Suspenso generalizado de las ONG a las declaraciones de los líderes políticos

tabla polétika
Captura de los resultados del análisis de tabla de Polétika sobre las declaraciones de los líderes políticos.

Más de un centenar de ongs y movimientos de la sociedad civil pusieron en marcha hace unos meses la iniciativa Polétika. Entre ellas destacan algunas como Intermón Oxfam, Médicos del Mundo, Coordinadora ONGD, Acces Info o la Plataforma por la Infancia. Su objetivo, “vigilar y presionar a los candidatos y los partidos políticos para que las personas estén en el centro de las políticas y alcanzar una sociedad más justa y menos desigual”. Este proceso se desarrolla en tres fases. La primera consiste en escuchar las declaraciones en los medios de comunicación de los candidatos de los partidos y analizar sus compromisos concretos en una serie de temas: cooperación y política exterior, fiscalidad, educación, salud, salarios, protección social, participación y transparencia y pobreza infantil. Además, mediante las redes sociales se pretende “presionar” para que se prioricen esos temas en sus discursos y se recojan compromisos en los programas. Por el momento, con tres meses de declaraciones analizadas, ninguno de los candidatos de PP, PSOE, IU, Podemos, Ciudadanos e UpyD tiene buenas valoraciones generales.

Publicidad

El registro de declaraciones comenzó el pasado 8 de mayo, según asegura Poletika en su web. Los políticos analizados son Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal por el PP, Pedro Sánchez por el PSOE, Alberto Garzón por IU, Pablo Iglesias por Podemos, Albert Rivera por Ciudadanos y Rosa Díez por UpyD. Polétika justifica el análisis de dos personas del PP por la especial condición de Rajoy, que es presidente de Gobierno. Desde hace unas semana se centran en lugar de Cospedal en Pablo Casado, así como en Andrés Herzog en lugar de Díez. Aparte de las intervenciones en medios de comunicación también se recogen las informaciones aparecidas en las diferentes redes sociales y páginas webs personales o de partido.

Las valoraciones se dividen por los temas mencionados y están clasificados por diferentes colores según sea la declaración del político. Las organizaciones han fijado una serie estándares ideales según su criterio para “poner a las personas en el centro de la política”. Hay un color gris para quien no haya tratado ni siquiera el tema en cuestión. El rojo corresponde a declaraciones que defienden políticas contrarias a lo defendido por las ONG. Los colores amarillo, naranja y verde representan gradualmente las buenas intenciones. El amarillo correspondería a palabras que sin ser contrarias a lo establecido por Polétika son ambiguas o carecen de ambición. El naranja agrupa las que van en la buena dirección pero no son del todo perfectas. La verde está reservada para las propuestas y declaraciones que cumplan con los estándares propuestos por Polétika (ver gráfico superior).

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. / Efe
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. / Efe

Analizando los datos de forma global, únicamente hay un color verde en toda la tabla. Es decir, un único político sobre un único tema en concreto que aprueba con la máxima nota. Lo obtiene Pedro Sánchez en el ámbito de la Sanidad. En concreto, valoran con la más alta nota una propuesta sacada de la web del PSOE y relacionada con el acceso universal a la sanidad. “Promoveremos una nueva Ley General de Sanidad que permita la recuperación de la cobertura pública, universal e igual para todos, derogando el Real Decreto Ley 16/2012”. Para Polétika, “la Derogación del RD Ley 16/2012 y la elaboración de una nueva Ley de Sanidad son pasos necesarios para la restitución efectiva del acceso universal a la atención sanitaria para todas las personas que viven en España”. Sánchez es además el que sale mejor parado de todo este análisis ya que cuenta con la segunda máxima valoración en otras cinco categorías.

