ERC acepta una coalición con CDC para sustituir el referéndum por elecciones

3
En primer plano, el diputado de ERC, Alfred Bosch, hablando con Cayo Lara (IU) momentos antes de la reunión de la Diputación Permanente. / Sergio Berrenechea (Efe)
En primer plano, el diputado de ERC, Alfred Bosch, hablando con Cayo Lara (IU) momentos antes, ayer, de la reunión de la Diputación Permanente. / Sergio Barrenechea (Efe)

Esquerra Republica de Catalunya (ERC) está dispuesta a formar una coalición o bloque electoral con Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) para ayudar a Artur Mas a burlar el referendo del 9 de noviembre sobre si los catalanes quieren ser un Estado y un Estado independiente, siempre y cuando el compromiso sea “de fondo y no para salvar los muebles”. Este es el mensaje que el portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, dejó caer ayer en conversaciones informales con algunos periodistas en la capital del Reino. Con ello aceptó implícitamente que Mas no convocará el referendo, sino elecciones autonómicas anticipadas al mes de febrero.

Todas las miradas se concentraron en el portavoz de ERC durante la sesión de la Diputación Permanente que, a instancias del PSOE, aceptó la comparencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que aclare si Jordi Pujol y sus familiares se beneficiaron de la amnistía fiscal. Y Bosch fue claro: “Que salga todo a la luz, quien la haya hecho que la pague, ya sea excelencia, honorable o señor, se llame Urdangarín, Pujol o Bárcenas”.

Luego Bosch aseguró que su formación política tiene “un interés muy especial” en alejar de la mente de los ciudadanos la impresión de que la autodeterminación sirve para tapar la corrupción. “Nada más lejos de la verdad –dijo--; pero tampoco queremos que la corrupción sirva para tapar la autodeterminación”. De ahí el interés de ERC en que “salga todo”. Por si el juego de palabras no quedaba claro, Bosch exclamó mirando entre las acolchadas ventanillas de sus párpados a los diputados del PP: “¡Tranquilos, Pujol no es Catalunya! ¡No es el proceso de autodeterminación!”

Quería decir que con el escándalo y la decepción por el presunto fraude fiscal continuado del expresident de la Generalitat y de su clan familiar no termina la aspiración independentista de los catalanes. “Aviso a navegantes: no salgan diciendo que con el caso Pujol muere la autodeterminación porque sería tan absurdo como decir que con el caso Urdangarín muere la independencia de Reino de España”. Aunque el argumento era manifiestamente mejorable, los cinco minutos a cada portavoz no dieron más de sí.

Los de CiU, entre avergonzados y acobardados, dejaron el papelón del caso Pujol a Pere Macías, quien se mostró encantado de que comparezca Montoro y explique su bravo combate contra el fraude fiscal, bien entendido, eso sí, que el artículo 95-3 de la ley tributaria, de 2003, preserva el anonimato de los defraudadores. A ese precepto apeló asimismo la portavoz del PP, Ana María Madrazo, para avanzar que el titular de Hacienda, que comparecerá de motu propio el martes, 2 de septiembre, no podrá dar nombres de los defraudadores, como ha exigido el socialista Pedro Saura. Solo dará datos tales como que 131.000 españoles han declarado bienes en el extranjero por valor de 87.000 millones de euros.

Pero el hecho de que la comparecencia de Montoro sirva para nada y menos no quita relevancia a un escándalo de tal magnitud que llevó a Macías a reconocer que el caso Pujol “es un golpe muy importante para nuestro proyecto”. A continuación aseguró que CiU está muy interesada en que se aclare todo. Y advirtió que si el asunto se utiliza para destruir un proyecto como el de CiU, no lo van a conseguir. “Nuestro proyecto va a continuar y, espero, que con el apoyo popular”.

De momento, la destrucción a la que se refirió Macías con solemne entonación de locutor de doblaje quedó reflejada en la ausencia del portavoz de CiU y dirigente de Unió, Josep Antoni Durán i Lleida, y en la de su número dos, también de Unió, Josep Sánchez Llibre, quien prefirió ausentarse en este punto. Luego ya, como desveló Bosch, si Mas aplaza el referendo, ERC está dispuesta a aceptar una coalición electoral con CDC para concurrir a unas elecciones autonómicas anticipadas que tendrían lugar en febrero de 2015. Sobre el futuro de Unió, las fuentes consultadas dijeron que en su escenario táctico figura la alianza con el PP catalán.


loading...

3 Comments
  1. Piedra says

    Bueno, ya se sabe que el señor Durán, un hombre de Estado, no da la cara ni por Pujol ni por Convergencia. ¿Por qué mantienen la fcición de CiU? ¿Para seguir trincando y eso?

Leave A Reply

Your email address will not be published.