Interior ‘perdona’ al policía que en 2012 denunció que Mas y Pujol eran «corruptos»

Sánchez Fornet, en la rueda de prensa del 22 de noviembre de 2012 en la que denunció la supuesta trama corrupta de Cataluña. /Efe
Sánchez Fornet, en la rueda de prensa del 22 de noviembre de 2012 en la que denunció la supuesta trama corrupta de Cataluña. /Efe

Los policías que hace dos años eran 'malos' por denunciar la corrupción en Cataluña parece que ahora son 'buenos'. Tras el estallido judicial del 'caso Pujol' se ha despertado, por fin, la conciencia en la cúpula del Ministerio del Interior: la Dirección General de la Policía ha cancelado la inscripción de la sanción de 45 días que le impuso en 2013 al ex secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, por haber llamado en rueda de prensa "corruptos" a Jordi Pujol y Artur Mas y por haber hecho públicos los documentos de la UDEF que hablaban del supuesto expolio que Pujol y el padre de Mas habrían cometido en Cataluña. Pero Fornet no acepta el 'perdón', llama 'mentirosos' a los responsables policiales y carga contra ellos por la vía judicial.

Publicidad

El 10 de junio de 2013, la Dirección General de la Policía sancionó con 45 días de suspensión de empleo y sueldo al entonces secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet, por las declaraciones que realizó en noviembre de 2012 sobre un borrador policial que revelaba que Jordi Pujol, su mujer, Marta Ferrusola, y dos de sus hijos ocultaban un patrimonio de 137 millones de euros en Suiza. En ese mismo documento se hablaba de que el padre del actual presidente de la Generalitat, Artur Mas, también ocultaba dinero en bancos suizos e, incluso, se relacionaba al propio Mas con cuentas opacas en paraísos fiscales. En realidad, aquel fue el inicio del actual 'caso Pujol' y de la investigación de la supuesta corrupción política en Cataluña.

Pero aquello significó también una sanción por 'falta grave' contra el policía que se había atrevido a entregar esos documentos a un juzgado catalán y a denunciar públicamente la corrupción política. La sanción fue notificada en 2013 -unos días antes de que el SUP celebrara en Madrid el congreso nacional en el que Fornet dejó el cargo tras 21 años al frente del sindicato-, entró en vigor el 28 de junio de ese año y Fornet estuvo sin placa hasta el 11 de agosto.

Ahora, dos años después de aquello y tras haber estallado el 'caso Pujol' y de que se haya destapado judicialmente la supuesta trama de corrupción política en Cataluña, la Dirección General de la Policía ha enviado una carta a Fornet en la que le dice, textualmente:

"De conformidad con lo establecido en el artículo 50, párrafo segundo, de la Ley Orgánica 4/2010, de 20 de mayo, del Régimen Disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía, la cancelación de anotaciones por faltas graves requiere los elementos siguientes: a) que haya transcurrido un año desde el cumplimiento de la sanción, lo que [en su caso] se ha producido el 12 de agosto de 2014, y b) que durante aquel tiempo no hubiese sido sancionado el interesado por hechos cometidos en ese mismo período; requisitos que se cumplen en la anotación examinada". A resultas de lo cual, "procede cancelar en el expediente personal del interesado la anotación que se refiere en el resultando de este acto".

Pero Fornet no está conforme: llama 'mentirosa' a la cúpula policial porque sí ha tenido otros dos expedientes sancionadores durante este año y porque los tres expedientes -el ahora cancelado y los otros dos- están denunciados ante la judicatura.

Así lo ha manifestado Sánchez Fornet a cuartopoder.es: "Dice Cosidó [Ignacio Cosidó, el director general de la Policía] que como ha pasado un año desde que cumplí 45 días de suspensión de empleo y sueldo impuestos por él por denunciar en rueda de prensa que Pujol era un corrupto y como en ese tiempo no he vuelto a ser 'malo', el expediente está cancelado a efectos de impedir ascensos y que me lo hace saber de oficio... pues bien, es mentira".

Demuestra Fornet que en este año transcurrido ha tenido otros dos expedientes, de 15 y 20 días (que están recurridos, como el ahora cancelado, en los tribunales de justicia), y que "como no voy a ascender y la comunicación no se atiene a la verdad, voy a recurrirla para que siga vigente a todos los efectos esa sanción que sólo aceptaré que se anule por resolución judicial".

"Los responsables políticos se venden barato"

Asegura Fornet a cuartopoder.es que "los políticos están acostumbrados a que haya responsables sindicales que se compran y venden por uno o medio plato de lentejas: un puesto de trabajo ahora o en el futuro, un trato de favor para la familia (pareja o hijos), ascenso o colocando en embajadas a amigos y pelotas, que así le deben favores y mantienen el poder, cometiendo el error de creer que todo tiene precio, quizás porque ellos, los responsables políticos, también se venden barato".

Pero señala al respecto que "se equivocan" y asegura a este periódico que "ya tenía decidido que en marzo [de 2015], al acabar el mandato como vocal del Consejo de Policía, pasaría a segunda actividad", pero que ahora "le voy a dar alguna vuelta al asunto", dado que "el cuerpo me pide volver al servicio operativo. Porque si ya tengo algunas 'medallas' en mi currículo como las 46 querellas y denuncias, 11 expedientes disciplinarios y 4 veces en lista de objetivos de ETA, ser el primer sindicalista que deja la Secretaria General y vuelve a su puesto de policía sin haber ascendido ni cambiado de puesto de trabajo, sin colocarse en una embajada y sin enchufar a ningún familiar sería un buen colofón".