Las encuestas consolidan a Ciudadanos como la llave del gobierno en Andalucía

3

Daniel Cela *

Albert Rivera, durante su intervención en un mitin celebrado ayer sábado en Cádiz. / Román Ríos (Efe)
Albert Rivera, durante su intervención en un mitin celebrado ayer sábado en Cádiz. / Román Ríos (Efe)

SEVILLA.– “Vamos a ganar. Y bien”. Éste es el eslogan que Susana Díaz, candidata socialista a la Presidencia de la Junta de Andalucía, viene repitiendo en cada mitin desde que arrancó la campaña electoral, hace ahora diez días. ¿Qué significa ese “y bien” que utiliza insistentemente como coletilla y que a estas alturas ya repiten todos los militantes que la siguen? Significa que Susana Díaz, que parte como favorita en las elecciones del 22 de marzo, no se conforma con recuperar la posición de fuerza más votada en Andalucía, que le fue arrebatada por el PP de Javier Arenas hace tres años. Significa que aspira a alcanzar una “mayoría suficiente, amplia y holgada” para “no tener que depender de nadie”, para no estar maniatada a las condiciones de un socio de Gobierno, como le ha ocurrido “en los últimos 18 meses” que compartió la mesa del ejecutivo con IU.

Publicidad

Ese "y bien", la mayoría holgada a la que Díaz nunca llama mayoría absoluta, se lo niegan todas las encuestas de este domingo. Los últimos sondeos que se publicarán antes de la cita con las urnas insisten en que la socialista ganará, pero no logrará los 55 escaños (de los 109 que tiene el Parlamento) que conforman la mayoría absoluta. Tendrá que pactar para ser investida presidenta y para formar gobierno.

Dado que desde el arranque de campaña Susana Díaz viene repitiendo con claridad meridiana que no pactará ni con el PP ni con Podemos (segunda y tercera fuerza en los sondeos), todas las encuestas señalan que Ciudadanos tendrá la llave de la gobernabilidad en Andalucía. El partido de Albert Rivera, último invitado a esta fiesta, que no existía en Andalucía un mes antes de que se convocaran elecciones, que carece de estructura regional y de cuadros medios y que tiene más trayectoria en la política nacional y catalana que en la andaluza, puede ser la gran sorpresa del 22M.

Ciudadanos ha sabido entrar en el momento oportuno y quedarse quieto en el sitio adecuado para ver cómo el voto indeciso (un 41% según los sondeos), el voto desencantado con el PP y con el PSOE y el voto suspicaz con Podemos fluía hacia ellos aumentando sus expectativas políticas. Los sondeos coinciden en que este partido le ha robado a los 'populares' mucho voto urbano. Aún no se sabe lo que es Ciudadanos, pero se sabe que no es lo viejo (el bipartidismo) y tampoco supone el cambio drástico a lo nuevo (Podemos). La posibilidad de que se forje una alianza con el PSOE no es descabellada. Su cabeza de cartel, Juan Marín, es teniente de alcalde de Sanlúcar de Barrameda, un municipio gaditano donde ha cogobernado con los socialistas durante los últimos ocho años. Su partido se llamaba Ciudadanos Independientes de Sanlúcar y, en 2011, se integró en la formación del catalán Albert Rivera, cuando éste empieza a ensanchar la estructura de Ciudadanos para convertirlo en un partido de proyección nacional y arraigo en otras comunidades autónomas.

Durante esta campaña, Susana Díaz está golpeando con saña al PP y a Podemos, pero mantiene un silencio estratégico respecto a Ciudadanos e IU. Algunas encuestas presentan una aritmética postelectoral tan ajustada que tampoco sería descartable un pacto a tres entre PSOE, Ciudadanos e IU, si la coalición que dirige Antonio Maíllo logra amortiguar el golpe. Para los encuestados, la alianza preferente sigue siendo una reedición del pacto PSOE-IU, algo que matemáticamente será inviable. Alrededor del 39% optaría entonces por un acuerdo entre los socialistas y el partido de Rivera.

Este fin de semana se han publicado encuestas en El Mundo, El País, la Cadena Ser, El Correo de Andalucía, ABC y La Razón. Todas dibujan un Parlamento mucho más fragmentado que el de ahora, con cinco partidos, en lugar de tres, y con un reparto de fuerzas más equilibrado, aunque el desplome de la derecha abre un abismo entre la primera fuerza (el PSOE) y la segunda (el PP) que no se había visto desde principios de los noventa. Los populares andaluces, con un líder (Juan Manuel Moreno) poco conocido, sufren el castigo severo que los votantes le dan a las políticas de Mariano Rajoy. Los socialistas les adelantarían en las ocho provincias, aunque su ventaja sería mucho mayor en zonas rurales que en las urbanas. Podemos entra como tercera fuerza política y Ciudadanos en cuarto lugar, relegando a IU (socio de Gobierno durante tres años) al último rincón del Parlamento.

El asalto de la formación de Pablo Iglesias, dirigido aquí por Teresa Rodríguez, hiere al bipartidismo, pero no lo mata, porque parte de ese pulso entre lo viejo y lo nuevo lo ha catalizado el partido de Albert Rivera, que parece haber nacido a última hora para fragmentar el voto del descontento. De otra forma, quizá, la irrupción de Podemos habría sido mucho mayor, se habría situado como alternativa de gobierno, y el cambio político habría sido mucho más drástico.

