López de Uralde: “Las primarias de Podemos nos alejan de una candidatura de confluencia”

5
Juan López de Uralde, vencedor de las primarias de Equo para las generales y coportavoz del partido, tras la entrevista con cuartopoder.es / Miguel Muñoz
Juan López de Uralde, vencedor de las primarias de Equo para las generales y coportavoz del partido, durante la entrevista con cuartopoder.es. / Miguel Muñoz

Ha sido una de las caras más visibles y reconocidas de Equo desde el nacimiento del partido hace cinco años. Pasó de ser un activista medioambiental en organizaciones como Greenpeace, de la que fue director, a intentar llevar el “ecologismo político” a las instituciones. No tuvo éxito en las pasadas generales de 2011. Su partido sí consiguió espacio en las últimas europeas con un eurodiputado y desde el pasado 24 de mayo cuentan con más de 100 concejales y 4 diputados autonómicos. Juan López de Uralde (San Sebastián, 1963), fue el vencedor de las primarias abiertas celebradas la pasada semana y defiende sin fisuras repetir los modelos de unidad popular de las candidaturas municipales. Desde el respeto a la pluralidad y las distintas sensibilidades y más allá de siglas concretas. El coportavoz del partido ecologista recibe a cuartopoder.es en su sede madrileña justo el día después de que Podemos hiciera público su reglamento de primarias.

Publicidad

— ¿Cómo valora haber sido la persona más votada en las primarias?

— Estoy muy contento. Haber recibido el apoyo de mis compañeros después de cinco años que llevamos ya en los que he sido la cara visible de Equo. Eso, en unos momentos de política cambiante, acarrea un desgaste y sin embargo se me ha dado un voto de confianza para acudir a las elecciones generales. Espero cumplir con la misión que se me encomienda, que de alguna manera es conseguir que Equo entre en el Congreso de los Diputados. Además ha habido “partido” porque han sido unas primarias competidas, con discusión y debate.

— En cualquier caso, llama la atención el dato de participación. Poco más de 2.000 personas de un censo de más de 20.000 con derecho a voto. ¿Qué valoración hace de ello?

— La participación desde luego es un tema fundamental. El problema que tenemos con los censos es que la gente se va apuntando a lo largo de los años y pueden ir cambiando. El censo realmente no se ajusta porque hay gente que se va perdiendo. En todo caso, ha sido una participación baja. La gente quiere participar y quiere primarias pero luego no participa tanto. Pero, por ejemplo, dentro de la militancia la participación ha sido de más del 50%. Donde ha sido más baja ha sido en el censo de simpatizantes, que son personas que simplemente se inscriben y ahí hay de todo.

— Siempre han defendido desde Equo que se han hecho cosas que ahora parece que toda la ciudadanía y los partidos emergentes defienden. Como las primarias abiertas o formas de participación. ¿Por qué no ha llegado a más gente su mensaje y esta forma de entender la política?

— Creo que hemos ido por delante al momento en que las cosas que nosotros proponemos son “marea alta”. Nosotros empezamos a hablar de construir nueva política y de que no éramos un partido pidiendo votantes sino que éramos ciudadanos haciendo política antes del 15M. Hicimos un discurso del 15M antes de que ocurriera, porque la primera rueda de prensa la hicimos en septiembre de 2010. El 15M fue en mayo de 2011.

"Hemos abierto caminos y espacios en política que otros han sabido después utilizar mucho mejor"

Hemos ido abriendo caminos y espacios que luego seguramente otros han sabido utilizar mejor sobre todo desde el punto de vista de la comunicación. Probablemente porque nosotros siempre nos hemos reivindicado en un espacio verde y ecologista que desgraciadamente en España no tiene el sitio que debería tener y que se merece por todos los problemas que tenemos. Pero creo que estamos buscando la fórmula de ir superando estos problemas y creo que lo estamos haciendo con bastante éxito. Ya en las elecciones europeas con la coalición Primavera Europea encontramos un camino para hacer valer nuestros votos. En las municipales y autonómicas también. Nunca ha habido una fuerza verde que tuviera tanta representación como nosotros.

— Señalaba en un reciente artículo en su blog que el cambio climático es una “prioridad abandonada”. ¿Por qué, como dice, no hay espacio para más pensamiento ecologista en la política?

