La gestión del PP hace increíbles las promesas de sus candidatos

4
La candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la presentación, ayer, de los los taxis que llevarán en sus puertas traseras carteles electorales de ella misma y  Cristina Cifuentes.  / Juan Carlos Hidalgo (Efe)
La candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la presentación, ayer, de los los taxis que llevarán en sus puertas traseras carteles electorales de ella misma y Cristina Cifuentes. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

La acción de gobierno del PP desmiente su “programa marco” para los comicios del día 24. Promesas básicas como la “reducción de impuestos” y la afirmación de que “se ha solucionado en dos años la deuda municipal” no soportan el contraste con la realidad. La honradez que anuncian y el compromiso de acabar con la corrupción debieran ser incompatibles, para ser creíbles, con la presencia en las listas, sólo en Galicia, de 15 regidores encausados judicialmente en tramas de intereses económicos a costa de lo público.

La promesa generalizada de “bajar los impuestos” figura como gancho principal en todos los mensajes electorales de los candidatos del PP. La repite la aspirante a la presidencia de Madrid, Cristina Cifuentes, olvidando que fue delegada del Gobierno de Mariano Rajoy cuando se subieron todos (IVA, IBI, IRPF, Sociedades), menos los de las famosas sociedades de inversión SICAV en cuanto los 'populares' llegaron al poder. La reducción del IRPF en 9.000 millones de euros entre 2015 y 2016 dispuesta por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristobal Montoro, beneficia ahora a los que más ganan.

Publicidad

Cifuentes y la expresidenta de Madrid y candidata a la alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre, no se ponen de acuerdo sobre cuándo, cómo y a quién bajarán los impuestos. Desde su video electoral, Cifuentes proclama que los reducirá desde el primer día. Pero en el decálogo de Aguirre, ésta sólo se compromete a “no subir ninguno" y a bajarlos "en la medida de lo posible”. Su intención, dice, es “reducir el IBI al mínimo permitido (del 0,5 al 0,4%), bajar el tipo máximo de la plusvalía por debajo del 25% y que el valor catastral se sitúe en niveles anteriores a la crisis”.

Esas reducciones de impuestos a los beneficios y a los propietarios de edificios (entre los que se encuentran Aguirre propiamente dicha y los rentistas y empresas especulativas de su familia) se quedan cortas si recordamos su influencia y capacidad para suprimirlos. Así ocurrió con el magnate del juego y el vicio, Sheldon Adelson, que iba a plantar Eurovegas en Alcorcón (Madrid) y crear 92.000 empleos. Aguirre obligó al mismísimo presidente Rajoy a recibir a mister Adelson en La Moncloa y a promover, por ley, en el Congreso de los Diputados, las exenciones fiscales que el prohombre reclamaba. El asunto acabó en fiasco.

Cierto es que, según el programa marco del PP, los ayuntamientos  ya no tienen deudas, “han pasando del déficit al superávit en solo dos años”. Extraordinario si fuera cierto. La deuda viva del Ayuntamiento de Madrid, el más endeudado de toda España, no ha bajado de 7.100 millones de euros después del tercer rescate solicitado por la alcaldesa Ana Botella y concedido por el Ejecutivo central. El mapa de la deuda, confeccionado por analistas nada sospechosos de izquierdismo, desvela el trazo grueso de los redactores programáticos del PP. Pero ni las deudas contraídas a cuenta del triple salto mortal del Madrid olímpico y del soterramiento de la M-30 (con un coste dos veces superior a la ampliación del Canal de Panamá) ni, mucho menos, el déficit de 23.000 millones de la Comunidad de Madrid, impiden a las candidatas mantener el cebo a ver quién pica.

El programa marco afirma: “Responderemos a la creciente preocupación ciudadana sobre las cuestiones ambientales que afectan a su municipio”. En Madrid, la alcaldesa saliente, Botella, respondió en 2011, cuando era delegada de Medio Ambiente con Alberto Ruiz-Gallardón, solicitando a la UE una moratoria para mantener hasta 2015 una contaminación atmosférica superior a la legalmente admitida y a la que los vecinos pueden soportar sin caer enfermos y morir antes de tiempo. La villa y corte figura a la cabeza de las ciudades europeas más contaminadas y que menos medidas adoptan contra la polución. Con razón, Ecologistas en Acción presentó una querella criminal contra esa mujer que llegó a decir que para evitar la contaminación lo mejor moverse, cambiar de sitio, y que la verdadera asfixia es el desempleo.

