Una paternidad muy real

4
El rey Juan Carlos I, de joven. /Efe
El rey Juan Carlos I, de joven. / Efe

"Los tiempos están cambiando", según la celebérrima frase cuya paternidad corresponde al poeta Robert Zimmerman, que ha pasado a la posteridad con el sobrenombre de Bob Dylan, y que revolucionó el folk-rock, primero en Estados Unidos y luego en todo el mundo, durante la segunda mitad del siglo pasado. Todo parece indicar que algo se mueve.

He pasado dos semanas en la Patagonia en las que he oxigenado las neuronas disfrutando de la ignorancia de los pingüinos de la corrupción y el latrocinio que impera en España. Allí nada saben de la Gürtel, de los papeles de Bárcenas, los EREs de Andalucía, el caso Urdangarin, las preferentes de Bankia o las tarjetas black y hasta parecen felices sin saberlo.

Publicidad

De regreso a la piel de toro, me he encontrado con la matanza de Charlie Hebdo. Mi solidaridad con las víctimas. Parece increíble que en pleno siglo XXI las religiones sigan imponiendo sus verdades doctrinales a la sociedad laica, aunque me da la impresión de que eso va a seguir así durante mucho tiempo, a pesar de las manifestaciones de repulsa a los atentados en toda Europa.

En el panorama nacional, nada nuevo bajo el sol, salvo la radicalización de los magistrados del Supremo y de la Audiencia Nacional en la defensa de las posturas que ya mantenían. Así, por nueve votos contra seis, los conservadores de la Sala Segunda del Alto tribunal han rechazado que se compute a los etarras las penas cumplidas en Francia, en lo que tiene el tufillo de otra decisión parecida a la famosa doctrina Parot, que Estrasburgo acabará anulando pero que mientras tanto permite al PP, que entra ya en campaña electoral, defender que hace todo lo posible para evitar que los etarras salgan de prisión.

Por otro lado, la Audiencia Nacional ha confirmado el archivo del proceso abierto por los famosos vuelos de la CIA por dos votos a favor y uno contrario. La falta de colaboración de Estados Unidos en la investigación de sus propias miserias  —igual que ocurrió con el caso Couso— a lo que se ha unido la intervención de los dos magistrados más pro PP de la Audiencia, ha determinado que transcurrido un tiempo, el caso muera sin exigir responsabilidades ni a los americanos ni a las autoridades españolas que los permitieron. El voto particular del magistrado José Ricardo de Prada apunta a la implicación del ex presidente Aznar en el caso y está muy fundamentado en la doctrina europea. La decisión adoptada, sin embargo, permitirá al Ejecutivo de Rajoy exhibirla como un favor ante el amigo americano.

Como ven, más de lo mismo. Lo que realmente me ha llamado la atención ha sido la decisión de la Sala Civil del Supremo de admitir a trámite una de las dos demandas de paternidad que hace un par de años se presentaron contra el rey Juan Carlos.

Hasta ahora, los juzgados de Madrid habían rechazado de plano las demandas presentadas alegando que la figura del Rey es inviolable y que la inviolabilidad afecta tanto a los asuntos penales como a los civiles.

La abdicación en favor de su hijo Felipe supuso para Juan Carlos la pérdida de ese privilegio que la Constitución atribuye únicamente al rey en activo. A pesar de que las Cortes aprobaron de inmediato un nuevo fuero para el monarca saliente, lo cierto es que este solo prevé que las responsabilidades le puedan ser exigidas ante el Tribunal Supremo.

Pingüinos en la Patagonia chilena./José Yoldi
Pingüinos en la Patagonia chilena. /José Yoldi

Y aquí viene la sorpresa, el Supremo ha admitido a trámite una de las dos demandas que había presentadas contra don Juan Carlos.  La belga Ingrid Jeanne Sartiau  y el catalán Alberto Solá habían interpuesto sendas demandas de paternidad, pero la fiscalía se había opuesto a su admisión por entender que no cumplían los requisitos exigidos por la ley de Enjuiciamiento Civil, que en su artículo 767 establece que "en ningún caso se admita la demanda sobre (...) filiación si con ella no se presenta un principio de prueba de los hechos en los que se funde".

