Docentes y letrados copan las listas de Podemos, que incluyen a dirigentes de Equo y SAT

Teresa Rodríguez, candidata de Podemos a la presidencia de la Junta de Andalucía, en un mitin celebrado en Córdoba el pasado sábado. / Rafa Alcaide (Efe)
Teresa Rodríguez, candidata de Podemos a la presidencia de la Junta de Andalucía, en un mitin celebrado en Córdoba el pasado sábado. / Rafa Alcaide (Efe)

Podemos va a ampliar la biblioteca del Parlamento andaluz. Impresiona la producción científica y literaria de los cuantiosos intelectuales y profesores que pueblan sus listas a las elecciones del 22-M. Van además en los puestos de salida un Robin Hood justiciero --el abogado Juan Ignacio Moreno de Acebedo Yagüe, el hombre que llevó a Rodrigro Rato al banquillo y embridó los abusos de la gran banca contra la gente hipotecada--, una constitucionalista de prestigio como Esperanza Gómez Corona, el batallador periodista de TVE Félix Gil, varios activistas desgajados de Izquierda Unida (IU), algunos dirigentes de Equo, La Mari del Coronil y otros compañeros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) de Juan Manuel Sánchez Gordillo y Diego Cañamero. Y va al frente la gaditana Teresa Rodríguez, licenciada en Filología Árabe y eurodiputada desde mayo pasado. Abordamos el elemento humano de Podemos, IU y Ciudadanos, las formaciones que a tenor de las encuestas formarán parte de la Cámara andaluza junto al PSOE y al PP.

Para los partidarios de la democracia dactilar (no digital) como el presidente del PP, Mariano Rajoy Brey, dueño y señor del dedazo, la democracia directa es un mal procedimiento para todo, incluso para elegir candidatos. La palabra “primarias” le parece un insulto. Lógico. El voto de las bases transmite su temblor de indignación a las alturas y derriba las estructuras oligárquicas de los partidos, lo cual es malísimo, según Rajoy, para la estabilidad vigente. A la socialista Susana Díaz tampoco le agrada esa democracia directa y asamblearia, propia de la antigua Grecia, acaso porque la instauró Pericles y acabo periclitado. Aunque no sea perfecta, algunos datos avalan la fuerte legitimidad de los candidatos elegidos con este procedimiento. Por comparación vale decir que Díaz fue elegida secretaria general del PSOE andaluz en su día con 24.000 avales o firmas de los militantes mientras que, por ejemplo, para ir de número dos por Huelva en la lista de Podemos, la joven ecologista Isabel Brito tuvo que conseguir 9.200 votos. En el caso del PP, la comparación no es posible y además resultaría odiosa para el candidato Juanma y otros acólitos del señor “dedazo”.

Publicidad

Esa democracia asamblearia ha llenado de intelectuales y enseñantes las listas de Podemos. Así, el número uno por Córdoba, David Jesús Moscoso, es investigador del CSIC; el cabeza de lista de Granada, José Luis Serrano Moreno, es escritor y catedrático de teoría del Derecho de la Universidad de Granada; su número dos es la también profesora de Economía Aplicada, Carmen Lizarraga Mollinedo; el cuatro por Jaén, Javier Contreras, es investigador en el departamento de Historia Contemporánea de la Universidad granadina; la segunda por Málaga, tras el periodista y destacado defensor de la televisión pública, Félix Gil, es la ya mencionada profesora de Derecho Constitucional, Gómez Corona, autora de relevantes estudios jurídicos, miembro del Consejo Ciudadano Podemos a nivel estatal y antigua asesora en la Secretaría de Estado para Asuntos Constitucionales y Relaciones Parlamentarias; la primera por Sevilla, Begoña Gutiérrez Valero, es autora de dos libros sobre organización judicial, además de funcionaria del Cuerpo de Gestión Procesal; la primera por Almería, Lucía Ayala, es historiadora del arte, posee una formación académica envidiable allende nuestras fronteras y forma parte del Consejo Ciudadano Estatal; el número dos por Cádiz, Jesús Rodríguez González, es profesor de Economía, y el primero por Huelva, Jesús Romero Sánchez, licenciado en Filosofía y diplomado en Magisterio, ha sido profesor de la Universidad onubense y trabaja en el departamento de documentación audiovisual de la Radiotelevisión de Andalucía.

