Begoña Villacís (C,s): "La gente debería preguntarse antes de votar si le gustaría que Aguirre fuera su jefa"

Ana V. Toscano *

Begoña_Villacís_Ciudadanos_Madrid
Begoña villacís, candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Madrid. / C,s Madrid

Dice conocer a pie de calle y metro “el Madrid de los madrileños” gracias al anonimato del que, hasta hace unos meses, disfrutaba. Abogada, casada y madre de dos niñas de 8 y 9 años escolarizadas en un colegio privado (el año que viene irán a uno concertado), Begoña Villacís (Madrid, 1977) empezó a ser una cara conocida gracias a los programas de televisión matutinos, donde ofrecía su “opinión técnica” sobre los temas a debate. Entre cables y focos conoció a Albert Rivera, Javier Nart, Luis Salvador y otros miembros de Ciudadanos, partido al que ya votó en las municipales de 2008.

Publicidad

Amante del deporte y de los animales, es vegetariana y le gusta definirse como “una luchadora”. También como “abogada de pleitos pobres”. Por eso, y pese a ser del Real Madrid, prefiere que pierdan los blancos cuando el equipo contrario tiene “mucho menos presupuesto”, como el Atlético. “En ese caso, tengo el corazón dividido. Creo que también en el fútbol sería sano que acabara el bipartidismo. Que no se gane a golpe de talonario”, explica.

Se ha metido en política sin cobrar (por ahora) porque quiere “cambiar las cosas” y ha elegido Ciudadanos porque sus responsables “dicen lo mismo ante las cámaras que detrás de ellas”. Aunque nació en el 77, se considera de la misma generación democrática que su líder nacional, “sin complejos, miedos ni dolores”. Su objetivo es ser la alcaldesa de Madrid y recuperar el crédito de los madrileños en la política.

Su carrera ha sido meteórica. En enero de 2015 se afilió a Ciudadanos y dos meses después ya era la candidata a la Alcaldía de Madrid, ¿Cómo lo lleva?

– Pues sí, me lié la manta a la cabeza y todavía hay días en que me levanto y pienso: ¡ostras, qué ha pasado! Como abogada, ya viví en primera línea el mal funcionamiento del Ayuntamiento, y tener ahora la posibilidad de cambiar las cosas en Madrid es una grandísima responsabilidad y una razón importantísima para estar aquí. Es verdad que ha sido meteórico, pero tengo muchísima ilusión.

Sus críticos dicen que su nombramiento fue un dedazo…

– Hubo una primarias y eso lo sabe todo el mundo. En ellas se eligieron del número 1 al 5 de forma clara y abierta.

¿Si no hubiera conocido en televisión a Albert Rivera cree que hoy estaría aquí?

– Sí, ya era bastante de Ciudadanos antes de conocerlos a todos, no sólo a Albert. De hecho, cuando empecé trabajaba con ellos (lo dice señalando a los miembros de su equipo que están en la sede de C’s Madrid, donde realizamos la entrevista), no con él. Muchos no hemos necesitado de esa aproximación directa para entrar en este proyecto.

"Los programas de televisión son un foro mucho más cercano, abierto, flexible y real de
lo que pueda ser
el Congreso
"

Pero los programas de televisión han ayudado mucho a que se conozca a Ciudadanos, ¿no?

– Han ayudado a la democracia en sí misma. Son un foro mucho más cercano, abierto, flexible y real de lo que pueda ser el Congreso o Las Cortes en sí mismas. La gente puede ver de primera mano qué es lo que dice cada uno. Eso sí, me gusta diferenciar entre lo que es un debate político de cuando se está produciendo un mero entretenimiento mediático; es decir, cuando empieza el acoso y derribo y se empiezan a insultar unos a otros… No me parece bueno un espectáculo así porque un político no es eso ni mucho menos, ni se tiene que rebajar. La gente no les paga ni les vota para que se comporten de esa manera, sino para que propongan y construyan.

– Las últimas encuestas le dan entre 9 y 10 concejales, ¿aspira a mejorar estos resultados?

– La verdad es que son excelentes teniendo en cuenta que partimos de cero. Tenemos cada vez más visibilidad y ya no somos una promesa, sino una certeza. Yo me quedo con que hace dos meses nos daban 4 concejales, luego 7, 8, 9, y lo último, 10. Me gusta pensar en esa tendencia alcista y en el crecimiento sostenible que hemos tenido, no a base de quejas, sino de proponer soluciones.

