Ahora Madrid prepara una declaración institucional del Ayuntamiento para condenar el franquismo

callemadrid
La concejala de Cultura, Celia Mayer, en el Pleno sobre la eliminación de calles relacionadas con el franquismo. / Ayuntamiento de Madrid

Las asociaciones y colectivos que trabajan por la Memoria Histórica muestran su satisfacción con los anuncios que realizó ayer la concejala de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, de cambiar el nombre de 30 calles de la capital por su implicación con la dictadura franquista, una decisión que fue aprobada con los votos de Ahora Madrid, del PSOE y de Ciudadanos. Esta medida se integra, además, en un plan más amplio que el equipo de Manuela Carmena desarrollará en los próximos meses y que también incluye una declaración de condena del régimen franquista. Los colectivos colaborarán y trabajarán para que la declaración sea en los términos en los que ya hizo Naciones Unidas en el año 1946.

Esta declaración de repulsa es una propuesta y una reivindicación histórica de las asociaciones pro memoria. "Sería una declaración institucional del Pleno de Madrid de condena del franquismo sin paliativos y de reconocimiento de las víctimas del franquismo", explica a cuartopoder.es, Miguel Muga, activista del Foro por la Memoria. "Intentaremos colaborar para que sea lo más acorde al derecho internacional, es decir, a las condenas de Naciones Unidas del año 1946, y no como la del año 2002, que era condicionada y una condena moral para que no se volviera a hablar del tema, queremos que la condena sea contundente", advierte Muga. Se refieren a las resoluciones de las Naciones Unidas adoptadas por unanimidad por la Asamblea General de la ONU el 9 de febrero y el 12 de diciembre de 1946, en las cuales se hace referencia al franquismo como un "régimen de cáracter fascista" establecido gracias a "la Alemania nazi de Hitler" y a la "Italia fascista de Mussolini"

Publicidad

"Este tema lo propusimos en una reunión a la concejala de Cultura y al (tercer) teniente de alcalde, Mauricio Valiente, puesto que tenemos un Ayuntamiento de izquierdas y que respeta los derechos humanos, necesitamos que se haga esta declaración, ya que no se hace en otras instituciones como el Congreso", prosigue Muga. El Ayuntamiento ha establecido un convenio de colaboración con la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense para desarrollar todo este plan que está siendo coordinado y desarrollado desde la Concejalía de Cultura y Deportes. "El convenio con la cátedra es por cuatro meses, después de estas vacaciones nos convocarán a alguna reunión más", prevé el activista, que cree que tendrán que colaborar con el Ayuntamiento para "planificar el texto de esta declaración, que después tendrán que pactar con el PSOE". Muga espera, además, que "el PSOE no ponga muchos problemas al respecto" y que la declaración podría llegar "hacia el mes de marzo" del próximo año.

El anuncio de ayer de cambiar el nombre de 30 calles por su relación con el régimen franquista es sólo el principio. "Estamos muy satisfechos porque es el primer paso. Lo que se ha aprobado es que se inicie un plan de Memoria Histórica de la Concejalía de Cultura. El primer paso era quitar las calles más evidentes de golpistas y criminales y luego viene el convenio con la Cátedra de Memoria Histórica para que, en un plazo de cuatro meses, se quiten símbolos y otros nombres, todo siguiendo la ley de Memoria y lo establecido por los Derechos Humanos", relata a este medio Muga. En principio, la idea planteada es que las calles a las que se les cambia el nombre recuperen el nombre que tenían en el año 1939, si la calle no existiera en aquel momento, se buscaría una denominación nueva. El plan incluye también una estrategia de difusión en bibiliotecas y museos, eliminar los nombramientos honorarios que estén relacionados con la dictadura y esta declaración de condena.

El tercer teniente de alcalde de Madrid, Mauricio Valiente, corrobora a este medio lo que cuenta Muga.  "Así lo ha anunciado Celia Mayer, esta declaración es una de las medidas que recogemos en el plan que estamos poniendo en marcha", asegura Valiente, que recuerda, también, que "no sólo se incluye el cambio de denominación de las calles, también políticas culturales, labores en los centros de estudios, itinerarios, recuperar el Cementerio de la Almudena y la tapia donde se realizaban los fusilamientos, es una labor de reconocimiento y divulgación".