La propia María Teresa Rodríguez-Rubio Vázquez, candidata a la presidencia de la Junta y cabeza de la lista de Cádiz, es licenciada en Filología Árabe y profesora de enseñanza secundaria. Aunque su activismo político y social data de cuando tenía 15 años –ha cumplido 33--, algunos medios conservadores, proclives a confundir el compromiso con los más débiles con la ambición personal, le atribuyen un gran “apetito político” por la sencilla razón de que ya en 2000 formó parte de la lista de IU al Parlamento andaluz. De hecho, la roteña Rodríguez-Rubio fue militante de IU hasta 2008. No es la única desgajada de la formación de izquierda que encabeza el también profesor de instituto Antonio Maillo, pues por IU ha pasado la número tres por Cádiz, Libertad Benítez Galvez y el primero por Huelva, Romero Sánchez.

Si se tratara de examinar la procedencia política, aparte de los citados, encontramos en puestos destacados de las listas de Podemos a dos sindicalistas del SAT, que formó parte de IU, como son Oscar Reina Gómez en Córdoba y María del Carmen García Bueno, tercera por Sevilla, histórica luchadora por los derechos de los jornaleros y el principio de la tierra para quien la trabaja, más conocida como La Mari del Coronil. Junto a estos dos miembros del SAT, van en las candidaturas dos destacados activistas de Equo como son José Luis Larios Mortón, que ocupa el tercer puesto en Córdoba y forma parte de la dirección federal del partido ecologista y la ya mencionada Brito, segunda por Huelva. Y ya es casualidad, también Larios es profesor: imparte Matemáticas y Ciencias Naturales en un instituto de Córdoba.

El elenco de intelectuales y docentes comprometidos con las causas de los derechos humanos, sociales y medioambientales podrá ser progresista o de izquierda, pero no parece tan eutrapélico ni desestabilizador como los dirigentes del bipartidismo menguante se esfuerzan en proclamar. Cierto es que si buscan chavistas (partidarios del bolivariano Hugo Chavez, no del expresidente Manuel, más conocido por los del PP como El Chaves de los EREs), encontrarán a uno: el poeta campesino Oscar Reina, quien dedicó una sentida dolora a la muerte del comandante. Nada que ver, por supuesto, con la elegía que desde su exilio en Buenos Aires dedicó Rafael Alberti al camarada Stalin. Y conste que Alberti, ya con el cerebro muy deteriorado, recibió durante la campaña electoral de 1993 la visita y los elogios del entonces candidato del PP a la presidencia del Gobierno, José María Aznar. “Viene a verle un poeta de Valladolid”, le dijeron. Y el gran poeta comunista de la Generación del 27, le recibió encantado. Aquello si era populismo barato y felón.

Juan Ignacio Moreno, número dos de la lista de Podemos en Sevilla. / podemos.info
Juan Ignacio Moreno, número dos de la lista de Podemos en Sevilla. / podemos.info

Cierto es que la democracia directa de Podemos ha colocado a un letrado tan peligroso como Moreno de Acebedo en el número dos de la lista de Sevilla. Hijo de una familia de magistrados de la Sierra de Gata, parecía llamado a inaugurar la séptima generación de la saga judicial, pero en vez de preparar oposiciones, el tío prefirió ejercer de abogado y emplear los instrumentos legales y las redes sociales para combatir la usura desmedida de los más poderosos usurpadores: los banqueros y especuladores, y para tratar de conseguir gobiernos justos y limpios. Como cerebro de la Operación Euribor logró que el Tribunal Europeo fallara contra los abusos en las hipotecas e hizo morder el polvo a los potentes gabinetes jurídicos de la gran banca. Como autor de la demanda presentada por 15MpaRato, ha conseguido que el expresidente de Bankia y los 32 consejeros de la entidad quebrada y rescatada con dinero público tengan que sentarse en el banquillo de los procesados.

Si la batalla por la probidad y la equidad de numerosos candidatos de Podemos (y también de otras formaciones), amenaza la estabilidad y supone un riesgo para la recuperación económica, según Rajoy, la misma consideración de elementos peligrosos que aplican a Moreno Acebedo valdría contra el penalista Luis María de Santos, fundador de la cooperativa Jarsia Abogados, y cuarto por Sevilla; la letrada Susana Luque, número 2 por Córdoba, que defiende a los enfermos mentales contra la exclusión social y la reclusión perpetua que les quería imponer el ya exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón en su proyecto de Código Penal e, incluso, contra Jesús Jurado, el tipo que más sabe sobre la cercana Libia. La democracia directa no era perfecta en Atenas porque los esclavos, las mujeres y los de fuera no tenían ni voz ni voto. Abolida la esclavitud en propiedad y posesión, nada más hay que leer a nuestro filósofo vasco Jesús Mosterín para comprobar el avance de este ejercicio democrático en las asambleas de Podemos destinadas a elegir candidatos entre los mejores y más avezados.