¿Sigue manteniendo que no va a formar parte de ningún gobierno si no es la lista más votada?

– Sí. No habrá ningún tipo de acuerdo global. Habrá acuerdos puntuales, pero dependerán de lo que nos propongan. ¿Bajar impuestos quién lo dice, PSOE y PP? Pues para eso pactaremos con PSOE y PP. ¿Aumento de escuelas infantiles quién lo defiende, PSOE y Podemos? Pues con PSOE y Podemos. A partir de ahora van a cambiar muchas cosas.

Si tras el 24 de mayo no hubiera ninguna mayoría absoluta, ¿votaría siempre ‘no’ a la investidura de Esperanza Aguirre si fuera la de ella la lista más votada?

– Sí, ya era bastante de Ciudadanos antes de conocerlos a todos, no sólo a Albert. De hecho, cuando empecé trabajaba con ellos (lo dice señalando a los miembros de su equipo que están en la sede de C’s Madrid, donde realizamos la entrevista), no con él. Muchos no hemos necesitado de esa aproximación directa para entrar en este proyecto.

"Tenemos
un programa anticorrupción innegociable que tendrá que firmar todo aquel que quiera contar con nuestro apoyo
"

Pero los programas de televisión han ayudado mucho a que se conozca a Ciudadanos, ¿no?

– Es realmente impredecible lo que va a ocurrir a partir del día 25. Pueden pasar muchas cosas en lo que resta de campaña. Lo que no va a cambiar es lo que no ha cambiado en Andalucía. Nosotros tenemos un pacto anticorrupción que es innegociable y que tendrá que firmar todo aquel que quiera contar con nuestro apoyo o simplemente quiera empezar a hablar con nosotros.

¿Ha conocido ya a Esperanza Aguirre?

– Sí, bueno, fue una conversación muy corta, prácticamente de ‘hola, qué tal’. Pero bien, cordial. Lo que me gustaría sería mantener esa cordialidad a partir del día 25 porque la gente nos vota para que hablemos y construyamos cosas, no para que nos peleemos.

Villacís_candidata_C,s_Madrid
La candidata de Ciudadanos, en otra imagen. / C,s Madrid

Como abogada, ¿por qué cree que se archivó tan pronto en primera instancia el caso de Aguirre con los agentes de movilidad?

– Ahora se ha reabierto por faltas, pero a mí no me gusta especular con papeles que no he visto y con un caso como este del que no conozco los entresijos. Pero es verdad que ha sido un plazo muy corto que yo desearía para muchos de mis clientes.

¿Qué le parecieron sus palabras sobre los indigentes?

– Para mí los mendigos son personas como tú y como yo y cuando veo a uno lo primero que pienso es en qué momento se rompió su vida. ¿Cuál es el problema? Que hay listas de espera en los albergues de Madrid, que tienen horarios inflexibles, que muchos en lugar de tener camas tienen sillones….El albergue tiene que ser un sitio de tránsito hacia la integración social, hacia un hospital o hacia una residencia, lo que cada uno necesite. No se les puede meter a todos en un saco.

¿Sus propuestas para Madrid están cercanas a las del algún otro partido?

– Están cercanas a los ciudadanos y creo que la gente se va a sentir muy identificada. Es difícil compararse con otro programa electoral porque sólo lo han publicado UPyD y Podemos. Ya sabemos que Aguirre ha cogido el programa de su partido, o sea, el trabajo de todo su equipo, y ha dicho que le parece un tocho como si lo único que importara fuera su palabra. A mí esas cosas me resultan muy difíciles de comprender porque Ciudadanos es un proyecto de equipo donde eso no ocurre.

¿Es que ella cree que tiene la suficiente credibilidad como para permitirse hacer eso? A mí me hace gracia cuando me llaman valiente por meterme en política. ¿Valiente yo? No, valiente Esperanza Aguirre que se mete después de todo lo que ha pasado. Creo que la gente debería pensar en este gesto y, por ejemplo, preguntarse a la hora de votar si le gustaría como jefa de su hijo o como su propia jefa. Alguien que no es capaz de valorar el trabajo de su propio equipo es alguien que no confía en su propio partido ni en las personas que están en él. Y así no se puede gobernar una Alcaldía. Esa no es la actitud.

"Hay que facilitar
a las familias desahuciadas un alquiler social a través de la mesa municipal de la vivienda
"

¿Qué hará para evitar los desahucios?

