Joan Ribó: «Me gustaría que al pacto Compromís-Podemos se sumara toda la izquierda»

7
ribo2ok
El alcalde de Valencia, Joan Ribó. / Ayuntamiento de Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Manresa, Barcelona, 1947) ha sido capaz de ganar el Ayuntamiento que la popular Rita Barberá dirigió durante los últimos 24 años. Por primera vez, la capital valenciana tiene un alcalde de Compromís. Durante el mes y medio que este dirigente lleva al mando de la ciudad, ha impulsado la derogación de la prohibición a la ciudadanía de organizar actos en las plazas del Ayuntamiento y de la Virgen y ha abierto el balcón del Consistorio a la ciudadanía para que lo puedan visitar, pero también ha iniciado un proyecto de rehabilitación en uno de los barrios con más problemas sociales, el Cabanyal. Desde su despacho, atiende telefónicamente a cuartopoder.es, y nos cuenta su visión, no sólo de la ciudad, sino también del momento político actual.

— Han impulsado el fin de la prohibición de actos ciudadanos en las plazas del Ayuntamiento y de la Virgen. ¿Un ejemplo de cómo poner el espacio público en las manos de la ciudadanía?

Nosotros criticamos muchísimo que dos plazas emblemáticas de Valencia fueran reservadas por el Ayuntamiento sólo para sus propios actos. En su momento votamos en contra y criticamos muchísimo esto, cuando estábamos en la oposición. Nos parece un mecanismo que no tenía ningún sentido y, cuando hemos podido, hemos revisado esta norma para que tanto la Plaza del Ayuntamiento como la de la Virgen puedan ser utilizadas para realizar diferentes eventos, previo permiso. Ya ha habido una asociación de libreros que ha pedido, y más o menos se ha apalabrado, que en el mes de noviembre se haga una exposición de incitación a la lectura durante tres días en la Plaza del Ayuntamiento. Esto es lo normal, lo anormal era que el Ayuntamiento prohibiera el uso de las plazas, que ciertas plazas no pudieran ser utilizadas para actos ciudadanos.

— Se han encontrado con una deuda en el Ayuntamiento del 93 por ciento del total del presupuesto...

Es una deuda importante. Es una herencia que nos deja la señora Rita Barberá de 740 millones de euros que tendremos que ir pagando. Es una herencia envenenada, que limita nuestra capacidad de poder hacer cosas para los valencianos. Estamos refinanciando esta deuda, en primer lugar bajando los intereses de la misma y en segundo lugar prolongando el periodo de pago, respetando escrupulosamente las normas y los corsés que pone el señor Montoro, el Ministro de Hacienda, pero tratando de tener recursos para poder hacer cosas. Hay que hacer muchas cosas en Valencia, por ejemplo, plantearse algunas estructuras de movilidad o mejorar los servicios sociales, que son básicos para cerca de un tercio de la población.

"Rita Barberá
nos ha dejado
una herencia envenenada de
748 millones de euros de deuda
"

— ¿Podrán desarrollar con esta deuda las políticas de emergencia social que llevaban en su programa electoral?

Por supuesto. Es el primer punto que queremos desarrollar. Ahora mismo estamos trabajando en el tema de los comedores sociales, hemos desarrollado también el plan de ayudas para el Cabanyal, porque este barrio necesita una ayuda social importante, y vamos a continuar. Para nosotros, los temas sociales son de máxima urgencia, por eso le decía antes que necesitamos mayor cantidad de recursos. Estamos intentando, respetando las normas, poder contar con la mayor cantidad de recursos para hacer frente a esa problemática social que es grave, tanto en el tema de la vivienda, como de la pobreza energética o en temas de alimentación.

— Una vez abrieron los cajones y se encontraron con las facturas del anterior equipo ejecutivo, ¿qué gasto le llamó especialmente la atención y no tenían previsto encontrarse?

