MIGUEL MUÑOZ | Publicado: - Actualizado: 11/1/2017 15:25

Carmena
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en una imagen de archivo. / EFE

El gobierno municipal de Manuela Carmena tiene como uno de sus objetivos principales aumentar la participación ciudadana en la gestión pública. A medidas implantadas ya desde la Concejalía de Participación liderada por Pablo Soto como el portal Decide Madrid, se le sumarán próximamente otras. Entre ellas destacan los presupuestos participativos, iniciativa que permitirá que los vecinos de Madrid elijan a qué destinar una parte de las cuentas municipales. El porcentaje aún no está definido y la puesta en marcha del proyecto se ha dejado para el próximo año. Pero la corporación ha querido ya iniciar varias experiencias piloto por distritos. En 3 de ellos, Arganzuela, Usera y Tetuán, ya han comenzado a dar voz a los ciudadanos y el proceso está en marcha. Los vecinos de cada distrito están eligiendo durante estas semanas el destino de 100.000 euros cada uno, un total de 300.000 euros de dinero público. Además, en San Blas se está desarrollando el modelo de foros participativos que servirá como base para el resto de la ciudad el año próximo.

La decisión de que sean en estos distritos concretamente donde se haya empezado con los proyectos piloto es justificada porque poseen “un tejido asociativo especialmente potente”. Así lo señala a cuartopoder.es Montserrat Galcerán, concejal de Tetuán. Los calendarios fijados en los tres distritos son parecidos y los reglamentos y fechas se pueden consultar en las respectivas webs habilitadas. Se han realizado encuentros presenciales y a partir de ahora se pueden enviar propuestas que después serán priorizadas tanto por la ciudadanía como por el personal técnico municipal. Finalmente se procederá a una votación online. A finales del mes de enero ya se conocerán las propuestas elegidas.

“En Tetuán está funcionando muy bien, la primera reunión fue masiva y la tuvimos que hacer en un sitio más grande del que teníamos previsto. Ha habido mucho interés”, comenta Galcerán. Reconoce que los vecinos se quejaron de la escasa cantidad de dinero destinado a esta partida pero en cualquier caso recuerda que es un primer experimento para ver cómo se puede implantar el proceso y qué problemas surgen. “Hemos respondido a la demanda social que existía. Es un aspecto que contemplábamos en el programa, y durante la realización de asambleas en los distritos se nos había preguntado directamente por los presupuestos participativos”, explica por su parte Rommy Arce, concejal en Arganzuela y Usera. La idea es “generar esa cultura e inquietud en la gente para empezar a trabajar de otra manera, para que cualquier vecino pudiera tomar partido en la gestión de lo público”, añade Arce.

Acostumbrar a los vecinos para integrarlos en las formar participativas es precisamente uno de los retos del gobierno de Ahora Madrid. En este sentido Arce comenta que tiene que haber un rodaje de la metodología. “Inicialmente había ciertas resistencias sobre todo de las asociaciones vecinales porque siempre hay una tensión entre la sociedad organizada y las que no pertenecen a ninguna asociación. Se ha ido limando la tensión porque las asociaciones creían que se debían dirigir sólo a ellas y creo que han entendido que hablamos de algo diferente. No se trata de que las asociaciones no tengan un papel o experiencia que hay que tener en cuenta, sino que queremos trabajar en condiciones de igualdad con todas las personas, sean asociadas o no”, explica.

“Una democracia muy restrictiva en lo representativo lo que hace es delegar la toma de decisiones en una serie de personas que se suponen tienen la competencia para hacerlo y luego quejarte cuando las cosas van mal. Eso es muy limitado y hay que aprender a tomar decisiones colectivamente. Si no tienes ninguna práctica de hacerlo, y por lo general no tenemos esa práctica, se genera esa especie de fantasma como de un asamblearismo caótico donde todo el mundo habla y no se toman decisiones. Lo que queremos es impulsar todos estos procesos pero con ciertas metodologías y lógicas porque si no la gente se cansaría y piensa que no merece la pena ir a reuniones si luego no sale nada. Hay que aprender cómo hacerlo y eso forma parte del proceso”, argumenta por su parte Galcerán.

