear y confeccionarse un traje a medida de cara a las elecciones municipales". Como también dijo Sánchez tras la entrevista con Rajoy del pasado 28 de julio, el PSOE "no va a entrar en ese tipo de negociación" y no va a aceptar "que se cambien las reglas del juego cinco minutos antes de que termine el partido".

En definitiva, concluye el texto, son acciones o medidas concretas con las que el PSOE atiende a los que más está golpeando la crisis y más precisan de la ayuda de todos, responde a las demandadas ciudadanas de transparencia, ejemplaridad y regeneración en las instituciones y en los partidos políticos, busca que los españoles reciban un trato más justo, también fiscalmente, y defiende la calidad de nuestra democracia. Y son propuestas creíbles y solventes, como demuestra, dicen, el hecho de que se han llevado a la práctica rápidamente y se han comprometido o traducido en iniciativas parlamentarias. A lo que añaden que "son realistas y, en su caso, perfectamente financiables por las arcas públicas".

El último mensaje a la militancia y los ciudadanos da una idea clara de la pretensión de Sánchez: "Con estas y otras medidas que se irán desgranando el PSOE va a construir un proyecto ilusionante y sólido, de izquierdas, diferenciado del de la derecha, que recoja las demandas de aquellos que más sufren y ponga también el acento en la clase media y trabajadora, tan castigados todos ellos por las políticas de Rajoy". "Y es que el PSOE –remachan- se ha puesto de nuevo en pie y en marcha".