Gallardón pidió ser recolocado en el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid

gallardon_consejo_consultivo
El exministro, Alberto Ruiz-Gallardón, en la sede del Instituto Cervantes el pasado jueves. / Paco Campos (Efe)

El ya exministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ahora flamante miembro del Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, no esperó siquiera a que fuesen los representantes de la Comunidad correspondientes quienes le planteasen si quería incorporarse al citado Consejo, sino que fue él mismo quien pidió su incorporación inmediata a ese organismo. Según han asegurado fuentes del Gobierno de la Comunidad de Madrid a cuartopoder.es, a primera hora del pasado 24 de septiembre, un día después de anunciar públicamente su dimisión, el propio Gallardón comunicó a través de «altas instancias» su intención de incorporarse como consejero al Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid.

Según estas mismas fuentes, una vez comunicadas sus intenciones, Gallardón delegó en un alto cargo del Ministerio de Justicia, para que se ocupase de los detalles de la incorporación. Y éste los hizo y se dirigió a su vez a otros altos cargos de la Comunidad de Madrid con una gran celeridad. Tanta que un día después la página web del Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid ya incluía el nombre de Gallardón en el listado de sus consejeros. Desde ese momento, Gallardón desempeña su nuevo trabajo, por el cual percibe 8.500 euros mensuales. Desde el PP de Madrid señalan que, con mayor o menor celeridad en su incorporación, Gallardón «tiene derecho» a ocupar ese puesto, por haber sido presidente de la Comunidad de Madrid.

Publicidad

Sin embargo, pese a que desde el entorno del exministro señalan que Gallardón tenía tomada la decisión de dimitir desde hacía algún tiempo, la fue retrasando para dejar preparados todos los estudios previos y los recursos contra la Ley de Consultas aprobada por el Parlamento de Cataluña, así como contra el decreto de convocatoria de la consulta catalana, el próximo 9 de noviembre, las fuentes consultadas aseguran que, en todo caso, Gallardón ni siquiera había sondeado o insinuado a nadie su intención de incorporarse al Consejo Consultivo si algún día dejaba la primera linea de la política.

Otras fuentes, del Comité Ejecutivo Nacional del PP, en cambio, aseguran que la dimisión de Gallardón se precipitó después de que llegase a oídos del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que Gallardón tenía previsto anunciar su intención de dimitir el miércoles 24 ante el pleno del Congreso, durante la interprelación parlamentaria que debía responder sobre la reforma de la Ley del Aborto. Según esta versión, Rajoy decidió adelantarse y anunciar él mismo la retirada de la ley de modo que dejó escaso margen de actuación a su ministro de Justicia, más allá de dimitir horas después, que es lo que hizo la tarde del 22 de septiembre.