El PP aventaja en 3 puntos al PSOE, mientras bajan Podemos y C’s

Los resultados del barómetro de julio suponen los primeros tras las elecciones municipales y autonómicas. A pesar del posible “efecto contagio” que se podría prever en la extrapolación de los resultados autonómicos y municipales a la intención de voto en las próximas generales, poco tiene que ver.

Publicidad

El PP vuelve a ver reforzado el voto con un aumento en 3 puntos respecto al barómetro de abril de 2015, aunque muy alejado aún de los resultados de hace un año. Ni las últimas averiguaciones sobre la trama Púnica, ni los escándalos relacionados con la 'caja B' del partido parecen menoscabar el voto de derechas español. Los resultados de este barómetro no abarcan las últimas decisiones del Ejecutivo de Rajoy, como el nombramiento de Wert como embajador ante la OCDE -decisión criticada incluso entre los suyos- o los Presupuestos Generales del Estado como baza electoral.

El barómetro del CIS confirma la caída en 2,7 puntos de la intención de voto al partido de Albert Rivera, que sigue como cuarta fuerza política con un 11,7% de los votos y un 7,7 de voto directo. Por otro lado, Podemos cae de nuevo, pero de forma suave (8 décimas), tras el desplome en los resultados de abril, en los que perdió 7,5 puntos en intención de voto.

En este último barómetro, de nada le ha servido a Podemos confirmar mediante las elecciones primarias la apuesta por Pablo Iglesias como candidato a la presidencia del Gobierno. Y poco queda, a su vez, de la euforia post electoral, tras los comicios autonómicos y generales, en las que las candidaturas apoyadas por el partido de Pablo Iglesias lograron plazas importantes como Madrid o Barcelona.

El PSOE recupera de forma escasa la confianza de los electores (7 décimas), aunque las fechas de recogida de datos de este último barómetro no comprenden el último culebrón en el PSM- PSOE y Antonio Miguel Carmona.

Dentro de las fuerzas más votadas, destaca a su vez IU, al que poco han ayudado sus intenciones de los últimos meses de confluir con otras fuerzas políticas y crear una gran coalición de izquierdas de cara a las generales. El barómetro de julio confirma que sigue cayendo en intención de voto (donde se deja un punto porcentual) y en voto directo, aunque a un ritmo muy inferior al de hace un año, donde el partido de Alberto Garzón se dejó 6 puntos en intención de voto en apenas medio año.

En caso de que ninguna fuerza lograra la mayoría necesaria para gobernar, los españoles apuestan por un gobierno Sánchez-Iglesias, fórmula muy alejada de otras posibles coaliciones como PP y Ciudadanos. Seguida de la unión PSOE- Podemos, la opción preferida por los españoles es un gobierno del PP en solitario, aunque sin mayorías.

Valoración de políticos

El barómetro del CIS vuelve a preguntar sobre la valoración a Rajoy y al líder de la oposición, Pedro Sánchez, pero no toma en consideración a otros líderes de partidos principales como Ciudadanos o Podemos. En este último estudio, Rajoy mantiene su nota, con un 2,5 de valoración y Pedro Sánchez baja hasta el 3,5, perdiendo cerca de un punto de valoración.

Pocas novedades se introducen en las notas que los españoles otorgan a los políticos españoles. La Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, sigue siendo la mejor valorada del Ejecutivo español, aunque suspende con un 3,17. El nuevo ministro de Educación recoge el "legado" de Wert y así Méndez de Vigo es, como su sucesor, el ministro peor valorado, con un 1,96.

(*) Ana Isabel Cordobés es periodista.