Solá, nacido en 1956, sostiene que él es el fruto de una relación habida en Barcelona entre Anna María Bach y Juan Carlos I, cuando este era Príncipe de Asturias. Sartiau alega que en 1980, su madre certificó ante un notario que en 1965 mantuvo un largo encuentro sexual durante tres días en un hotel de la Costa del Sol con “un hombre gentil, guapo, dulce y con ojos azules”. Luego, un conserje le explicó que su partenaire era el futuro rey de España, por lo que asegura que huyó a Bélgica y nunca más tuvo contacto con él. La demandante nació en agosto de 1966.

El caso es que el Supremo, que podría haber resuelto el asunto de un plumazo por entender, como el fiscal, que no se había acreditado suficientemente las relaciones del monarca con las mujeres, porque un hombre gentil, guapo, dulce y de ojos azules es una descripción tan amplia e indefinida que no señala inequívocamente a nadie, no lo ha hecho. La Sala presidida por Francisco Marín Castán ha rechazado la demanda de Solá y ha admitido a trámite la de Sartiau.

Ahora, Juan Carlos I tiene 20 días para contestar la demanda y para pensar si se va a realizar la prueba de ADN o si se niega a practicarla, con las consecuencias que ello conlleva.

He leído en algún sitio que de haber admitido la demanda de Solá se podría haber cuestionado la legitimidad del reinado de Felipe VI. Es una tontería sin ningún fundamento. La proclamación de Felipe VI es un acto jurídico firme y no tiene vuelta atrás. Si se declarase la paternidad en lo referido a Sartiau, a lo que sí afectaría es al reparto de la herencia del progenitor.

Seguro que alguien pensará que si el Supremo ha admitido la demanda a trámite es porque los magistrados han recibido información de que Sartiau no es hija del monarca y que, por tanto, seguir los trámites habituales, prueba de ADN, etc, otorgará un plus de ejemplaridad a Juan Carlos I y demostrará que la justicia es igual para todos.

Puede ser, pero lo cierto es que hace un año nadie se planteaba ni por lo más remoto que se admitiera una demanda de paternidad contra el Rey, y ahora, aunque con todas las dudas y sin prejuzgar el fondo de la cuestión, el caso sigue adelante. ¿Será verdad que, como dijo Dylan, "los tiempos están cambiando"?

4 Comments
  1. BALONES FUERA says

    ….. the answer my friend is blowing in the wind…..