En cuanto a colores rojos, es decir, declaraciones contrarias para los objetivos de estas entidades, el PP es claro ganador. De los nueve temas analizados, en seis obtiene esta valoración. Concretamente en fiscalidad, educación, protección social, sanidad, participación y conflictos internacionales. De las otras tres, en infancia y salarios no se han recogido declaraciones y en desarrollo cuentan con un color amarillo. Un ejemplo negativo ocurre en materia educativa. “Decir que se va a derogar la Ley de Educación es un disparate”, señaló Rajoy en el mes de Julio. Para Polétika “la apuesta por el derecho a una educación pública, laica, gratuita, equitativa y de calidad requiere de la paralización y derogación de la LOMCE y la apertura de una proceso construido desde la comunidad educativa y la sociedad civil para la elaboración de una ley educativa estable”.

Aparte del PP, únicamente Ciudadanos cuenta con algún valoración directamente negativa. Es en Sanidad. “Sobre la persona que está en España sin papeles, no se puede dar una tarjeta universal gratuita de todos los servicios exactamente igual que a un ciudadano español […] porque eso tampoco tiene ningún sentido en ningún país de Europa. Lo que proponemos nosotros es que los inmigrantes que no tienen permiso de residencia tengan un servicio. Estoy hablando de menores, de embarazadas, de enfermedades contagiosas, estoy hablando de enfermedades grave» ,destacó Rivera en mayo durante un programa de radio. Para esta plataforma las palabras son “muy negativas, al cuestionar la universalidad en el acceso a la atención sanitaria para todas las personas que viven en España, con independencia de su situación administrativa”. El partido de Rivera tiene cinco categorías en amarillo y tres inéditas.

Respecto al resto de partidos, las calificaciones oscilan entre el gris, amarillo y naranja. La mejor valoración de las declaraciones de Alberto Garzón tienen lugar en el tema de participación sobre todo gracias al rechazo de la Ley Mordaza y la defensa de las libertades públicas. En protección social, sanidad, educación y salarios se pide que concrete mucho más en sus palabras. No se han recogido declaraciones del resto de temas. Pablo Iglesias obtiene una valoración parecida a la de Garzón. Sólo en una categoría,protección social, consigue la segunda máxima nota. La Ley de Rescate Ciudadano y la Renta Mínima de Inserción que propone Podemos lo hacen posible. En desarrollo, infancia y conflictos internacionales no se han registrado declaraciones y en el resto obtiene color amarillo. Por último, UpyD está bien valorada en cuanto a la sanidad. En cuatro categorías no se ha pronunciado y en otras cuatro cuenta con la segunda peor nota, el color amarillo que es el más repetido en toda la tabla.

Puente entre ciudadanía y partidos

Según explica a cuartopoder.es Thai Jungpanich , coordinadora de Poletika, la iniciativa surge por el contexto social y político que vive el país. «Creemos que hay otra manera de participar e influir en las decisiones políticas. Queríamos ver cómo podíamos ser un puente entre la ciudadanía y los propios partidos o representantes. Es una manera de decir qué temas nos interesan y queremos que estén en el centro de las decisiones y políticas». La intención es,según Jungpanich, «mejorar la calidad democrática y que la gente sepa de que se está hablando,cuáles son los compromisos concretos,aportar mayor coherencia al discurso, etc».

Además pretenden implicar a los partidos. UpyD y el PSOE son los que más están contestando a través de las redes hasta el momento. Aunque otros como Podemos se han interesado también por el tema y ha habido un encuentro con responsables de comunicación. «Acabamos de salir y estamos haciendo toda la difusión posible, explicándolo a los partidos. Queremos que sean parte también y nos proporcionen información de primera mano como discurso o notas de prensa», afirma Jungpanich.

La iniciativa continuará con dos fases más. Cuando se publiquen los programas electorales definitivos serán evaluados en base a las propuestas de Polétika. Se analizará además si hay coherencia entre lo que dijeron los candidatos y sus programas. Por último, en 2016 y hasta el final de la legislatura, la plataforma “vigilará y presionará” para que cumplen con sus promesas y programas.