David Ortega: “UPyD abrió brecha contra el bipartidismo y otros lo han rentabilizado”

Ana V. Toscano *

David_Ortega_UPyD
David Ortega, candidato de UPyD a la Alcaldía de Madrid. / UPyD

Al igual que los miembros del núcleo duro de Podemos, David Ortega (Madrid, 1966) ha sido profesor universitario antes que político. Su salto a la vida pública, sin embargo, fue unos cuantos años antes, en la primavera de 2007. Tenía 41 años y cuenta que le “entristecía” la situación de España. “Cuando vi que iba a nacer un nuevo partido político con un discurso sensato, de lucha contra la corrupción y de regeneración democrática, es decir, a lo que ahora muchos se han apuntado, pues dije, David, ahora”. Gran admirador de la política anglosajona y del Atlético de Madrid, Ortega ejerce de portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de la capital desde 2011, cuando la formación magenta consiguió cinco concejales. Casado y con dos hijos de 14 y 12 años, asegura que si da la sorpresa y gana estas elecciones lo celebrará bañándose en Neptuno.

Publicidad

Ya sabemos que las encuestas no vaticinan nada bueno a UPyD pero, ¿qué percibe a pie de calle?

– Yo distingo entre la España oficial de las encuestas y la España real, que es la de la gente de la calle, donde ya me conocen y muchos me animan por el tema de Bankia y de las tarjetas black, que lo hemos sacado nosotros. Yo creo que la gente percibe, sobre todo, que somos un partido honesto y honrado, que luchamos contra la corrupción y que hemos cambiado cosas en el Ayuntamiento. Hemos hecho una política nueva y creíble frente a políticas más viejas, añejas o tradicionales.

Si no consigue revalidar su puesto como concejal en el Ayuntamiento, ¿volverá a la Universidad?

– Evidentemente, espero que no se dé ese caso porque no sería una buena noticia. Pero sí se diera el caso, volvería a dar clases como siempre he hecho en la Rey Juan Carlos.

¿Cree que todos sus colegas deberían tener una profesión y ejercerla para no dedicarse de por vida a la política?

– Creo que sí. La de político no debe ser una profesión. Dedicar parte de tu vida a la cosa pública es bueno y enriquecedor, pero si tu único ‘modus vivendi’ es ese, no es bueno.

Algunos hablan de usted como la ‘mosca cojonera’ del Ayuntamiento de Madrid…

"Hemos sacado a luz muchos asuntos que molestaban al PP, pero también
al PSOE y a IU, como el tema de los asesores o el
de los coches oficiales
"

– La verdad es que la expresión no me gusta mucho, pero sí, hemos hecho una oposición basada en defender los intereses de los madrileños, para lo que hemos tenido que sacar a la luz muchos temas, abrir las ventanas y decir lo que está mal por mucho que molestara al PP. Aunque también muchas veces molestaba a PSOE y a IU, como el tema de los asesores o los coches oficiales. En muchos temas, UPyD ha seguido una línea muy distinta al resto.

¿Qué propuesta de las que ha defendido en el Ayuntamiento de Madrid le hace sentirse más orgulloso?

– La propuesta de reestructuración íntegra del Ayuntamiento creo que era muy sensata y también la del nepotismo, que consistía en que no se pudiera contratar a familiares y a la que todos votaron en contra. Me siento también muy orgulloso de una sobre transparencia para que se controlen los gastos de los grupos municipales. Fuimos los primeros en publicar nuestros sueldos y eso da idea de nuestra ejemplaridad. Además, hemos perseguido a los responsables políticos que han hecho mal su trabajo y, en el caso del pequeño Nicolás, por ejemplo, conseguimos que dimitiera (Emilio) García Grande, porque aquello era una vergüenza y él era el máximo responsable de la seguridad de la ciudad.

Y de cara al futuro, ¿qué proyectos tiene para Madrid?

– Lo primero que haría sería velar por el dinero de los madrileños para que estuviera bien aprovechado. La gente hace un esfuerzo enorme para contribuir con los impuestos y me indigna el despilfarro y la pésima gestión que ha habido.

¿Qué ha sido para usted lo peor del tándem Gallardón-Botella en la Alcaldía de Madrid en los últimos años?

– Creo que los sobrecostes que ha habido en la obra pública. Tampoco entiendo la política de alto personal, con la que se están pagando sueldos muy caros bajo criterios de amiguismo y enchufismo, lo que me pone muy nervioso. Otra cosa es la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda, donde se está haciendo una pésima gestión y se está echando a gente de 80 ó 90 años de sus casas. Eso es terrible y me duele mucho. Pero el PP, después ya de 24 años de mayoría absoluta, está como muy relajado.

David_Ortega_entrevista
El candidato del partido magenta, en otra imagen. / UPyD

¿Piensa que los ‘populares’ se sienten dueños de Madrid?

– Sí, claro. Y eso es terrible.

Desde el punto de vista ético, ¿cree que Aguirre está legitimada para ser candidata a la Alcaldía?