Me ha llamado mucho la atención, concretamente, el hecho de se haya gastado todo el presupuesto de este año en el Palacio de la Música y que haya un déficit importante, cuando es una cosa que no nos esperábamos en absoluto. Se ve que era una práctica habitual por parte de su responsable. Ese es un tema que nos ha llamado poderosamente la atención.

—Desde fuera se tiene una imagen de una ciudad donde, mientras un 30% de la población está en niveles de pobreza, se realizan obras faraónicas y eventos espectaculares. ¿Qué imagen le gustaría que tuviera la ciudad dentro de cuatro años?

ribo1ok
Joan Ribó. / Ayuntamiento de Valencia

La imagen que quiero que se tenga es la de una ciudad donde los niveles de pobreza se hayan reducido de una manera importante. Eso implica hacer una apuesta para que haya ocupación, que aumente el nivel de trabajo, y nosotros apostamos por la rehabilitación de viviendas como un elemento determinante. Valencia es una ciudad con una gran potencialidad cultural, con un gran patrimonio artístico y urbanístico, por eso hemos derogado el plan del barrio del Cabanyal y hemos apostado ya por su rehabilitación. Creemos que es importante avanzar en todos los temas e iniciativas culturales porque queremos que la ciudad de Valencia no se conozca ni por sus obras faraónicas ni por los casos de corrupción. Queremos que se le conozca por ser una capital europea de la música, por ser una capital europea en temas culturales y en temas patrimoniales. La Valencia que deseamos es una ciudad que, de alguna manera, tenga menos visibilidad en obras arquitectónicas pero mejor calidad en la actividad cultural.

— Gobierna con PSOE y con Valencia en Comú, relacionado con Podemos...

Valencia en Comú es una variante de Podemos, pero no es Podemos exactamente. Estamos gobernando y hemos llegado a unos acuerdos de Gobierno que permiten una estabilidad. Le quiero manifestar que estoy muy contento con el funcionamiento del equipo de Gobierno, el cual está pensado para durar cuatro años. Al menos esa es mi voluntad.

— Le preguntaba por Podemos porque se baraja la posibilidad de una unión Podemos-Compromís de cara a las próximas elecciones generales. ¿Hasta dónde debe ceder Compromís en este pacto?

A mí me gustaría ese pacto, lo he dicho reiteradamente. El pacto Compromís-Podemos me parece un pacto que podría ser la primera fuerza en las próximas elecciones generales. Tiene que cumplir una serie de requisitos, obviamente. Uno de los más importantes es que haya un grupo parlamentario valenciano en el Congreso de los Diputados. Ese es un requisito esencial, porque necesitamos un grupo parlamentario valenciano para defender nuestra tierra. En estos momentos, el primer elemento que se me ocurre que tenemos que defender, y es un elemento sustancial, es la financiación. Somos la comunidad autónoma peor financiada en el Estado español. La única que está por debajo de la media del PIB y que aporta al Estado, eso es importante señalarlo. Somos una comunidad donde las inversiones en obras públicas del Estado son absolutamente ridículas. Necesitamos tener una voz fuerte en el Estado español que defienda todas las necesidades de esta comunidad, que son muchas, y que, por desgracia, el PP no las ha defendido nunca, gobernara quien gobernara en el Estado español.

— ¿Cree que a esa unión Compromís-Podemos deberían unirse más fuerzas? No sé si conoce la iniciativa Ahora en Común...

Sinceramente, a mí sí que me gustaría. Yo no estoy llevando las negociaciones directamente, pero sí que me gustaría que no fuera sólo una coalición Compromís-Podemos, sino que se le sumara todo lo que se mueve de izquierdas y progresista en la Comunidad Valenciana. Evidentemente, eso hay que articularlo, hay que matizarlo, pero a mí sí que me gustaría plantearlo en estas coordenadas.

"Los toros no
nos gustan y
no los vamos a subvencionar. No vamos a darle facilidades a algo que nos parece
del pasado
"

— Otro tema del que se ha hablado es sobre su gestión son los toros. ¿Qué piensa hacer el Ayuntamiento de Valencia sobre este asunto en una ciudad con tanta tradición taurina?

