Echenique: “Es injusto decir que se han cambiado las reglas, pero lo aprobado es un error”

Pablo_Echenique_votaciones_Podemos
El eurodiputado de Podemos Pablo Echenique, en una imagen del pasado día 17. / Paco Campos (Efe)

El eurodiputado de Podemos Pablo Echenique atiende a cuartopoder.es desde el aeropuerto de Bruselas. Está a punto de coger un avión que le lleve a Zaragoza. “Espero que no me rompan la silla esta vez”, afirma. Esta semana es la 'semana verde' del Parlamento Europeo y los eurodiputados están llamados a extender su labor en los territorios que representan. “No es como la semana blanca de los alumnos, nosotros tenemos que currar de verdad”, bromea Echenique.

Su nombre ha servido para bautizar, contra su voluntad, el borrador organizativo de Sumando Podemos, que también ha recibido el apoyo de las eurodiputadas Teresa Rodríguez y Lola Sánchez, y se ha constituido como la principal alternativa al modelo organizativo propuesto por el equipo de Pablo Iglesias, Claro que Podemos. Su discurso es pacificador aunque no rehuye los temas peliagudos. Considera que acusar al equipo de Iglesias de haber cambiado las reglas del juego en mitad del partido es “injusto” aunque califica la medida como un “error” porque debía haber estado muy clara desde el principio. “Si hubiese estado claro otros equipos, como el nuestro, hubiésemos presentado borradores de principios políticos y principios éticos”, señala.

Publicidad

Estas últimas semanas han sido muy movidas en Podemos. Primero con la preparación de los borradores, después con intercambio de dardos en la Asamblea Ciudadana y más tarde con la definición del sistema de votación. ¿Qué pasó el domingo?

El domingo se convocó una reunión a última hora del equipo técnico para definir cómo se concretaba el sistema de votación de los documentos. En ningún caso fue un cambio de reglas porque éstas no estaban definidas. Es injusto decir que se cambiaron las reglas. Lo justo es decir que se definieron ese domingo por la noche. Nosotros ya hemos señalado que esta decisión ha sido un error. Por un lado porque una regla tan importante como si los documentos se votan en pack o no tenia que haber estado clarísima hace un montón de semanas. Todos los equipos han trabajado pensando que la regla era la contraria. Prueba de ello es que sólo dos equipos han hecho una propuesta de pack cerrado [Se trata del equipo de Pablo Iglesias y de la propuesta del círculo de juristas] Si esta norma hubiese estado clara hubiera habido más equipos, nosotros entre ellos, que hubiéramos presentado los tres documentos.

Por otro lado, entendemos que la norma no es buena. Entendemos que la norma evita que ciertas opciones de voto se puedan expresar. Por ejemplo, a mi el borrador político de Claro que Podemos me gusta y podría haberlo votado pero con esta norma si lo voto después no podía votar la propuesta organizativa de Sumando Podemos. Me he visto obligado a elegir otros documentos éticos y políticos que no estuvieran en pack. Por otro lado, el argumento de la coherencia no parece muy fuerte ya que sigue existiendo la posibilidad de que los resultados no sean nada coherentes.

¿No hubo pucherazo electoral entonces tal y como hemos leído en algunos medios?

Las acusaciones de pucherazo que he leído por ahí son excesivas. Lo que se ha hecho es legitimo y no es justo impugnar este proceso porque ha sido legitimo en todo momento. Es cierto que se han cometido errores y muchos círculos y equipos han trabajo pensando que las normas eran otras. Nosotros hicimos pública la queja, que estaba en la mente de mucha gente y no solamente de nuestro equipo.

Hay que decir también que en la reunión del domingo noche yo no estaba, porque me pilló en el avión, pero que tampoco es tan grave. Ha quedado muy espectacular. Pero no es para tanto. No he acudido a ninguna reunión presencial del equipo técnico porque no me da tiempo a acudir por mi labor parlamentaria. Lo raro hubiese sido que yo estuviera presente en la reunión. Yo voté por Telegram y voté en contra de la opción del pack.