— Para mi es escandaloso que viviendo una realidad como la del cambio climático, que la estamos sufriendo de una manera muy evidente, parece sin embargo que no es una cuestión políticamente relevante. Es algo que siempre me ha preocupado y lo que en parte me hizo saltar a la arena política para poner estas cuestiones en el debate. No es una característica sólo española el que la ecología política no esté en primera línea. Es de los países mediterráneos. Hay diferencias entre el Sur de Europa y el Norte. Tiene que ver con que por un lado la percepción del problema es menor y por otro lado porque siempre la urgencia social ha estado por delante de cualquier otra cuestión. Pero creo que se no se puede salir de la crisis social sin afrontar la ecológica. La apuesta tiene que venir necesariamente por aquí. No se puede eludir la crisis ecológica en los programas políticos.

— Han dejado ya claro desde hace semanas la postura de Equo sobre las generales. ¿A día de hoy la realidad es cercana a lo que desea Equo?

— No. Precisamente a día de hoy estamos muy lejos de conseguir lo que planteamos, que es una candidatura de confluencia o unidad popular que agrupe a todas las fuerzas del cambio. Desde mi punto de vista, el no conseguir sumar a todas las fuerzas del cambio sería un error político grave. Realmente se puede conseguir una candidatura que pueda ser un Gobierno de cambio. Se podría conseguir, pero yendo por separado será difícil ser parte de ese cambio. La ciudadanía no nos lo permitiría y habría que hacer todos los esfuerzos. Pero es verdad que hoy precisamente es un día malo para hablar de esto porque la propuesta de primarias de Podemos no va en esta dirección sino en la que ellos han venido anunciando de su propia candidatura, con sus fuerzas, su nombre, etc. Es una mala noticia y espero que todavía estemos a tiempo entre todos de buscar una fórmula que sea satisfactoria. Creo que el paso que ha dado Podemos nos aleja de esta candidatura de confluencia.

Lopez de Uralde al término de la entrevisa. / M. M.
Lopez de Uralde al término de la entrevista. / M. M.

— Se reunió con Alberto Garzón y hubo sintonía. ¿Se han reunido con Podemos o van a hacerlo próximamente? Ellos han dicho que van a tener conversaciones con todas las fuerzas del cambio.

— Todavía no pero por cuestión de agenda. Tenemos que retomar los contactos. Vamos a hablar con Podemos, con Compromís y con todas las fuerzas. No hemos hablado formalmente, aunque conversaciones hay constantemente. Contactos va a haber sin duda, pero insistimos en que a nosotros lo que nos gustaría sería una confluencia amplia.

— Pablo Iglesias y otros dirigentes de Podemos señalan que un frente de izquierdas o una suma de siglas no sirve para ganar las elecciones. ¿La postura de Equo no es una suma de siglas?

— No. Hemos sido pioneros en muchas cosas como te decía antes, también en no recibir financiación bancaria. Una de las cosas en las que también fuimos pioneros es en buscar nuevas formas como lo que hicimos para las europeas con una cooperativa política. Primavera Europea fue una experiencia por la cual cada organización iba con su propio nombre bajo un nombre común. Se buscó precisamente respetar las señas de identidad de cada fuerza y al mismo tiempo sumar. Posteriormente sirvió como ejemplo para algunas iniciativas de confluencia local para ver cómo se podía integrar o sumar sensibilidades. Las opciones son muchas. Nosotros queremos mantener nuestra señas de identidad porque hemos trabajador por construir un espacio de ecología política y creemos que es relevante. Uno de los motivos por los que en la política española el ecologismo no ha tenido la fuerza suficiente ha sido precisamente porque se ha diluido en otros partidos. En el 82 se diluyó en el PSOE y posteriormente en IU. Al perder la voz propia lo que se hace es que tus propuestas pierden fuerza.

"No entendemos por qué hay que pedirle a nadie
que renuncie a
su identidad
para sumar"

Nosotros queremos tener voz propia pero sabiendo que el momento de cambio que hay y la demanda ciudadana es la de sumar. Por tanto entendemos que hay fórmulas para sumar manteniendo tu identidad. No entendemos por qué hay que pedirle a nadie que renuncie a su identidad para sumar. Eso acaba por no funcionar. Si existen organizaciones diferentes es porque existen sensibilidades diferentes. Eso hay que respetarlo. Quien quiera diluirse en otra fuerza ya ha podido hacerlo. Si nosotros no lo hemos hecho ha sido porque entendemos que Equo tiene una razón para existir. El ecologismo político no está en los ejes troncales de Podemos y por eso queremos seguir existiendo. Pero eso no debe evitar la suma.

— ¿Tratará de convencer a Iglesias de todo esto?

— Por supuesto que lo vamos a intentar.

— ¿Y hay un plan b? Es decir, ¿qué hará Equo si Podemos mantiene su postura y no cambia la estrategia?