– No, y se lo he dicho directamente en el debate que hemos tenido. Le he dicho que no tenía credibilidad para hablar de regeneración democrática y que no la creía.

Y ella le contestó que es una persona muy confiada…

– Eso ya no me parece serio. Lo primero no me parece creíble y lo segundo no me parece serio.

¿Por qué le dijo que no a Ciudadanos cuando le llamaron hace poco menos de dos meses?

– Pues porque mi proyecto es UPyD y cada uno tiene que ser fiel a su proyecto.

¿Con qué argumentos le intentaron convencer?

– Fue una conversación normal: me dijeron que si me interesaba y yo dije que no y ya está.

¿La conversación fue con Albert Rivera directamente?

– No.

UPyD siempre ha apelado a la necesidad de romper con el bipartidismo. Hoy las encuestas pronostican esa ruptura pero no sé si la forma en que lo hacen, con el ascenso sobre todo de Ciudadanos y Podemos, es lo que UPyD esperaba que ocurriera cuando pedía que se abriera paso una tercera vía en España.

– Es verdad que UPyD fue el que acabó con el bipartidismo en alguna medida y el que abrió brecha. Quizás no hemos sabido rentabilizar en términos políticos ese esfuerzo y lo han rentabilizado más otros.

¿Por qué no han sabido aprovecharlo, qué errores han cometido?

– Creo que hay que comunicar mejor y que también hay que actualizarse con los nuevos tiempos. Ahora hay dos actores fuertes y nuevos, que son Podemos y Ciudadanos y esa es la realidad, hay que asumirla. Tenemos que competir también con ellos.

¿Teme que el ascenso de Ciudadanos borre del mapa a UPyD en el Ayuntamiento de Madrid?

"Creo que Ciudadanos no borrará del mapa
a UPyD porque la vida es larga y pasan muchas cosas. Uno ya
tiene experiencia
y sabe que las
cosas cambian
"

– Creo que no porque la vida es larga y pasan muchas cosas. Uno ya tiene experiencia y sabe que las cosas cambian. Vamos a ver qué dice el pueblo de Madrid, que es un pueblo muy bien informado y que creo que sabe de nuestro trabajo. UPyD conoce muy bien el Ayuntamiento y Ciudadanos no tan bien porque, evidentemente, no han estado ahí. Y esta ciudad es muy complicada de gobernar y exige conocimientos importantes.

Si, como dicen los últimos sondeos, la lista más votada es la de Esperanza Aguirre y después la de Begoña Villacís, ¿pactaría con Ciudadanos para desbancar a la ‘popular’?

– En política de pactos siempre decimos lo mismo, que pondremos unas líneas maestras de compromiso con los madrileños y con quien cumpla con eso, con quien más lo asuma, pues ya veremos. Somos un partido transversal y así nos vamos a mantener.

En caso de que UPyD perdiera representación institucional en todos los parlamentos autonómicos salvo en el País Vasco como pronosticó el CIS, ¿debe dimitir Rosa Díez?

– Bueno, hay un congreso extraordinario en junio y yo lógicamente, como candidato, tengo que respetar lo que ahí se diga. Pero vamos a ver los resultados porque todo esto son futuribles. Vamos a ser sensatos, prudentes y, sobre todo, optimistas. Yo creo que el 24M vamos a tener un remonte y un efecto rebote porque siempre hemos multiplicado por dos las encuestas del CIS en Madrid. Creo que los madrileños creen en UPyD y espero que crean en este candidato, que es una persona trabajadora, honesta y que conoce Madrid. Son tres cualidades positivas y muy importantes que no sé si tienen los otros candidatos.

¿Con alguno de sus rivales se siente más cómodo o tiene más afinidad?

– Con ninguno en particular. Les tengo respeto y a algunos les conozco más y a otros menos. Hay algunos a los que les tengo más simpatía personal, pero lo vamos a dejar aquí.

– Independientemente de los resultados del 24M, ¿ve necesaria una refundación de UPyD o, al menos, que se piense en los errores?

– Sin duda, tiene que haber autocrítica. El partido tiene que entrar en una nueva fase de crecimiento. Mi objetivo es integrar y que haya una nueva fase de crecimiento. Autocrítica y para adelante. En la vida hay que saber remar cuando el viento está a favor y también cuando el viento está en contra. Eso, además, te hace crecer como persona individual y colectiva. Y este grupo humano tiene que aprender. Para mí lo importante es el proyecto y el de UPyD es el mejor proyecto político de España, siempre lo he defendido y lo discutiré ante quien sea. Lo que pasa es que se han cometido errores porque somos seres humanos. Pero ante los errores, hay que hablar, escuchar, aprender, ser inteligente y generoso. En la vida, la inteligencia y la generosidad son claves.

Su compañera de partido Irene Lozano ya ha anunciado que, de cara a ese Congreso que se celebrará en verano, quiere liderar un nuevo proyecto dentro de UPyD. ¿A usted no se le antoja coger las riendas, se ve en esas?

– Mi objetivo es el 24 de mayo, no tengo vista más allá porque la vida no me da para más. A partir de ese día, ya empezaremos a plantearnos otras cosas.