La Marea Granate considera "indignante" que solo un 7,9% de los emigrantes pueda votar

Marea_Granate
Concentración de la Marea Granate denunciando el voto rogados en Stuttgart el pasado día 13. / Facebook Marea Granate

Los datos provisionales publicados por la Oficina del Censo Electoral ratifican las denuncias realizadas por colectivos como Marea Granate respecto a las dificultades que supone el voto exterior. Sólo un 7,97% de los españoles inscritos en el Censo de Electores Residentes Ausentes (CERA) ha pedido la documentación para poder votar en las elecciones generales de mañana. Esto supone un descenso, en términos porcentuales, de 1,34 puntos respecto a las cifras de hace cuatro años, que fue del 9,31%. Eso sí, en términos absolutos, la cantidad provisional de solicitudes representa un aumento del 8,55% respecto a las elecciones generales de 2011, teniendo en cuenta que el CERA ha crecido a un ritmo muy superior, un 27%. 1,88 millones de españoles son los que constituyen el censo definitivo para estas elecciones generales. Para la Marea Granate, estas cifras son “ridículas” e “indignantes”, según explica a cuartopoder.es Pablo García, uno de los portavoces.

Publicidad

“Hay que tener en cuenta que antes de la reforma votaba el 34-35%. En estas elecciones ha subido la participación en términos porcentuales porque el interés ha subido mucho.  Pero se estima que la participación de mañana puede ser muy alta. Comparativamente, si por ejemplo vota casi un 80% en España y en el extranjero no llega al 8%, son cifras ridículas”, explica. Consideran desde el colectivo que la situación sigue igual que en 2011.

Publicidad

Además, denuncian que de estas cifras, votar finalmente lo van a conseguir la mitad. “Principalmente porque no les llegan las papeletas. Hemos hecho encuestas de por qué no ha podido votar la gente, y en la mitad de los casos era porque no llegan. Nadie va a rogar el voto para no votar o abstenerse porque te cuesta dinero, tienes que mandar una carta o un fax. Hay un ejercicio de esfuerzo detrás de todo el voto rogado”, comenta.

Las elecciones generales de 2011 fueron las primeras de ese tipo en las que los emigrantes debieron rogar el voto, es decir, pedir la documentación de voto para poder ejercer su derecho. Los residentes en el exterior que hayan pedido votar pueden enviar su voto por correo o depositarlo en urna en embajadas y consulados. De forma extraordinaria, en esta ocasión pueden votar hasta las 20.00 horas del domingo, después de que la Junta Electoral Central haya ampliado el plazo para que los consulados reciban los votos de los electores inscritos en el CERA tanto remitidos por correo como presenciales. García considera que esta ampliación no se ha publicitado mucho y hay gente que no se ha enterado. “Lo más grave es que sólo lo han ampliado para residentes. Que les des un día o dos más para ir a consulado es positivo, pero se han quitado de en medio a casi 700.000 españoles que están inscritos como no residentes. Toda esta ola de emigración está ahí, mucha gente no se ha inscrito en el Consulado porque si lo hacen pierden la sanidad cuando vuelven a España”, afirma.

Considera que esta ampliación “se ha hecho de cara a la galería”. “El voto más crítico es el de los no residentes porque es gente que se ha tenido que ir de forma muy precaria y que tiene mucha movilidad. Es por eso por lo que no les han ampliado el plazo a ellos. Se lo amplían a los residentes, gente que lleva muchos más años, en general más conservadores y mayores”, añade. Resalta el portavoz de Marea Granate que si estuviéramos en cifras de participación de antes de 2011, el voto exterior sería muy importante. “Si se crease la circunscripción exterior que el PSOE dijo que iba a crear cuando hizo la reforma electoral en 2011, el voto exterior sería la tercera comunidad autónoma por número de votantes. Pero con las cifras que hay hoy en día no se van a esperar ni al recuento porque es prácticamente imposible que los votos exteriores cambien los resultados en alguna provincia”, señala.

Por otro lado, los países de donde han llegado mayor número de solicitudes son Francia (24.772), Argentina (17.145), Alemania (16.454), Reino Unido (13.268), Suiza (10.500) y Estados Unidos (10.002). Las provincias con más solicitudes de voto desde el exterior son Madrid (29.979), Barcelona (15.892), A Coruña (8.164), Pontevedra (7.094), Asturias (6.676) y Valencia (5.825).