– Yo tengo claro que estoy con los desahuciados porque son personas. Pero también es cierto que hay una ley y que hay que ofrecer la seguridad jurídica suficiente para que los bancos sigan ofreciendo hipotecas. Lo que hay que hacer es facilitar a esas familias un alquiler social a través de la mesa municipal de la vivienda. Se trata de un alquiler que, como mucho, va a costar el 30% de los ingresos de la unidad familiar, que es muy poco. A esa gente lo que le quiero dar es un hogar porque en cuanto se pierde la vivienda, uno se lanza al vacío y a la marginalidad.

¿Cómo definiría la gestión de Ana Botella en este asunto?

– Ha sido una gestión continuista. No ha aumentado la deuda pero la solución no es despatrimonializar Madrid, sino utilizar su patrimonio de forma inteligente. Si tenemos patrimonio inmobiliario que no da ninguna rentabilidad y gente que se está quedando sin casas, lo mejor es que esos inmuebles sean para esa gente, que te va a pagar una renta, aunque sea muy baja, y a la que incluyes en la sociedad.

A su juicio, ¿cuál es el mejor criterio a la hora de aplicar la ley de la dependencia?

– Conozco bastantes funcionarios que trabajan en eso y tienen como política no resolver los expedientes antes de 6 meses, lo cual, no deja de ser una corruptela. A eso hay que sumar que después tardan otro tanto en pagar las ayudas y por el camino mueren muchas personas con esta necesidad. Ahora que tanto se habla de la muerte digna, esto no es ni indigno… no deberíamos permitirlo.

Ya que menciona la muerte digna, ¿está usted a favor de la eutanasia?

– Lo que le voy a decir es una opinión personal, no de partido. Yo le tengo dicho a mi familia que, llegado el caso, bajo ningún concepto me desconecten porque yo quiero luchar por mi vida. Lo llevo dentro y es mi forma de pensar. Pero creo que una persona consigo misma no debe ser regulada por el derecho. Competencialmente, y desde una visión técnica, el derecho no debería entrar en una esfera que no le toca.

Entonces, ¿no le importaría que se permitiera para que aquel que la quisiera, no?

– Esto daría para un debate técnico, legislativo, filosófico… No se pueden tampoco estereotipar las decisiones porque es algo absolutamente casuístico. La eutanasia como muerte digna cuando hablamos de un caso terminal es una situación, y la eutanasia ante determinadas perspectivas es otra situación.

"En determinadas ocasiones se ha entendido el aborto como un método anticonceptivo,
y eso tampoco
puede ser
"

¿Y del aborto qué opina?

– A mí no me gustaría que me ocurriese ni tampoco a mis hijas. La gente tiene que entender que cuando una mujer va a abortar no va como la que va a tal… Es una situación que puede ser bastante dolorosa y que a cada una le afecta de una manera. No vamos a decir que es trágico porque hay personas para las que no es trágico. Pero, si se tiene que afrontar y hay mujeres que lo van a afrontar, yo prefiero que lo hagan en condiciones de seguridad y con el máximo respeto porque cuando la ley lo ha prohibido, la realidad es que se ha seguido produciendo. Entonces, ley de plazos y ley de supuestos. Permitamos que ocurra pero de forma protegida, regulada y donde además esa mujer, aparte de las limitaciones de plazos y supuestos lógicamente, pueda estar acompañada y tener asistencia psicológica si la necesita.

¿Qué ley le gustaba más, la denominada ‘Aído’ o la actual tras la reforma del Gobierno del PP?

– Yo es que iría un poco más lejos porque creo que falta un poco de desarrollo en el sentido de, sí a la ley de plazos y sí a la ley de supuestos, pero es que se han olvidado de la mujer como objeto de protección. Sobre todo, cuando sean niñas. Hay que reeducar para protegerlas y para evitar que puedan verse expuestas a una situación similar. Sobre todo porque hay veces, en determinadas ocasiones, que se ha entendido como un método anticonceptivo y eso tampoco puede ser. Aprendamos qué es lo que está ocurriendo para idear políticas preventivas que tengan como objeto de protección a las mujeres

Si fuera alcaldesa, ¿participaría en actos religiosos?

– No veo porque no, pero no sería como alcaldesa, sino como Begoña Villacís. Hay muchas cosas religiosas que ya son parte de nuestro acervo cultural y muchas veces es difícil discriminar qué es cultural y qué religioso.

(*) Ana V. Toscano es periodista.