Podemos: herramientas en la red al servicio de la participación política

Miguel Muñoz *

Captura de la portada de la página web de Podemos. / podemos.info
Captura de la portada de la página web de Podemos. / podemos.info

Los cambios metodológicos que ha introducido Podemos en la manera de hacer política cuentan con un elemento fundamental para entender el éxito logrado en las elecciones europeas y la popularidad de la que goza en estos momentos. La explotación al máximo de las posibilidades que ofrece Internet es una de las señas de identidad de la formación política desde sus inicios. De este modo son varias las herramientas en red que Podemos utiliza y seguirá utilizando para acercar la participación política a los ciudadanos a los que les interese.

Publicidad

“Desde el principio, la idea inicial era que Podemos iba a ser en sí una herramienta para acercar a la gente las decisiones políticas”, señala a cuartpoder.es Eric Labuske, una de las personas encargadas, junto a Miguel Ardanuy, de gestionar las nuevas formas de participación. Labuske se remite a la experiencia del movimiento 15-M para explicar que en esos momentos ya se comenzó a investigar “en formas de participación que fuesen sencillas y estuviesen al alcance de todos”.

Por aquel entonces se utilizaron herramientas como TitanPad u otras para compartir documentos online y después llegaron las herramientas como Loomio, que permite que un grupo de hasta 50 personas estén en una sala virtual donde debaten y votan. Según Labuske, Podemos apostó desde un primer momento por contactar con asociaciones especializadas en esta materia para lanzar sus herramientas tecnológicas participativas, destacando principalmente la colaboración con una de ellas, “Laboratorio Democrático” (LaboDemo). Del mismo modo, Labuske reconoce haber aprendido de errores en los métodos del 15-M. “Todos esos frenos del 15-M, esas historias que veíamos que frenaban el funcionamiento colectivo se están intentando arreglar “, afirma.

“Empezamos a investigar de qué forma canalizar de forma justa este aluvión de gente que quiere entrar o participar y facilitar a la gente que no puede ir a una asamblea porque vive muy lejos, porque trabaja o porque no quiere, que pueda desde su casa, desde un ordenador o desde su móvil participar en las decisiones de todos”, explica Labuske. Este punto, la contraposición entre las personas que se mueven físicamente a una asamblea y las que sólo participan online, fue uno de los aspectos que algunos círculos reclamaron aclarar en la primera asamblea estatal celebrada en Junio.

El hecho, según señalaron algunas opiniones en aquel encuentro, es que hay ciertos sectores sociales menos acostumbrados al uso de las nuevas tecnologías que pueden quedar fuera. Para Labuske, hay que partir de la base de que “cuantas más herramientas de participación existan, mejor”. “Son un plus, no surgen como sustitución de la actividad física. Y vamos hacia la simplificación de esas herramientas hasta el punto de que lo único necesario para entrar en esta otra forma de participación sea un móvil. Aparte, sí que entendemos que hay muchos sectores de la sociedad que no están tan formados en el uso de estas tecnologías, por lo que estamos haciendo que en todos los círculos se generen espacios de participación territoriales, que sean los encargados de dar asistencia en el uso a la gente de su círculo, difundir sus formas de uso, etc. Eso haría que en los círculos hubiese un grupo que tuviese la función formativa”, explica el integrante de Podemos. Además destaca que al lanzar una herramienta nueva la tratan de explicarla bien y la utilizan de forma escalonada. “Sí que entendemos que la velocidad de adaptación de la gente a estas herramientas hay que respetarlo e ir acorde con ese ritmo”.

La participación centralizada en la web

Los “números” de Podemos en Internet son claros. Por un lado, son la formación política con más seguidores tanto en Facebook como en Twitter (728.729 y 333.716 respectivamente al cierre de este artículo) con gran diferencia a los segundos clasificados (IU, 108.541 en Facebook y PSOE, 152.690 en Twitter). Por otro lado han realizado dos elecciones a través de formularios web y votación personal online. En primer lugar, las primarias para elegir candidatos a las elecciones europeas supusieron todo un récord en esta materia, votando 33.165 personas. En segundo lugar, en la elección de la lista del equipo responsable de coordinar la Asamblea Ciudadana de noviembre votaron 55.882 personas. Tampoco hay que olvidar el dinero recaudado con otra herramienta en red, los diferentes crowdfundings realizados, la tienda online y la posibilidad que existe de donar fondos directamente en la web.

El último hito de Podemos es la afiliación de personas, que se realiza también de forma sencilla con un formulario online. Al cierre de este artículo los inscritos llegan a los 108.745. “Un sistema de inscripción por correo postal no hubiera permitido tanto”, destaca Labuske. Al no haber cuota de afiliación para inscribirse en Podemos se da también una vuelta de tuerca al tradicional sistema de los partidos tradicionales. Por el momento se trata de una inscripción que va a permitir que la gente pueda participar en las votaciones de la asamblea de otoño. Labuske destaca que el sistema es seguro y evita duplicidades al tiempo que valora su sencillez.

Otras dos herramientas destacan en la trayectoria actual de Podemos. La que lleva más tiempo en funcionamiento es la denominada Plaza Podemos. Una iniciativa realizada con la herramienta informática Reddit y que supone, en palabras de Labuske, “un espacio de debate y deliberación donde la gente puede votar los comentarios de otra gente y donde se ordenan de forma jerárquica las cuestiones que son más apoyadas por la comunidad”. Además se han desarrollado hasta 8 “ruedas de masas” con integrantes de la formación como Pablo Iglesias, Pablo Echenique, Teresa Rodríguez o el Círculo de Economía, entre otras. Durante varias horas esas personas debaten a través de la web con todas las personas que así lo deseen. “Ha generado un aluvión de participación increíble, con 75.000 visitas únicas con Iglesias, por ejemplo”, destaca Labuske. Por esta vía los círculos pueden hacer llegar también sus enmiendas a diferentes documentos, como en la actualidad lo hacen al borrador organizativo, político y ético.

Aunque durante la asamblea de junio ya se experimentó con ella, no ha sido hasta la pasada semana cuando se lanzó oficialmente el canal de Podemos en AppGree, una aplicación móvil que “permite la intervención conjunta y simultánea de miles de personas en una misma conversación, mediante un sistema de envío de preguntas o comentarios que son votados y, en pocos segundos, se lanza al común la propuesta de mayor consenso”. En esta jornada inaugural participaron Echenique, así como Luis Alegre e Íñigo Errejón y contó con la participación de 10.989 personas, que enviaron 16.218 propuestas y participaron en 260.179 votaciones para estructurar la conversación que mantuvieron entre ellos.

“Seguimos investigando”, concluye Labuske, aunque matizando que “hay que estar al tanto y ser coherentes con el ritmo de asimilación de la gente de estas herramientas”. Entre sus próximos objetivos, “llegar a que estas herramientas sean cien por cien accesibles para personas con discapacidad”. “Nos preocupa muchísimo y por ello trabajamos mucho. Hay que aprender entre todos la mejor forma de utilizarlas”, destaca.

(*) Miguel Muñoz es periodista.