El triunfo de las mujeres

4
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este martes, contestando a los periodistas a su llegada al Foro Mundial de la Comunicación. / Chema Moya (Efe)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este martes, contestando a los periodistas a su llegada al Foro Mundial de la Comunicación. / Chema Moya (Efe)

El presidente del Gobierno ha confirmado la retirada del anteproyecto de ley del aborto, dice que por falta de consenso. No sabemos en qué momento ha abierto la puerta al consenso, una vez que, desde el minuto cero del 20 de diciembre en el que el Consejo de Ministro dio el visto bueno a la anteproyecto presentado por el ministro Gallardón la calle y las mujeres alzaron la voz para decir NO a la propuesta del gobierno.

Un clamor que tuvo su culmen en la movilización internacional del 1 de febrero, aquel Tren de la Libertad que recorrió España, y que tuvo sus vagones moviéndose también en varias ciudades europeas y americanas. Y en las manifestaciones del 8 de febrero, del 8 de marzo, en las movilizaciones que se fueron realizando en distintas ciudades, con distintas formas, muchas de ellas convocadas por las redes sociales, desde la “alerta feminista”.

Publicidad

No se puede desdeñar el papel de las mujeres que no votan a los partidos que se han opuesto a la contrarreforma y que en esta ocasión se han identificado con la lucha de las mujeres por sus derechos, es decir, las mujeres liberales y conservadoras. Dentro del propio Partido Popular, algunas mujeres han dicho NO y ello ha llevado a recordar que las mujeres votan, y que esa restrictiva ley no era del agrado de un buen puñado de votantes, o así lo ha entendido el asesor de Rajoy, Pedro Arriola, que ha advertido del rechazo que generaba la iniciativa entre el electorado 'popular'. Y esta actitud del electorado del PP viene a demostrar que el aborto es un derecho de todas. Que todas las mujeres pueden tener que tomar una decisión, en un momento determinado, y quieren tener la libertad de poder tomarla. Las feministas, las liberales, las nacionales, las inmigrantes… Todas, cualquiera de nosotras. Igual que tenemos derecho al voto.

También los partidos políticos se han esmerado en esta ocasión, algunos por acción, otros por omisión. Pero que ningún dirigente, ni ninguna dirigente, se crea que esta victoria es suya. Lo es de un país, de una sociedad que, con las mujeres a la vanguardia, se ha negado a perder un derecho más, a ceder ante esta ofensiva contra la libertad de las mujeres.

No se puede omitir el papel de la comunidad internacional, que desde la calle y desde las instituciones mostró su apoyo a las mujeres españolas, en la movilización y en el discurso que tan bien se ha argumentado, desde la fuerza que nos daba la razón.

Dice Rajoy que va a modificar ley actual, para que las mujeres de 16 y 17 años vayan a interrumpir su embarazo con el consentimiento de un progenitor o tutor. Que primero retire el recurso en el Tribunal Constitucional y luego ya veremos si modifica la ley, que sería su primer cumplimiento programático.

Presentará, dice, un Plan de Protección a la Familia. Que lo presente, sí, que hay casi dos millones de familias sin protección por parte del Estado, familias que no tienen ningún miembro con empleo. Que las proteja, sí. Que mire lo que hay, no lo que les gustaría que hubiera. Que proteja a quienes ya han nacido.

El derecho a decidir sobre el propio cuerpo, el derecho a la maternidad libre, responsable, segura y decidida será siempre la bandera de mujeres, y de hombres, que seguirán saliendo a la calle. Es paradójico que Rajoy retire el anteproyecto de protección del concebido y los derechos de la mujer embarazada a cinco días de la celebración, el próximo día 28, del Día internacional por la despenalización del aborto y por los derechos reproductivos. Y poco va a importar el futuro del ministro, que hambre no va a pasar. Más nos importa que el futuro del gobierno sea breve.