– ¿Ha hablado con el equipo de Pablo Iglesias, Claro que Podemos, sobre esto?

Hemos hablado por Telegram y hemos sacado un comunicado que no es perfecto y donde el tono no era el mejor pero que no cometía ninguna imprecisión y no contenía ninguna falsedad. Tenemos que defender la legitimidad del proceso y rebajar la tensión que se ha creado porque no ayuda a nadie. Por eso decidí firmarlo. El tono no era el mejor. No cometía ninguna imprecisión. No contenía ninguna falsedad. Para defender legitimidad del proceso y rebajar tensión que no ayuda a nadie decidí firmarlo.

Nosotros descartamos que hubiera mala fe en el proceso. Creo que la reunión fue precipitada y en un mal momento. Pero sin mala fe. Simplemente consecuencia de la improvisación. Errores cometemos todos y es bueno aceptarlos. Seguro que en el próximo proceso de votaciones vamos a tener más cuidado.

El borrador de Sumando Podemos fue bautizado con su nombre e incluso se hablaba del bando de Pablo Iglesias y del bando Echenique. ¿Cómo ha vivido estas noticias y ver su nombre en todos los titulares?

Nunca me ha gustado lo del equipo Echenique. Parece que no todos somos iguales en Sumando Podemos y es mentira. Personalmente, soy muy resistente psicológicamente hablando. He estado sometido a cierta presión con tantas noticias, pero no creo que me pueda quejar ni yo ni nadie de los que estamos trabajando en esto. No obstante, sí creo que fue un error. Llevar el debate de ideas a términos personales es un error pero es que los humanos tenemos tendencia a identificar posturas con caras y eso a veces enturbia el debate. Lo aleja de la racionalidad y se basa más en si uno cae bien o cae mal.

¿Ha cometido errores Pablo Echenique que han provocado, primero, que el borrador de Sumando Podemos haya sido bautizado con su nombre y, segundo, el aumento de la tensión interna en Podemos?

Sí. Sin duda. Por ejemplo, cuando hice mi primer preborrador de principios organizativos para que fuera más visible en Reddit le puse el nombre de Echenique. Inmediatamente después, con las aportaciones y enmiendas, lo llamamos Es la hora de la gente. Poner mi nombre al primer pre borrador fue un error. Sin duda. Quizá no hubiese cambiado nada siendo yo uno de los firmantes, pero no lo volvería a hacer.

Durante la Asamblea Ciudadana estuve hablando con el público asistente y hubo quien me dijo que toda la discusión sobre un secretario general o tres secretarios generales se debía a que Teresa Rodríguez y usted querían llegar a la secretaría general pero que sabían que con un único puesto sería imposible porque Iglesias ganaría las votaciones.

De todos los argumentos que he leído hasta el día de hoy este es el que considero más tonto aunque entiendo que alguna gente pueda pensar así porque venimos de una cultura política horrible. Hace unas semanas estuve hablando contigo [en referencia al periodista] y te dije que me daba pereza presentarme a los órganos internos de Podemos. Algún compañero me dijo: 'Tío, no digas eso'. Pero es que es verdad. Me da cierta pereza porque me quitaría tiempo de mi labor de europarlamentario. Si la gente quiere que Teresa o yo asumamos responsabilidad interna, lo haremos. No nos podemos negar. Pero decir que hacemos esto porque aspiramos a la secretaría general es una tontería. De hecho, en el caso de que la secretaría general fuese colegiada hay otros candidatos muy muy potentes como son Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Carolina Bescansa.

Ni siquiera he pensado si me quiero presentar. Sé que los periodistas me lo van a preguntar estas semanas y no he tenido tiempo ni de pensar la respuesta. Supongo que ni siquiera a Pablo Iglesias le apetece asumir tanta responsabilidad pero es que a Pablo Iglesias lo necesitamos.