IU y C,s

Antonio Maillo, candidato de Izquierda Unida a la presidencia de la Junta de Andalucía. / Efe
Antonio Maillo, candidato de Izquierda Unida a la presidencia de la Junta de Andalucía. / Efe

¿Aguará Podemos la fiesta electoral a IU? Las encuestas, con su función de música de feria, asignan a la formación de Maillo, sustituto del histórico Diego Valderas, cinco o seis escaños, lo cual representa la mitad de los 12 que obtuvo en 2012 y que les permitieron gobernar en coalición con el PSOE. De su coordinador general, Antonio Maillo Cañadas (Lucena, Córdoba, 2 de noviembre de 1966) vale decir que milita en el PCE desde los 18 años, es licenciado en Filología Clásica, profesor de Latín y Griego en Educación Secundaria y que ha desempeñado el cargo de director general de Administración Local de la Junta. Inequívocos representantes de las fuerzas del trabajo frente a la voracidad del capital, los candidatos de IU pertenecen mayoritariamente a Comisiones Obreras (CCOO), el sindicato mayoritario, cuyos dirigentes les han expresado explícitamente su apoyo, en contraste con la UGT, que en esta ocasión se ha abstenido por el momento de pedir el voto al partido hermano, el PSOE.

Maillo, que encabeza la lista de Sevilla, va en compañía de unos dirigentes provinciales ya conocidos como son las diputadas autonómicas Rosalía Martín en Almería, Inmaculada Nieto en Cadiz, Elena Cortés –que fue consejera de Fomento y Vivienda-- en Córdoba, Mari Carmen Pérez por Granada. También optan a la reelección los diputados autonómicos Juan Serrano Jódar, cabeza de lista en Jaén, y el malagueño José Antonio Castro, que ha obtenido escaño en las dos últimas legislaturas, de modo que sólo el sustituto de Valderas en Huelva, Rafa Sánchez Rufo, ingeniero agrícola y técnico de la Junta, y el propio Maillo se estrenan en las listas. Maillo cuenta con todo el apoyo de la dirección federal de IU, comenzando por Cayo Lara y siguiendo por el candidato a la presidencia del Gobierno en las elecciones de noviembre, el diputado malagueño Alberto Garzón. Sobre el mal fario que les pronostican las encuestas, prefiere no opinar, pues, como en la feria, quien paga la orquesta elige la música, y ya es sabido con qué intención: que el personal baile o se mueva como a él le gusta.

Juan Marín, candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta de Andalucía (Efe)
Juan Marín, candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta de Andalucía (Efe)

En cuanto a Ciudadanos (C,s), la formación españolista del catalán Albert Rivera, y a la que las encuestas pronostican el ingreso en el Parlamento andaluz con posibilidad de formar grupo parlamentario, pues obtendría entre cinco y siete de los 109 escaños en juego, su elemento humano se halla integrado por empresarios, profesionales y funcionarios que desde una posición centrista en  competencia con el centralismo de UPyD, lo mismo puede pactar con el PP que con el PSOE. De momento, su candidato a la presidencia de la Junta, Juan Marín Lozano (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 1962), hace mejores migas con los socialistas si tenemos en cuenta que este dinámico empresario --ha sido directivo de la Asociación de Empresarios de Sanlucar y presidente de la de Comerciantes-- es teniente de alcalde desde 2007 del Ayuntamiento sanluqueño con la mayoría socialista.

Todo lo antedicho puede agotar la paciencia del lector, pero no las opciones de los electores andaluces, ya que cuentan con otras muchas y variadas ofertas que van desde la derecha del PP (Falange y Vox) hasta la izquierda de IU (PCPE), sin olvidar al Partido Animalista, Recortes Cero, alguna lista republicana ni a los nacionalistas del PA.

OTRAS CANDIDATURAS
El PP de Juanma lleva un candidato con 22 cargos, varios enchufistas y muchos ediles.
El marido de Susana Díaz y varios candidatos frustran la limpieza del PSOE.