Entre las necesidades detectadas por las concejales en estos distritos y que podrán verse reflejadas en sus peticiones Arce diferencia las diferentes realidades de Usera y Arganzuela. En el primero, “la crisis ha golpeado fuerte” y hay una alta tasa de desempleo y un alto porcentaje de población migrante. En el segundo, el paro es inferior y las personas tienen más nivel formativo. Eso sí, coinciden en una “demanda fuerte de espacios de reunión y a disposición de los vecinos para poder llevar a cabo iniciativas culturales o de formación”. En Tetuán, explica Galcerán, las propuestas van en parte sobre limpieza, medio ambiente, puntos verdes, parques o mejora de las aceras. Otras incluyen también el tema del empleo y el apoyo a colectivos desfavorecidos, especialmente mujeres.

Otro de los objetivos es ‘institucionalizar’ este modelo. “Gobierne quien gobierne la participación ciudadana debe estar asegurada reglamentariamente. Eso sería un éxito”, señala Galcerán. En este sentido, Jorge García Castaño, concejal de los distritos Centro y Chamberí, señala que en Ahora Madrid dedica dos concejalías fuertes a la participación. Por un lado, la de Pablo Soto y también la encargada de la relación son entidades vecinales y asociaciones, coordinada por Nacho Murgui. García Castaño es el único concejal de Ahora Madrid que estaba en el Ayuntamiento durante la última legislatura, en su caso en IU. “A nivel presupuestario no había participación alguna y tampoco había prácticamente ningún mecanismo de participación. Lo más sangrante eran las Juntas de Distrito, que deben ser un poco lo más cercano a la gente y eran absolutamente mortecinas la última legislatura”, afirma. Además, señala que el órgano enfocado a la participación, los Consejos Territoriales, tienen que sustituirlos por otros espacios “para que motiven a la gente”. Para ello hace falta cambiar los reglamentos, algo que tienen la intención de hacer. “La participación en las Juntas de Distrito desde que hemos empezado está siendo muy alta comparado con los últimos años”, concluye.

Participación más allá de los presupuestos

Mientras, el distrito de San Blas ha puesto en marcha el llamado Plan participativo de Gobierno en la Junta Municipal. Un modelo que se utilizará el año próximo para ser implantado en todos los distritos, según explica Marta Gómez, concejal en San Blas. Los primeros pasos consistieron en realizar un primer foro de participación local en el que participaron 400 personas. A partir de ahí se crearon 10 comisiones sectoriales sobre temas como educación, cultura o sanidad. En ellas participan 57 asociaciones y 112 personas. Se han realizado 45 reuniones y salieron 565 propuestas. Un segundo foro contó con la asistencia de 300 personas.

Estas comisiones son las encargadas de dar forma a las propuestas y clasificarlas según sean competencia municipal, autonómica o estatal. “Con las que no son competencia municipal se instará a las instituciones competentes para que lo hagan”, destaca Gómez. En estas comisiones han participado también funcionarios de la Junta Municipal. El siguiente paso, aún por desarrollar, es que cada comisión priorice una serie de propuestas para que se puedan someter a una consulta ciudadana. Este modelo sería el sustituto de los Consejos Territoriales, señala Goméz. “Estamos convencidos de que han sido un fracaso. Además en los dos últimos años han estado totalmente boicoteados por las asociaciones ya que no participaban. La concejal pone en valor el tejido asociativo de este distrito y recuerda algunas de sus principales reivindicaciones como la apertura de un nuevo centro de salud, un nuevo instituto, un autobús directo al Hospital Ramón y Cajal, la apertura de la Quinta de Torre Arias o el uso de todo el espacio ‘olímpico’ de la zona.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend