Wert decretará dos años de pago para licenciarse en la universidad pública

21
Wert_Universidad
Wert saluda a su homólogo de Guinea Ecuatorial, Lucas Nguema, el pasado 27 de agosto, durante la XII Asamblea General de la Organización de Estados Iberoamericanos, celebrada en Ciudad de México. / Alex Cruz (Efe)

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, no renuncia a pasar a la historia como el ultraliberal que implantó el pago de las licenciaturas en las universidades públicas del Reino de España y abrió la vía de las hipotecas o créditos bancarios para poder estudiar. Esa es la previsión del real decreto que prepara su departamento con el fin de ampliar a dos años los master de pago para obtener la licenciatura en todos los títulos universitarios.

En la reunión que mantuvo a finales de julio con los responsables autonómicos de enseñanza universitaria y después con los rectores, Wert ya les dijo que modificará por decreto la estructura de todas las carreras universitarias para completar el proceso de Bolonia. La principal modificación sustancial consiste en reducir a tres años los estudios para obtener los títulos de grado. Ahora son cuatro años o 240 créditos lectivos. La reducción de los grados a 180 créditos o tres cursos, se complementará con la ampliación a dos años de los máster de pago para obtener la licenciatura, que ahora son de un año.

Publicidad

Después de unos recortes presupuestarios y un incremento de las tasas de matrículas que han expulsado de las universidades públicas a unos 45.000 estudiantes en los dos últimos años, según datos oficiales, los nuevos ajustes se presentan en forma de barrera económica para los hijos de los trabajadores y de la clase media. El coste de los máster en la Universidad Complutense de Madrid, la primera en número de alumnos, oscila entre 4.000 y 7.000 euros anuales. Si hasta ahora tenían que pagar un master de un año, a partir de la entrada en vigor del nuevo decreto, en el curso 2015-2016, tendrán que afrontar el pago de dos años para poder licenciarse.

Varios profesores universitarios consultados coinciden en que si la carga docente actual ya es escasa para formar adecuadamente a un futuro abogado, periodista, biólogo, ingeniero o maestro, la reducción de los títulos de grado a tres años les restará solvencia y capacitación profesional. Pero al titular de Educación esa observación general le importa menos que la concepción mercantilista de la educación. “Queremos ser como Reino Unido, no como Malta”, dicen que dijo en la última reunión con los rectores.

De momento, el proyecto de implantar dos años de pago en una carrera de cinco en las universidades públicas ha sido rechazado de plano por los gobiernos autonómicos del País Vasco y de Asturias. Si las autoridades educativas vascas consideran poco fundada y fundamentada esa reforma, las asturianas añaden que no se debe aplicar cuando ni siquiera se conocen los resultados de los nuevos planes de estudio de grado.

Wert ha pedido a los rectores que le envíen sus argumentos antes de que termine septiembre. Los de algunas universidades privadas ya se han escorado a favor de la modificación. Los de las universidades públicas que, de momento, son mayoría abrumadora, han informado a las distintas facultades y están en fase de consulta. La asfixia económica que padecen lleva a alguno a aceptar la vía del pago como una posible salida, si bien son conscientes de que la mayoría de los alumnos de familias humildes abandonarán los estudios al obtener el título de grado.

Aparte de la considerable reducción de estudiantes universitarios que, de hecho, ya se está produciendo en las licenciaturas --apenas el 10% de los estudiantes de las carreras de letras opta por licenciarse y pagar el máster de un año--, la inquietud ha cundido en los claustros porque la reducción de la carga docente obligatoria supondrá un nuevo ajuste de plantillas que, en términos generales, afectará a un de cada cuatro profesores.

La mayor parte de las universidades han regulado los máster para que sean rentables, de modo que si no logran un determinado número de alumnos en una asignatura, sencillamente se deja en suspenso, no se imparte o se elimina del programa. Esta experiencia se ha vivido con especial tensión en casi todas las facultades universitarias en los tres últimos años, con rescisiones masivas de contratos y supresión de departamentos. Según las informaciones recabadas por el cronista de fuentes directas y en varios medios de comunicación de ámbito autonómico, la opinión de la mayoría de los claustros de profesores es contraria a la nueva reforma por razones académicas, económicas y laborales.

En cambio, otro de los aspectos contenido en las modificaciones que proyecta Wert antes de abandonar el Ministerio, cual es la inclusión de los conocimientos profesionales entre los méritos académicos e investigadores para obtener la certificación como profesores universitarios, apenas ha suscitado oposición o recelos corporativos.

21 Comments
  1. santaklaus says

    Lo que se hace se puede deshacer. En cuanto el PP pierda el poder, que será en las próximas elecciones generales, esta ley de deroga y punto. Lo mismo que la ley del aborto de Gallardón. Basta con volver alphnto anterior y no habrá ni que hacer trabajo para deshacerlo.

  2. Piedra says

    Santaklaus, yo no estoy tan seguro. Lo único que sé es que no les hemos hecho nada malo para que quieran acabar con todo y que la derecha española es la peor epidemia, la maldición de este país de reyes, principitos y mangantes con la guardia civil y el ejército para hacernos cumplir las leyes de los ricos.

  3. MANUEL says

    La redacción del artículo es demencial.
    ¿Significa que la titulación de grado en cualquier estudio no tiene habilitaciones profesionales y será necesario cursar un master posterior?

  4. Nicolas says

    Santaklaus y Piedra: no se a qué partido votais, pero podeis estar seguros de una cosa.

    Si el PSOE gana las próximas elecciones, ya os digo yo que no va a derogar ni una coma de la reforma aprobada por Wert (PP). Y si no al tiempo, pero acordaros de esto que digo.

    El PP hace, el PSOE mantiene. El PSOE hace, el PP mantiene.

    PP = PSOE = PPSOE

    SON LA MISMA MIERDA.

  5. Piedra says

    Nicolás, discrepo de usted. psoe y pp la misma mierda no es. Manuel, el ataque a la habilitación profesional de los grados es más que claro, clarísimo, porque eliminan un año, 60 créditos, 600 horas lectivas. Qué pasa, que también se apunta usted a los matadores del mensajero?

  6. anonadado says

    No sé quien coño ha escrito pero, dándome como me da bastante asquito el señor Wert y sus políticas, denota por parte del autor un desconocimiento absoluto de la universidad española. ¿Licenciados al hacer un master? ¿Claustros de profesores? Por favor infórmese un poquito. Sólo UN POQUITO. El artículo parece estar redactado por un orangután…

  7. Ramon says

    Oraguntán Anonadado: Atrevido ignorante.

  8. Piedra says

    Si no he entendido mal el texto, lo que ese gobierno de fachas que encabeza un tipo que se embolsaba sobresueldos va a decretar es que a partir de los estudios de grado, que serán de tres años, la universidad pública va a cobrar los master de dos años para obtener la titulación equivalente a las licenciaturas, que son de cinco años. Eso queda bastante claro. Las juntas de profesores no sé si se llaman claustros o de otro modo, pero me parece un artículo clarificador sobre el nuevo ajuste que va a dejar a la universidad pública anonadada, señor anonadado.

  9. Indignada says

    Vaya ejemplo de ministro de educación, lo mejor de todo es que aún se lo permiten cuando hay miles de personas velando por los beneficios estudiantiles, ( Cuando lo más adecuado es que sea una persona con estudios específicos en el campo ) pero como vivimos en un país de corrupción..¿ qué será lo siguiente ? Poco se ríen los demás paises de nosotros vaya, así nos va! Degradante..un chute de empatía para este «usuario» absurdo.

  10. retogenes says

    El tema es muy complejo. El artículo está redactado de forma tendenciosa. Que las carreras universitarias se reorganicen no tiene, en principio, nada que ver con que sean gratis, caras o baratas. son dos temas independientes. Como es bastante independiente de los dos anteriores el del número de profesores universitarios.

    Lo cierto es que cuando se adaptó Bolonia al sistema español (y viceversa) lo más sencillo habría sido justamente lo que se va a hacer ahora: los 3 años de titulado convertirlos en grado y los dos de especialidad en máster. Los grados de cuatro años se quedan cortos por un lado y son innecesariamente largos para preparar a muchos profesionales por otro.

    No hay ninguna razón para que los másteres no se financiasen como los grados (y como las antiguas especialidades). Es no está en Bolonia y solo tiene que ver con la idea de Wert y compañía de que que estudie el que pueda pagárselo.

    Tampoco hay razón para que disminuya el número de profesores. Alguien tiene que dar clases en los másteres. Lo que no se puede hacer es condicionar la estructura de los estudios a crear plazas de profesor como se ha hecho en muchos casos. La estructura (programas etc.) de las carreas debe de estar en función de las necesidades de aprendizaje de los estudiantes.

    La vuelta al 3+2, llámese máster o especialidad en sí misma no es mala (creo que es lo que habría que haber hecho de principio). Lo que sí que es malo es que haya pocas becas y que los precios de los másteres sean muy superiores a los de los grados (en Madrid, por ejemplo). Y que Wert ys su pareja nos digan que España no puede sostener un sistema de becas que está muy por debajo de los de los demás países de nuestro entorno.

    El análisis del artículo es superficial y tendencioso.

  11. Alucinada says

    El artículo refleja claramente una ignorancia de lo que ha supuesto en España el proceso de convergencia europea. España fue de los pocos países que optó por ir en contra de la tendencia del resto. Ya teníamos la organización de las carreras para adaptarlas al 3+2 europeo, y sólo por la estrechez de miras de los dirigentes universitarios, nos quedamos a medias. El intento del ministerio actual de desfacer el entuerto no obliga a nadie. Y el precio de los máster no tiene nada que ver, aunque se debería de revisar, ya que los masteres de investigación, que,por desgracia, no ofrecen retorno económico, son muy caros. El miedo de las universidades públicas es injustificado. Su apuesta debe de ser la calidad de los estudios ofrecidos y la exigencia en la selección de profesores y alumnos frente al mercantilismo puro de muchas universidades privadas a las que el mercado pondrá en su sitio tarde o temprano. Y las Agencias de Calidad y las CCAA deberían ejercer sus funciones de evaluación y control con rigor para evitar desmanes, en lugar de mantener luchas políticas con sus dirigentes universitarios. Y viceversa, claro.

  12. Mimo says

    Es un tema delicado, y que viene de lejos. Una primera pregunta que nos podemos hacer es : por qué la reforma previa cambió la estructura general de los estudios de un 3+2 que se aplicaba y se aplica hoy en casi todos los otros paises europeos a un 4+1, eso a mayores reduciendo el nivel de los licenciados que pasaron a ser de igual nivel que un graduado, con los consiguientes problemas al salir del pais con una licenciatura?
    Muchos paises solo cambiaron el nombre de primer y segundo ciclo universitario a Bachelor y Master respectivamente, y ya.
    Otra pregunta es : por qué los masters son tan caros en nuestro pais que me saldría mas barato matricularme en un master del politécnico de Zurich (y podría incluir medio curso de alojamiento) ?
    Por qué esa diferencia de precio si un master es actualmente obligatorio hacerlo para poder hacer una carrera investigadora ?
    El incremento de los precios publicos es una auténtica vergüenza. Pero el sistema de 4+1 es igual de idiota.
    La estructura 3+2 es la que se tenía que haber mantenido pero haciendo que eso fuese igual que pasar de un primero a segundo ciclo univeesitario de una licenciatura.

  13. K. says

    Resumiendo: Wert dice que la universidades conseguirán financiarse haciendo que los dos últimos años de las anteriores Licenciaturas de 5 años (master) cuesten como si fueran a la universidad privada.
    Nos vende PESETAS A DURO, y la universidades lo saben. Saben que será su fin. Todos los alumnos que puedan pagar esas tasas huirán a las universidades privadas, donde el aprobado está «garantizado». Las públicas sólo podrán decidir entre mantener la calidad, perder alumnos y extinguirse, o subir los precios, regalar los aprobados y extinguirse. ¡Vaya dilema!
    Y Wert se asegura su jubilación impartiendo un master PRIVADO Y SECRETO de «destrucción de la Enseñanza Pública».

  14. Lucia says

    Eso de que en la comple el Master mas barato es de 4000 euros es falso. El mío costó 2000. Solo eso ya refleja lo tendencioso y desinformado del articulo.

  15. Piedra says

    Lo más interesante es que por fin se ha abierto un debate sobre una decisión que algunos quieren presentar como hechos consumados y de espaldas a la gente, según su estilo prepotente y corrupto de mando.

Leave A Reply

Your email address will not be published.