Nosotros hemos creado un grupo de trabajo con respecto al tema del bienestar animal. Hay muchas cosas que hacer en este tema, por ejemplo, con los animales de compañía, pero por supuesto también con el asunto de los toros. Hemos planteado que no vamos a permitir la entrada del circo que tenga animales salvajes, porque nos parece algo que no tiene ningún sentido. Respecto al tema de los toros, no nos gustan, no los vamos a subvencionar, pero tampoco los queremos eliminar. Creemos que es una práctica sobre la que la sociedad cada vez está menos a favor, creo que se tendría que modificar para eliminar la muerte de los animales, hay prácticas en otros países que evitan la muerte. Es una práctica que no nos gusta, y por eso no vamos a darle facilidades a algo que nos parece del pasado.

— Por último, quería preguntarle sobre cuál es el modelo territorial de Estado que defiende el alcalde de Valencia de Compromís.

Al alcalde de Valencia, el modelo que más le gusta es un Estado federal con amplias competencias. Un desarrollo del modelo de las autonomías hacia un verdadero Estado federal, donde los distintos estados tengan competencias también a nivel fiscal, que son muy importantes. Es una asignatura pendiente que implica una reforma de la Constitución Española imprescindible. Hay que hacer una reflexión en este asunto, huir de los nacionalismos exacerbados. Cuando hablamos de nacionalismos exacerbados quiero hablar, en primer lugar, del nacionalismo español que elimina cualquier diferencia e identidad en el Estado más plural de la Unión Europea. España tiene que ser plural, por lo tanto, un Estado federal. Si no, difícilmente vamos a poder solucionar los problemas que tenemos en comunidades como Euskadi, Cataluña, Galicia y como son todas las comunidades diferenciadas.

7 Comments
  1. usuario says

    delfinatosdelfinatos

  2. usuario says

    HOY HACE CALOR, Hoy hace calor, hoy hace mucho calor, hoy hace mucho calor, mucho calor. En la piscina nadan los delfines, en la piscina nadan los delfines.

  3. usuario says

    En mi opinión, el pacto Podemos-Compromís, o Compromís-Podemos, lo mismo da es muy interesante. Aumentarían las posibilidades de entrar en las Cortes Generales, y al mismo tiempo, Compromís, tendría su propio grupo.
    Porque para formar un grupo propio, como mínimo hay que conseguir un mínimo de un 15%; y en la Comunidad Valenciana, pese a que Compromís ha conseguido 19 escaños, no llega al 15% como media.
    Pero, lo mejor es que estas decisiones se voten en referéndum, de manera democrática, y que las bases participen en un porcentaje elevado en esa votación.

  4. usuario says

    Si la Comunidad Valenciana tuviera la misma financiación que Cantabria, se cumpliría el déficit, y se pagarían los préstamos que el Estado ha dejado a la Comunidad Valenciana.
    No queremos préstamos, queremos una financiación justa. No se trata de victimismo, pero tampoco de ser una Comunidad conformista.
    No tengo nada contra Cantabria, todo lo contrario, que sigan teniendo el dinero que les llega desde el Estado; pero la Comunidad Valenciana no es más que Cantabria, pero, tampoco menos. Ni por supuesto, es más que La Rioja, pero, tampoco menos.
    Tal parece que a la Comunidad Valenciana le tienen una manía especial.

  5. usuario says

    Habrá que plantearse muy seriamente lo que significa un Estado federal, y que cada Comunidad Autónoma tenga su propia Agencia Tributaria, y que, se financie con lo que sea capaz de producir. Porque, tener que ir a Madrid, casi como si la Comunidad Valenciana fuera un pedigüeño quejica es muy humillante, y no tiene ninguna gracia.
    La Comunidad aporta mucho dinero al resto del Estado en España, pero, mucho dinero.

Leave A Reply

Your email address will not be published.