  2. ramón moreno palau says

    querido amigo,aunque usted estuviese en la remota PATAGONIA,la corrupción e incluso sospechas de asesinato ,planean sobre el turbio gobierno de la señora Cristina fdez,eso sin contar la mala situación economica del gigante austral,en cuanto aqui,ya ve que la corrupción y las mentiras del regimén sobre una infima y apenas perceptible recuperación economica ocupan la actualidad politica,a mi tambien me ha sorprendido que el supremo acepte la demanda contra el CAMPECHANO-el rey de las camas,con permiso de Lorenzo lamas-sus innumerables correrias sexuales -igualitas que las de gran parte de los borbones,caracterizados por su vagancia,afan de lucro,ineptitud,amor a la bebida y sobre todo a las faldas femeninas-en en caso de ISABEL ll de LAS ESPAÑAS Y OLE Y A TI TE ENCONTRE EN LA CALLE eran los pantalones,quiza no haya que reprocharselo,al fin y al cabo se caso con un hombre que perdia mas aceite que un camión de KOIPE volcado en una autopista,hasta 8 hijos extramatrimoniales se le reconocen-eran bien conocidas urbi et orbe pese a que hasta hace nada,prensa,radio,televisión callasen como muertos,demostrando su absoluto servilismo hacia la caspa real española,opaca,casposa,insolidaria y antidemocratica,ojala el supremo se atreva tambien a indagar sobre supuestas cuentas opacas procedentes de comisiones ilegales-ay,esos amigos arabes del golfo,esas multinacionales españoles-o el dinero público invertido en protección y alojamiento de las innumerables amantes de EL CAMPECHANO,pero me temo que no caera esa breva,aunque hoy pulula por internet la noticia de que el coronel Martinez Ingles,separado y expedientado del ejercito español por decir entre otras cosas que no esta preparado ni para ocupar ANDORRA-el ejercito español,me refiero-MARTINEZ INGLES acusa de asesinato a EL CAMPECHANO,del asesinato de su hermano,que fue declarado muerte accidental en su epoca,según MARTINEZ INGLES,todo fue preparado por el regimén franquista ¿imaginaciones calenturientas de martinez ingles,intoxicaciones de esos tradicionales enemigas de la «queridisima ESPAÑA»-NO desde luego por un servidor,siempre he creido que este es un pais cutre casposo y bananero-me refiero a los torvos britanicos ,franceses o incluso norteamericanos-pese al tradicional servilismo de los gobiernos españoles hacia el todopoderoso amo yanki-0 quiza haya algo de verdad,lo cierto querido amigo,es que de nada mas nos enteraremos porque prensa,radio y televisión en bloque no diran ni mu
    ,con la subida al trono del nuevo pelele real,su famelica consorte y sus rubisimas hijas-parecen nordicas-ha vuelto el peloteo mas baboseante por parte de los cortesanos habituales y algunos que se han apuntado al carro….saludos cordiales

  3. luis garcia says

    Estimado señor Yoldi: al no ver moros guardianes en la costa divisando posibles víctimas a las que introducir en un delirante penal Benthamiano, me animo a hacerle un comentario, que ya sabe que vd. que las andanzas de Juan Carlos de Borbón y Borbón han generado en mí secreta delectación desde siempre.
    No me creo que se haya admitido a trámite a la demanda conociendo de seguro la ausencia de la paternidad. El mero hecho de que se emplace al Rey para contestar y que haya de comparecer a una vista de juicio verbal a celebrar ante la Sala 1º (supongo que constituida en Pleno) ya es un lío muy gordo en el que nuestro Rey Emérito no creía que pudiera estar nunca.
    Porque no solo contestar a la demanda, sino que va a tener que ir a exponer sus miserias. Sí , niños y niñas, la admisión o denegación de la prueba en los juicios de capacidad , igual que en los de familia, se hace en la vista y a presencia de las partes. Y las partes , caso de no comparecer, se arriesgan a que el Juez tenga por ciertos hechos personales y perjudiciales que a ellos afecten (304 LEC), si bien con la limitación del 752 LEC. Así que JC necesariamente tendrá que ir al juicio, decir si va a someterse o no a la prueba biológica ( no es obligatorio, pero la negativa es poderoso indicio de paternidad, a valorar por el Tribunal en unión de otros) y contar su historia o no-historia con la madre de la señora Sartiau, al menos delante de los doctos magistrados presididos por el Excmo Sr don Francisco Marín Castán (Paco Marín para los amigos, vitorino de adscripción asociativa).

    Digo al menos porque no creo que la Sala 1ª tolere una vista pública (que es lo que se debería hacer, a la vista de la relevancia pública del personaje). Sería ya demasiado.

    Pero, en cualquier caso, la celebración del juicio ya es en sí una gran noticia. Los tabúes van cayendo, incluso en este pais.

    PD: Confirmeme pues no he hallado el auto. ¿La admisión ha sido por 6 a 5 , verdad?

  4. luis garcia says

    Perdón quería decir, …en los juicios de filiación, igual que en los de capacidad o familia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.