— Por supuesto que hay plan. Tenemos claro que la opción es ir con aquellas fuerzas que quieran ir juntas y sumar para el cambio. Para nosotros el “plan b” es trabajar en una confluencia amplia en los próximos meses y hacer una candidatura de unidad popular lo más grande que podamos. Y con las fuerzas que quieran estar. Luego está la opción de ir en solitario, pero creemos que es una opción que ahora mismo no es el momento. La gente está reclamando no tener que elegir entre distintas opciones. Seguiremos trabajando, ojalá que Podemos esté. Pero si no, con quien quiera estar.

— Ayer entró en vigor la llamada “ley mordaza”. Ha participado en movilizaciones y Greenpeace ha estado muy activa en las protestas. ¿Qué supone esta nueva ley?

— Hoy somos bastante menos libres de lo que éramos ayer. Menos libres para manifestarnos, para escribir en las redes sobre las movilizaciones. Hay organizaciones que están en el punto de mira. Una de ellas es Greenpeace, pero también la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Hay artículos de la ley hechos para organizaciones específicas. Y eso es inaceptable desde el punto de vista democrático. Si quieres perseguir a una organización hay que tener el valor político de decirlo. Como no se atreven lo hacen por detrás y de manera represiva. Persigue la libertad de expresión, de manifestación y de reunión. Nos aleja cada vez más de aquello por lo que luchamos que es una ciudadanía libre y con capacidad crítica.

— Otro asunto de plena actualidad es la situación de Grecia. Más allá de las cosas concretas que van cambiando minuto a minuto esta semana, ¿qué posición tiene Equo sobre lo que está pasando?

"Syriza busca una alternativa distinta a la política de austeridad para
su pueblo. Pero se le está ahogando para que fracase"

— Lógicamente,lo vemos con mucha preocupación. Se confirma una vez más que vivimos en una Europa donde tienen más poder los intereses financieros que los derechos de las personas, la democracia y los derechos de los países. Lo que estamos viendo es que nuevamente se está presionando a un Gobierno. Es una situación más política que económica. Se está presionando a un gobierno que ha sido crítico con las medidas de la troika y el FMI. Syriza está buscando una alternativa diferente a la política de austeridad para su pueblo. No se le está dejando actuar, se le está ahogando para que no pueda tener éxito en sus políticas y para que no se extiendan en otros lugares de Europa.

Están en bastantes instituciones, en algunas de ellas importantes como el Ayuntamiento de Madrid. Ahí la concejal de Medio Ambiente es Inés Sabanés. ¿Qué valor diferencial van a aportar en estas labores de Gobierno?

— Primero hay que hacer una lectura de cómo el trabajo político desarrollado por Equo ha conseguido que estemos no sólo en candidaturas de confluencia sino en Gobiernos relevantes como en Madrid o la Comunidad Valenciana. Creo que Equo va a aportar un pensamiento diferente, que ha sido muy importante para las candidaturas, desde el ecologismo. Pero, además, toda la experiencia acumulada por nuestra gente, que es mucha. Somos una organización muy abierta y hemos sabido recoger diferentes sensibilidades. Tenemos la suerte de contar con gente como Sabanés. Creo que se va a convertir en uno de las fortalezas del Gobierno de Manuela Carmena. Es una persona con una trayectoria intachable y honesta, pero además con una experiencia municipal alta. Además de lo ideológico hacia un cambio para una ciudad con mayor calidad de vida, su aportación como persona es inestimable para Carmena en un gobierno con mucha gente joven y que empieza ahora.

5 Comments
  1. Gonzalo says

    Muy buen Uralde. La CUP parece que ya tiene tres grandes líderes: Alberto Garzón, Beiras y Uralde. IU, Anova y Equo. A ver si se suman Compromís, ICV, CHA, Batzarre y movimientos sociales. Con eso seguro que se hace la suficiente presión para que Podemos venga con nosotros, como pasó en Madrid.

  2. Enrique Gonzalez Duro says

    Es sencillamente repugnante presionar a Podemos a hace lo que no quiere hacer. Mal periodista es este, que sobre todo quiere poner piedras en las ruedas de un partido que no debe ser el suyo

    1. mmunoz says

      Señor Enrique González Duro. Respeto cualquier opinión pero no entiendo por qué insulta constantemente al periodista. Reitero, mis artículos no son de opinión sino que reflejo lo que dicen algunas personas, en este caso el señor Juan López de Uralde. No pongo ni quiero poner piedras a nada, simplemente hago mi trabajo y no tengo partido. Saludos y respeto.

Leave A Reply

Your email address will not be published.