(*) Berta Cao es consultora de género y Máster en Género y Políticas de Igualdad.
4 Comments
  1. Runaway says

    Muchos hombres y mujeres que vivian en la inopia o en la luna decían que Gallardón era el más moderado del PP, o incluso progresita, cuando la realidad que no querían ver es que era más facha que su padre. Mucha de esa gente le votaron. Mujeres que lo votaban porque «era guapo» como muchas votaban a Adolfo Suarez o ahora lo harán por PEDROOOOOOO….¡¡¡, un guaperas de telenovela sin ideas pero con mucho márketin y mucho populismo de telebasura, mendigando votos en Sávame. No vieron la realidad ni se dieron cuenta hasta la consumación de los hechos…»¡Qué sorpresa se han llevado algunos con Gallardón! El hombre que cruzaba por la noche las líneas enemigas de la defensa de Madrid por parte del PP y robaba votos en el lado progresista, el político que presumía de demócrata y reformista mientras pelaba con una sola mano los langostinos de Fefé. El culto, el literario y musical, el libertino en sus ratos libres y progresista de salón, nos ha salido rana, como si de una conversión mágica se tratara. Y, al final, de casta -‘la casta’ que denuncian los de Podemos- le viene al galgo del PP, que se ha quitado la máscara transversal y regresó a su infancia ultraconservadora y postfranquista con unas políticas -y no solo la del aborto- que constituyen una involución en las libertades y vida democrática de este país.

    Y menos mal que no llegó a Presidente del Gobierno porque de lo contrario decretaría con suma facilidad el estado de excepción y mandaría a Cataluña los tanques y la legión. ¿Ha cambiado don Alberto o simplemente siempre fue así? Lo mas llamativo de su fallido paso por el Gobierno de Rajoy, y ¡de España!, han sido sus errores de bulto e incapacidad de análisis. Pero eso no es nuevo en él, porque casi siempre se equivocó con Aznar, con Rajoy y con Aguirre. Y siempre quiso ser el presidente del Gobierno de España y del Partido Popular y ya no será ni una cosa ni la otra, porque no canta el ¡Ay Carmela al anochecer! sino ¡El cara al sol al amanecer!

    Pero siendo todo esto así, lo más llamativo de Gallardón ha sido ver cómo ha entrado y caído sigilosamente en la tela de araña que a su alrededor le ha tejido Mariano Rajoy, quien si ahora decide aparcar definitivamente la reforma de la ley del aborto pasará a la Historia del PP como liberal y Gallardón el ministro de Justicia mas ultraconservador. ¡Qué falta de olfato y de visión! Y qué enajenación mental la suya con lo del aborto, cuestión sobre la que incluso el Papa Francisco le ha dicho a sus obispos que no entren en discusiones inútiles.

    Y se preguntan los senadores del foro, los banqueros de postín, los altos empresarios que escuchaban en las cenas los ‘brillantes’ análisis políticos de Gallardón: ¿pero este chico no era tan listo como se decía? Pues sí, listo sí pero inteligente no. Y a la vista está su deterioro en las encuestas y la opinión pública. E incluso en el PP, donde temerosos están de perder el centro político y las elecciones municipales y generales, y ya dicen que lo de la ley del aborto ha sido un grave error de Gallardón.

    Y mire usted por dónde Gallardón y Wert parecían los listos del Gobierno y son los que van de mal en peor, y los que han abierto frentes ideológicos en la política española en plena crisis del paro y la economía y a la vez institucional, y los que tienen al PP en vilo y con poco mas del 30% de los votos según los últimos sondeos electorales. Y ¿de quién es la culpa? El contestador automático que lleva Rajoy en el bolsillo para las sesiones de control en el Congreso de los Diputados responde él solito: “la culpa es de la herencia de Zapatero”. Pero en la bancada del PP el rumor es otro y dicen por lo bajini: “la culpa es de Gallardón”. ¡Vaya por Dios! Aunque luego le tocan unas palmas de consuelo y él agradece el gesto compungido, mientras por enésima vez asegura que dimite y se va de la política. ¡Qué disgusto, qué desilusión!»

    http://www.republica.com/2014/09/18/ay-gallardon-gallardon_838996/

  2. Piedra says

    No se fíen ni confíen en esos trileros de la política, del PP me refiero, que está por ver lo que dice el Tribunal Constitucional sobre el recurso que plantearon hace cuatro años contra la ley de plazos y les recuerdo que el ponente fue diputado del PP; concretamente el meapilas del Opus Andrés Ollero.

  3. Verbarte says

    Uno de esos fetos necrosados y malolientes ha sido abortado: Gallardón se va, dimite, se retira, abandona el pesebre público (al menos, eso ha dicho, pero conviene la prudencia). Traicionado, sacrificado por un puñado de votos, herida su estima, apuñalado su ego, emigra como un político castrado de presente y futuro, igual que la juventud española. http://wp.me/p2v1L3-zP

Leave A Reply

Your email address will not be published.