La lista de Oliveres, Albiach, Coscubiela, Dante, Forcades y Nuet, a expensas de Procés Constituent

Arcadi_Oliveres_Catalunya
Arcadi Oliveres, en una imagen de archivo. / Pedro Cambra (Wikipedia)
Actualización de las 21:40 tras las decisión de Procés de aplazar su decisión sobre la lista .

La formación soberanista Procés Constituent, liderada por Teresa Forcades y Arcadi Oliveres, ha aplazado hasta el próximo sábado 25 de julio, cuando celebrarán una asamblea, la decisión de participar en la candidatura de unidad popular Catalunya sí que es pot para las elecciones catalanas del próximo septiembre. El reconocido economista y activista pro Derechos Humanos, Oliveres, recibió la propuesta para ser el candidato a la Presidencia de la Generalitat de Catalunya por esta lista integrada por Podem, ICV, EUiA y la plataforma soberanista Procés Constituent, si, finalmente, esta acepta formar parte del acuerdo la próxima semana. Además, también participan independientes cercanos a distintos movimientos sociales catalanes, según han informado a cuartopoder.es fuentes de la candidatura.  Este fundador de la plataforma soberanista iría acompañado en la lista por la provincia de Barcelona por Joan Coscubiela (ICV), Albano Dante Fachin (Podem), Teresa Forcades (Procés) y Joan Josep Nuet (EUiA). Además, en el número dos de la lista participaría una militante de Podemos, que podría ser la economista Ángels Martínez o Jéssica Albiach.

Publicidad

Tras largas negociaciones, parece que la opción de Oliveres ha sido la  opción que más ha convencido a los diferentes integrantes de esta candidatura de unidad popular de tendencia izquierdista y soberanista. Los tres partidos que forman parte de ella, Podem, ICV y EUiA, preferían que el candidato fuera una persona independiente a las formaciones políticas, por lo que se habrían descartado otras posibilidades para la cabeza de lista como Joan Herrera o los propios Albano Dante y Coscubiela. Cabe recordar que Procés es una plataforma ciudadana, y no un partido político. Además, hay sectores de Procés que prefieren concurrir junto a las CUP en estos comicios y otros que creen que "no se debe dar el salto a la política real", por lo que el debate sigue abierto una semana más. También hay diferencias en el seno de esta plataforma sobre el método mediante el que se ha llegado a los acuerdos y sobre el pacto que Podemos e ICV anunciaron esta semana para concurrir conjuntamente a las elecciones generales. De este modo, Oliveres sería una figura de consenso para todos los participantes en la candidatura, como también lo serían algunas personas a las que se les ofreció el encabezamiento de la lista, pero que finalmente prefirieron no optar al puesto, como el profesor de Historia de la Universidad Autónoma de Barcelona Xavier Doménech. Hasta la semana que viene, de momento, no hay cabeza de lista.

A partir de ahora, las militancias de algunas formaciones involucradas tendrán la oportunidad de votar a favor o en contra del preacuerdo, el cual se presentará mañana, en rueda de prensa, en Barcelona. Una presentación a la que no asistirá Procés, ya que continúa debatiendo su postura en los próximos comicios. En el caso de Podem, la militancia inscrita en el censo virtual podrá ratificar la opción de presentarse en una lista de confluencia a estos comicios el martes y miércoles de la próxima semana. Por su parte, ICV hará lo propio el lunes. Además, se celebrarán unas votaciones abiertas a la ciudadanía de validación de esta lista plancha, a las que se podrían presentar otras listas alternativas.

Catalunya sí que es pot apuesta por un perfil social y de izquierdas además de por un referéndum en el que la ciudadanía decida sobre las relaciones entre Cataluña y el Estado español, así como sobre la redacción de una Constitución catalana. Frente a esta opción se encuentra el frente independentista surgido de la unión de CDC y ERC, cuya lista estará liderada por el ex eurodiputado de ICV Raúl Romeva, seguido por las activistas por la independencia Carme Forcadell y Muriel Casals. Esta candidatura plantea la formación de un gobierno de coalición presidido por Mas con el objetivo de conseguir en 18 meses la independencia. Por otro lado, Alicia Sánchez-Camacho, del PP, planteó la unión en una candidatura de PP, PSC y Ciutadans, para hacer frente a la lista independentista. Esta propuesta fue rechazada por el candidato del PSC, Miquel Iceta.