El Gobierno no descarta que a Pujol se le acabe aplicando la prisión preventiva

Jordi Pujo, el pasado martes, durante su comparecencia ante la comisión de investigación del Parlamento de Cataluña. / Efe
Jordi Pujo, el pasado martes, durante su comparecencia ante la comisión de investigación del Parlamento de Cataluña. / Efe

Tanto en el Gobierno como en el PP se considera que Jordi Pujol y sus hijos no están libres de que se le acabe aplicando la prisión preventiva. Según fuentes de La Moncloa y del Grupo Parlamentario Popular consultadas por cuartopoder.es, los jueces que siguen los procedimientos contra la familia Pujol podrían obtener nuevos datos que hicieran variar su situación. Una situación que consideran que, dicen, “hiere” a gran parte de los ciudadanos españoles que no entienden por qué, ante hechos tan evidentes como los comprobados, sobre todo en el caso del hijo mayor del expresident, del mismo nombre, no se han adoptado medidas carcelarias precautorias para evitar que pueda huir de España.

Altos responsables gubernamentales han señalado en privado, no obstante, que no hay que descartar que la prisión preventiva les alcance a los Pujol porque el ministro Cristobal Montoro “ha puesto la máquina en marcha”. Y la máquina, aclaran, no es Montoro sino los inspectores de Hacienda. “La máquina es la máquina”, afirman. Y no para. Sobre todo, añaden, ahora que Andorra, tras la visita de Mariano Rajoy a ese país, “colabora incluso con efectos retroactivos”.

Publicidad

Por el contrario, las mismas fuentes aseguran que en el caso de Artur Mas y los procedimientos que se siguen contra él por la consulta del 9-N “va a ser muy complicado condenarle” ya que el único delito por el que se le podrá imputar –y más como “investigado” que como culpable- será, aseguran, el de desobediencia. Aunque tiene otras acusaciones como la de prevaricación, añaden, los expertos judiciales del Ejecutivo creen que será casi imposible que se le impute por otros que no sea el de desobediencia.

Las mismas fuentes también se refirieron al 'caso Bárcenas' para señalar que, en términos electorales, “está amortizado”. En el PP indican que “si el extesorero no ha sacado más información hasta ahora no la va a sacar ahora”. Y en consecuencia, concluyen, no creen que vaya a hacer daño.

Lo que más preocupa a los conservadores, dicen, no son ni Bárcenas ni el 'caso Gürtel', sino “los nuevos casos de corrupción” como el de la 'Operación Púnica' u otros que puedan aparecer en niveles autonómicos y municipales. “En las campañas electorales –comentan con sarcasmo- ya se sabe lo que pasa; siempre salen los últimos ases de la manga”.