¿Qué es la extrema derecha?

Marine_LePen_Florian_Philippot
La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, y el portavoz de esta formación de ultraderecha, Florian Philippot, patinando sobre hielo, en una imagen de archivo. / Efe

Leo la que se ha montado en relación con el número dos de Marine Le Pen, la lideresa del Front National francés, Florian Philippot, a quien la muy cotilla revista Closer, la misma que destapó el romance entre François Hollande y la actriz Julie Gayet haciendo tambalearse las alcobas del Elíseo, le ha pillado haciendo manitas en Viena con su novio. En resumen, que Philippot, vicepresidente del FN, formación considerada de extrema derecha y asociada a la homofobia, es gay.

No sería el primero ni el último que incurre en llamativa contradicción por una cosa así. Hay muchos gays en el mundo que militan en partidos, religiones o simplemente sistemas de ideas que anatemizan, criminalizan o directamente satanizan la homosexualidad. Políticos archiconservadores que habían hecho de la defensa de la familia ultratradicional (y de ninguna otra) su bandera han sido pillados haciendo piececitos con otro hombre en el baño para caballeros del aeropuerto de Indianápolis en EEUU, conocido hub homo. Maricones notorios votan a, o incluso militan en partidos políticos que recogen firmas y organizan manifestaciones contra el matrimonio gay.

Publicidad

Sin duda hay quien lleva dobles vidas galopantes, sea por hipocresía mayúscula, por ambición sin medida o por puro y duro miedo a dar la cara. Sabido es que sobre todo en ambientes 'de orden' la imagen del triunfador se asocia a un hombre blanco, casado, con hijos, y al que según cómo se le puede llegar a conocer una mujer que no sea la suya (siempre se puede atribuir a un censurable, aunque en el fondo agradable, superávit de hombría), pero jamás de los jamases se le puede conocer varón. Ustedes ya me entienden.

Pero también hay casos más vidriosos y más complejos, menos obvios de lo que parece. A mí hace tiempo que me llama mucho la atención todo lo que concierne a Marine Le Pen y a su Front National. Hace tiempo, sinceramente, que creo que aquí no nos enteramos de nada. Que se nos llena la boca con la amenaza de la extrema derecha francesa y ya está.

Y yo pregunto, ¿de verdad es esto extrema derecha?

Acusan a Marine Le Pen de homófoba, y es verdad que yo nunca me la he encontrado subida a ninguna carroza del Orgullo Gay. Dicho lo cual, no sólo parece que se abstuvo de acudir a una manifestación contra el matrimonio gay en Francia sin duda muy golosa en votos para un partido político como el suyo, porque precisamente este vicepresidente que ahora han pillado en Viena se lo desaconsejó. Y ella le hizo caso.

Y ante la pillada de este hombre, que no deja de ser un atentado contra la vida privada y la libertad individual como una casa, Marine Le Pen le ha defendido. ¿El mundo al revés? Porque a mí me empieza a parecer que los progres son mucho más puritanos que los presuntos fachas. Qué quieren que les diga, el binomio 'izquierda=libertad' hace tiempo que no se cumple a rajatabla, menos cuando hablamos de sexo.

¿Se acuerdan del pobre Hollande, cómo se desplomó el voto SOCIALISTA al tener noticia de su adulterio?

Volviendo a Marine Le Pen: sepan que esta señora va por su tercer compañero sentimental, Louis Alliot, con el que ni siquiera está casada (ni intención tiene de hacerlo, parece), y que además es descendiente de pied-noirs argelinos.

En resumen: ¿es esto extrema derecha? ¿De verdad? ¿Y Podemos es extrema izquierda, de verdad también?

Mira que como todo sea mucho más complicado...