En el debate de borradores, decía Luis Alegre en una entrevista reciente con este medio que el borrador del equipo de Pablo Iglesias es más democrático que el de Sumando Podemos. ¿Está usted de acuerdo?

Bueno, todo el mundo tiene una percepción contraria. En nuestra propuesta todos los órganos de dirección son elegidos mediante el voto directo como en las europeas. Tanto los secretarios generales, como los miembros del Consejo de Coordinación como los miembros del Consejo Ciudadano. En su borrador se elegirá por listas a los miembros del Consejo Ciudadano y eso conlleva un cierto efecto de apadrinamiento que limita la pluralidad. Además, su Consejo de Coordinación es elegido por el secretario general y el Consejo Ciudadano sólo puede refrendarlo. Creo que nuestro documento puede tener algunos defectos y que se pueden discutir pero no tiene ninguna falta de democracia.

En el capítulo de críticas recibidas también está el artículo escrito por Nega, el cantante del grupo Los Chicos del Maíz. Quizá yo haya entendido mal pero creo entender que considera que usted es una especie de desagradecido por llevar la contraria ahora a Iglesias cuando él apostó por usted como europarlamentario. Una crítica, no obstante, que no ha sido formulada únicamente por el rapero si no por otros muchos.

Si no te causa risa el argumento utilizado por Nega es que hemos perdido el sentido del humor. Pablo Iglesias no es quien da o quita oportunidades. En Podemos, desde el principio, decide la gente. Tanto Pablo, como yo, como Teresa, Lola y Tania estamos en el Parlamento porque la gente así lo ha querido. Nadie nos ha regalado nada ni esto es un premio. Es un razonamiento extremadamente desafortunado.

El artículo parte de una serie de asunciones, de ideas implícitas, de cosas que no dice, pero que están ahí y que todas ellas hacen referencia a una manera de hacer política que en Podemos queremos dejar atrás. Por un lado, plantea que hay una figura en la cúspide que reparte favores y posiciones políticas. Si Podemos fuera así, sería grave. Por otro lado, interpreta que tener un cargo de representación pública en Podemos es una ventaja personal cuando es todo lo contrario. Tanto Pablo Iglesias como el resto nos estamos dejando la vida aquí. Evidentemente en partidos antiguos las cosas funcionaban así y el cargo era un premio porque te podías enriquecer.

Por ultimo, hacer equivalente la lealtad a no discrepar. Este hombre está planteando que poner encima de la mesa una discrepancia sincera y argumentada es equivalente a ser desleal. Un amigo leal no es el que te dice a todo que sí sino el que con cariño y con argumentos te dice cuando opina lo contrario a ti aunque siga yendo contigo a todas partes. Me parece que sus declaraciones, por mucho respeto que le tenga a otras argumentaciones suyas, están fuera de lugar. Provienen de una política vieja que nos lleva donde ya sabemos. Son desafortunadas y espero que reflexione.

Una vez termine el proceso constituyente de Podemos, ¿cuál cree usted que debe ser el primer objetivo del partido?

Tenemos que llegar a la gente que no vota. A esa gente que lo está pasando muy mal pero que este sistema perverso ha conseguido despolitizar. Pero yo no quiero sólo que nos voten, quiero que vengan a las asambleas. Tenemos que llegar a ellos y ellos tienen que aportar al debate político. Es perfectamente normal que la gente que está desesperada dedique más tiempo a sobrevivir y a buscar salidas a su situación que a participar en asambleas, pero somos nosotros los que tenemos que llegar a ellos. Tenemos que hacer un esfuerzo especial. El otro día hablaba con Teresa de cómo podemos hacerlo. Quizá tenemos que llevar asambleas a lugares de trabajo o a determinados barrios. No lo sé. Que ningún partido lo haya conseguido no es excusa para nosotros. Es por esta gente por lo que estamos aquí. Los anhelos de la clase media son importantes, pero nuestra prioridad debe ser la gente que lo pasa mal.