El sector de Tania Sánchez intenta sin éxito que se disuelva la Ejecutiva Regional de IUCM

1
IUCM
Mauricio Valiente y Tania Sánchez, ganadores de las primarias de IUCM. / Efe

La división interna continúa en la federación madrileña de IU. Tras el resultado de las primarias y la inmediatamente posterior dimisión de Eddy Sánchez como coordinador regional, en la tarde-noche de ayer se volvió a escenificar el enfrentamiento entre las dos corrientes principales del partido. La Ejecutiva Regional aprobó, con 10 votos a favor y 6 en contra, continuar con la actual composición de este órgano. La antigua mayoría, a tenor de la victoria de Tania Sánchez y Mauricio Valiente entre afiliados y simpatizantes, no aceptó la propuesta de la corriente crítica para que cesara la actual Ejecutiva y se convocara a la Presidencia Regional para elegir otra. En cualquier caso, se ha llegado a un “compromiso de acuerdo” para conformar una “comisión"”de entre 7 y 10 personas que sustituya las funciones de la coordinación general.

Esta comisión, “con carácter unitario”, se cerrará el próximo 16 de diciembre, fecha en la que está prevista una reunión de la Presidencia Regional de IUCM. Igualmente, se delegó en la coordinadora de área interna, Pepa Merín, el secretario de organización, Carlos Paíno, y el coordinador de la Presidencia, Daniel Morcillo, la representación de esta federación en los órganos federales de IU.

Publicidad

Estas intenciones ya se habían anunciado el Lunes mediante un comunicado que hizo público el sector crítico en el blog IU en Construcción. En él se hacía un análisis del resultado de las primarias que, según apuntan, se convirtieron “en un inmenso grito por el cambio” en la federación. “La rotundidad del mensaje emitido por IU-CM exige cambios sustanciales, que no se zanjan con la dimisión de su coordinador, sino que tienen que suponer una IU-CM acorde con su mayoría real que nos conduzca con la cabeza bien alta esta vez hasta las inminentes elecciones municipales y autonómicas”, afirman.

Respecto a las medidas a tomar, exigían precisamente “una nueva comisión ejecutiva que represente la composición real de IU-CM, no a la ficción que llevamos tanto tiempo viviendo”. “Una comisión ejecutiva en la que pierdan el poder las personas concretas que no han dudado en expandir el fango para atrincherarse tras él. La política del chantaje y de tierra quemada no puede ser aceptada en Izquierda Unida”, añaden.

Pero esa medida fue rechazada ayer con los votos a favor de Libertad Martínez, Daniel Morcillo, Carlos Paíno, Lidia Fernández, Raúl Calle, Yaiza García, Jesús Sáiz, Raquel López, Teresa Fernández y Carmen Villares. Votaron a favor del cese de la actual Ejecutiva Jorge García Castaño, Miguel Ángel Gómez, Pepa Merín, Carmen Pérez Carballo, Miguel Ángel García y Carlos Gutiérrez.

El problema de fondo continúa

García Castaño, en declaraciones a cuartopoder.es señala: “nosotros queremos que sea una dirección que tenga que ver con lo que ha votado la gente en las primarias y por otro lado que permita hacer una campaña electoral”. En todo caso, reitera “que la actual Ejecutiva no tiene ningún sentido, porque es un órgano elegido por un coordinador que ya no está”. Para el concejal, “el asunto de la dirección colegiada no cambia el problema de fondo”. Respecto al rumbo a seguir, apunta a que tienen que empezar a hablar con todos los sectores. “El trabajo está por hacer”.

El principal argumento esgrimido para defender la actual Ejecutiva, según García Castaño, fue la legitimidad de este órgano, donde la corriente oficialista tiene una mayoría clara. “Vamos a intentar que el reflejo en los órganos de dirección de lo que la gente decidió en las primarias esté clarísimo.”, reitera el concejal de IU.  “La posibilidad de enrocarse burocráticamente puede estar en la cabeza de algunos, pero no creo que sea viable”, concluye.

Fuentes de esta corriente de IUCM confiesan a cuartopoder.es que no saben todavía muy bien cuáles son los posibles escenarios que se pueden dar. “Veremos cómo vamos responder, pero no vamos a aceptar que continúen las cosas como hasta ahora”, señalan esas mismas fuentes. Por otro lado, señalan como fecha clave a corto plazo la próxima Presidencia Federal, que tendrá lugar este próximo domingo. Todo apunta a que se pondrá sobre la mesa el asunto de Caja Madrid, que atañe directamente a la corriente oficialista de IUCM, concretamente a Ángel Pérez y a Gregorio Gordo. Estas fuentes esperan que se censure la inacción de la dirección madrileña respecto a la petición de responsabilidades políticas que se hizo desde IU a nivel federal y que IUCM rechazó. La corriente de Sánchez y Valiente ha pedido públicamente el cese inmediato de ambos.

En el comunicado antes citado, piden “el relanzamiento de la política de convergencia aprobada reiteradamente en los órganos federales, regionales y de Madrid, apostando nítidamente y sin dudas por Ganemos Madrid y por la más ambiciosa unidad popular posible”. También exigen poner en marcha un proceso democrático para la elección del resto de la candidatura municipal y autonómica “que responda a la realidad constatada de IUCM y compatible con los acuerdos a los que IUCM llegue para candidaturas de convergencia”. Tras esas elecciones consideran que ya se darían las condiciones de ir a una Asamblea Extraordinaria “en la que se garantice que la realidad de IUCM no será adulterada”.

1 Comment
  1. Manolo Malime says

    Angel Pérez, aquel miembro del Comité de Empresa en Metro, que apareció como un revolucionario, le conocemos muy bien tanto Carmen Pérez Caballo como yo, cuando se acercó a los que fuimos expulsados del PCE de Carrillo por criticar su traición reformista, aquel acercamiento duró muy poco.

    Aquel trabajador de mangas subidas y pecho descubierto, pronto cambió su imagen para acoplarse a la de los “cargos electos” de la democracia capitalista, no le interesaba la democracia directa de abajo arriba que defendíamos aquellos jóvenes expulsados por Carrillo y que nos constituimos en OPI-PCE, más tarde, tras la transición sin ruptura de la dictadura capitalista franquista a la dictadura “democrática” capitalista como PCT.

    Está claro el que se integra en el falso “Estado de Derecho” capitalista termina corrompiéndose.

Leave A Reply

Your email address will not be published.