IUCM no acepta 500 bajas de militantes presentadas por la nueva IU de Madrid

cambiar_madrid
Mauricio Valiente junto a Álvaro Aguilera, secretario general del PCM, en un acto de campaña del pasado mayo. / cambiar-madrid.org

Una nueva disputa entre los dos sectores enfrentados que han cohabitado en IU en Madrid tuvo lugar ayer. IUCM no aceptó tramitar las bajas de 500 militantes del sector Cambiar Madrid. Este sector necesita dar de baja de IUCM a sus militantes para poderles dar de alta posteriormente en la nueva estructura que IU Federal construirá en Madrid a partir de septiembre. Las redes sociales pronto evidenciaron un nuevo choque entre las dos corrientes. Julián Sánchez Urrea,  portavoz de IUCM, explica a cuartopoder.es los motivos por los que no recogieron las bajas. “Un dirigente del PCM llevó un taco de bajas a la sede, las cuales venían firmadas, pero nosotros no podemos verificar que esas personas han firmado esa baja, nosotros lo que les decimos es que las tramiten por vía individual, que cada persona se ponga en contacto con IUCM y lo solicite, para que, de este modo, se le dé de baja”, declara el dirigente.

Publicidad

Para Sánchez Urrea es una cuestión de forma. “No es problema de dar de baja a militantes, es que no nos podemos saltar la legalidad con el tema. Que se tramiten las bajas individualmente y no habrá ningún problema”, asegura este dirigente de IUCM. “Nosotros, mediante el procedimiento individual, hemos dado ya unas 500 bajas a militantes, pero si nos las trae una persona de otro partido político, ¿cómo podemos verificar que esas personas han firmado la baja?”, se cuestiona. “Que lo hagan por la vía legal y mediante el cauce orgánico y no habrá problemas, pues ya hemos dado de baja, sin problemas, a aquellos que han mandado un correo electrónico con la firma electrónica y demás requisitos”, comenta Sánchez Urrea.

No opina lo mismo el secretario general del PCM, Álvaro Aguilera, uno de los portavoces de la nueva estructura que IU Federal está organizando en la Comunidad de Madrid. Para Aguilera, lo ocurrido ayer es “sorprendente y marciano”. “Previamente a dar de alta a nuestros militantes, les tenemos que dar de baja en IUCM y una persona ha ido con las bajas, pero le han dicho que no se las aceptaban”, relata el dirigente comunista, añadiendo: “No salimos de nuestro asombro con esta gente, no solamente mienten con las cifras permanentemente, sino que además no aceptan que los afiliados se den de de baja voluntariamente”. “Vamos a estudiar las medidas legales”, asegura, con respecto a este asunto.

“El motivo que nos han dado allí es que no las cogían porque estaban mudándose y les hemos preguntado que dónde había que llevarlas y nos han respondido que no tenían un sitio”, prosigue Aguilera, que reitera que van a ponerlo “en manos de los abogados para ver qué solución hay”, pues considera que “cuando una persona firma un documento solicitando la baja, con su propia firma, con su propio DNI, esa organización no se puede negar”. “Llevábamos más de 500 solicitudes de baja, para después poder inscribir a estas personas como militantes de la nueva IU en la Comunidad de Madrid “, dice el dirigente del PCM.

IUCM fue desfederalizada en un Consejo Político Federal de IU celebrado el pasado mes de junio. La antigua marca madrileña de IU quedó, de esta manera, fuera de la coalición izquierdista. Además, IU creará una nueva estructura en la Comunidad de Madrid a la que pueden inscribirse aquellos militantes que lo decidan, pero para ello, es necesario darse de baja previamente de IUCM. El próximo 14 de septiembre se constituirá esta nueva federación madrileña con los militantes que se hayan inscrito.