Aparte de la teoría y la poesía (Góngora y Lucientes nos asista) de que no hay mal sin un mal mayor, la candidata a sustituir a Botella ha incluido en su decálogo el compromiso de no talar más árboles en el eje Prado-Recoletos. ¿Un ardid para eludir el gravísimo problema de la contaminación? Para Aguirre lo importante es hacer “un Madrid más verde” y “plantar árboles en la Puerta del Sol antes del 15 de septiembre". Por lo demás ya es sabido que las reducciones de las plantillas municipales de jardineros han provocado varias muertes por las caídas de ramas de árboles sin podar ni cuidar.

El programa marco promete “medidas para la conservación del patrimonio cultural y natural que tenemos y para un desarrollo urbanístico eficiente y sostenible”. Por ejemplo, la Operación Chamartín, consistente en entregar a los grandes intereses especulativos privados los terrenos públicos de las vías pecuarias. Claro que estas decisiones, como la privatización del Canal de Isabel II, se enmarcan en la colaboración público-privada que también figura en el programa de la derecha. En este punto, el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, se pregunta “¿para qué querrán gobernar lo público, si luego lo entregan para que lo gestionen empresas privadas?”

Contrasta también el colofón del programa marco del PP, prometiendo honradez, recorte de dietas, publicidad y transparencia de sus sueldos y emolumentos con casos tan sonados como los dispendios de la alcaldesa de Valencia y candidata a la reelección, Rita Barberá, una mujer que cobra más de 100.000 euros al año del Ayuntamiento y de tres instituciones públicas más. Y la promesa se da de patadas con el hecho de que por ejemplo en Galicia repitan como candidatos quince de los 18 alcaldes imputados en corrupción y, en algún caso, en desobediencia judicial. Se ve que, en ocasiones, la norma depende de la conveniencia política en cada caso.

Para que no haya dudas de la firmeza contra la corrupción, Aguirre da un paso más y anuncia la creación de un Departamento de Auditoría y Buenas Prácticas para que “quien vea algo raro” se lo comunique. Puede hacerlo anónimamente, desde Suiza, las islas Caimán o con seudónimo. Lo importante es delatar a los bribones y que no le vuelva a ocurrir la extraña circunstancia de verse rodeada de punicos y gurtélidos y ella sin enterarse.

Las referencias a Madrid no son exclusivas de esta comunidad y ayuntamiento. En fin, como muchos enseñantes saben, en las antiguas escuelas de Magisterio había una asignatura con un nombre griego; se llamaba Paidología y abordaba la forma de tratar a los niños. Lo que muy pocos podían sospechar es que aquella disciplina ya superada pudiera servir, pasado el tiempo, para que determinados políticos trataran a los ciudadanos como si no hubieran alcanzado la edad del raciocinio y el discernimiento.

partidopopular
4 Comments
  1. Piedra says

    Hazte un favor: echa a esos falsarios y corruptos.

  2. juanjo says

    Y digo yo, ¿Qué va a hacer la Espe Estrompapolicias,, una bicha intrigante, grosera, egoistona, corrupta, vengativa, y sin ética ni moral, con los policías municipales a los que violó, vejó y hasta atropelló cuando lo de su multa por vulnerar las leyes de tráfico?
    ..
    En Allemania, Gran Bretaña, Francia y otros Estados de Occidente, a los vándolos de tal calaña no se les permite andar sueltos por las plazas y calles públicas.

    Aquí, sin embargo, hasta se les permite postularse para Alcalde.
    ….
    ¿Cómo es posible que en una ciudad como Madrid exista más de 200 individuos, tan absolutamente irresponsables, como para otorgarle su confianza?.

    ¡Qué falta de decoro y de sentido común!

  3. Juanjo says

    En cuanto a lo de los taxis con el antifaz de la Espe. Increíble.
    ..
    Pero, tú ya sabes, lo de ayer noche una joven: mandó parar uno, le mandó a hacer puñetas; y se lo dejó claro: «Si estáis con la corrupción, ¿como me voy a arriesgar a subir contigo?»

  4. kaltan says

    Llevan mintiendo por sistema toda la vida, a estas alturas quien les vote no tiene excusa posible.

    http://icelandspirit.blogspot.com/2015/03/la-liberal-esperanza-aguirre.html

Leave A Reply

Your email address will not be published.