Los sondeos vaticinan que las tres formaciones que actualmente tienen representación parlamentaria (PSOE, PP e IU) obtendrán resultados inferiores a los que lograron en 2012, debido a la irrupción fuerte de Podemos y Ciudadanos. Los populares y los comunistas, que ahora ostentan su mejor resultado en años (50 y 12 escaños respectivamente), podrían quedarse a la mitad. El sondeo más optimista prevé que el PP perderá 16 diputados, de 50 a 34; mientras que IU podría caer de 12 parlamentarios a cuatro (por debajo de cinco no tendría derecho a representación propia en la Cámara y pasaría a integrarse en el grupo mixto).

Según la encuesta de Demoscopia para El País, el PSOE, que ahora ostenta 47 escaños (su peor resultado en la historia), se quedaría con 45 (36,7% de votos), seguido por el PP (29 escaños, 25,1%), Podemos (15 escaños, 14,7%), Ciudadanos (12, 11%) e IU (8, 8,5%). Según el sondeo de El Mundo, el PSOE se quedaría en la horquilla de 41-44 diputados (33,1%), el PP 32-36 escaños (26,8%), Podemos 16-18 diputados (15,2%), Ciudadanos 11-12 escaños (11,4%) e IU cuatro (6,8%).

La encuesta de El Correo de Andalucía otorga 45 diputados al PSOE, 27 al PP, 20 a Podemos (es el sondeo que más le da a la formación de Teresa Rodríguez), 10 a Ciudadanos y 7 a IU. En el de ABC, el PSOE se situaría entre 40-44 escaños (32,4%), el PP obtendría 34-38 asientos (28,4), Podemos como tercera fuerza con 15-18 (15,5%) diputados, seguidos por Ciudadanos que conseguirían entre 8-9 (10,9%) e IU, que lograría entre 5-7 escaños (7,1%). Y en el de La Razón destaca que el PSOE alcanzaría 43-45 asientos (33,1%), mientras el PP lograría los 32-33 (26,8%), Podemos obtendría 15-16 escaños (15,2%), seguidos por Ciudadanos con una horquilla de 10-12 (11,8%) y por último, IU con 4-5 (6,5%).

Susana Díaz está haciendo una campaña puerta a puerta, y el calor de los vecinos en la calle le dice lo contrario que le gritan las encuestas. Ella está convencida de que ganará, y ganará bien. Los sondeos internos del PSOE van a la contra del resto, les sitúan próximos a los 50 escaños, aún sin mayoría absoluta, pero con un marchamo de victoria más rotundo que si logran ser la fuerza más votada a costa de perder votos y diputados. También el líder popular Juan Manuel Moreno está convencido de que la caída del PP no será tan rotunda, porque hay mucho voto oculto, cabreado por las políticas de Rajoy, que a última hora les devolverá su apoyo. El compromiso de Moreno es quedarse en Andalucía aunque pierda, y remontar un partido que en el mejor de los casos aspira a quedarse en la horquilla de los 34-35 diputados (hay sondeos que le dan 27). Por último, IU ha optado por una campaña de no agresión con Podemos (Maíllo hace lo posible por no mencionarlos nunca) y un pulso contra Susana Díaz. El líder de la coalición cree que serán “la gran sorpresa” del 22M y que su resultado será mejor que el que ostentan ahora, con 12 diputados.

(*) Daniel Cela es periodista.
3 Comments
  1. ramón moreno palau says

    CIUDADANOS ES CONOCIDO HACE YA AÑOS en Cataluña por su nombre en catalan CIUTADANS,actualmente tiene 9 escaños en el parlament y varios en el PARLAMENTO DE ESTRASBURGO-Javiert Nart,JUAN CARLOS GIRAUTA y algún otro-en CATALUÑA ha llevado una politica ferozmente antinacionalista,denunciando repetidamente la inmesión linguistica y la corrupción de CIU,tiene imputado al diputado jordi cañas por delito fiscal,este ha dejado el escaño pero ha sido captado por Juan carlos Girauta como asesor,una tecnica parecida a la del PP con algunos de sus imputados,muchos pensamos que es una marca blanca del PP con una mano de pintura y aparente moderación lo que no le ha impedido aprovechar el discurso antiinmigrante y oponerse a reformar la salvaje reforma laboral del PP,es un partido bisagra al estilo del Partido liberal aleman…veremos

  2. asi es says

    Marca blanca del PP que vota lo mismo que el PP en todos los aspectos. !LA basura más grande, la estafa lerrouxista mayor desde el lerrouxismo!!!Votar al bancario este, es como votar a los de las preferentes !!!No van a cambair nada, excepto sus nóminas, de hecho cientos de arribistas, conseguidores, pícaros de toda laya y condición se están apuntando a este engendro, los trepas que no han podido trepar en el resto de partidos y sindicatos de la caspa, lo peor de cada casa, de cada pueblo de cada barrio allí está !!!Estos no vienen a cambiar nada, vienen a repartirse prebendas con la casta, operación Roca de nuevo !!!Fascismo de rostro puber !!!joseantonio de nuevo !!tardofranquismo!!!Basura!!!

  3. C's = PP says

    En Catalunya ya sabemos lo que es este pseudo-partido, nacido de la búsqueda de un ‘nicho’ electoral, el lerrouxismo. un partido sin ideología, mesuradamente inconcreto en lo esencial, populista a más no poder, demagógico al máximo y producto de un bombardeo mediático de su lider, en connivencia con los grupos media más importantes del estado. En resume, ¡una sonora estafa1

Leave A Reply

Your email address will not be published.