ANA ISABEL CORDOBÉS | Publicado: - Actualizado: 17/5/2017 14:20

El gráfico muestra el número de municipios donde PP o PSOE fueron los más votados en 2011, que ahora han cambiado por alguno de estos partidos: Ciudadanos, Podemos, En Marea, En Comú-Podem y Compromís-Podemos. / Elaboración: Ana Isabel Cordobés

Las elecciones con mayor incertidumbre en la historia de la democracia han finalizado con un panorama en el que las mayorías absolutas han desaparecido y han dejado un final abierto entre dos opciones: pactos y acuerdos de gobierno o nuevas elecciones.

Sin embargo, la euforia por el “voto del cambio” no ha sido tal si bajamos a nivel municipal. El bipartidismo se mantiene con fuerza y ocho de cada diez municipios cuya lista más votada fue PP o PSOE en 2011 han mantenido los colores respectivos. Ocurre con el 85,16% de los municipios cuya preferencia mayoritaria fue el PP y con el 82,69 en el caso del PSOE. ¿Fin del bipartidismo?

Voto de castigo al PP… votando al PSOE

De nuevo, prevalece el voto de castigo a uno de los dos grandes partidos votando al contrario. En este caso, el Partido Popular ha dejado de ser la lista más votada en 869 municipios. En 624 de ellos (un 71,80%), la preferencia mayoritaria ha sido el PSOE.

Este cambio a rojo es notable, sobre todo, en las Islas Canarias y en las provincias de Albacete y Badajoz.

El trasvase de voto de PSOE a PP ha sido mucho menos llamativo en términos de municipios. En 65 municipios de los 193 donde la formación socialista pierde la supremacía, la lista más votada ha sido la popular.

Podemos y las confluencias restan poder a PSOE

En el caso de la formación socialista, han sido Podemos y las distintas confluencias y mareas surgidas las que más municipios les han arrebatado. Es el caso de 74 municipios (un 38% de las zonas perdidas por el PSOE). Este cambio se aprecia, sobre todo, en el País Vasco y Navarra, donde Podemos ha conseguido ser la fuerza más votada en plazas importantes como Vitoria-Gasteiz o Irún. 

La mayor pérdida de lugares socialistas en las elecciones de 2011 a favor de las confluencias se ha producido en Cataluña, en el antiguo ‘cinturón rojo’ y que en estos comicios se ha convertido en el cinturón de En Comú Podem, que aglutina a Podemos, IU, EUiA, Equo e ICV.

En el caso de la Comunidad Valenciana, la confluencia Podemos-Compromís ha logrado arrancar al bipartidismo 110 municipios: 102 al Partido Popular y los ocho restantes al Partido Socialista.

Sin embargo, y a pesar de que la pérdida de influencia del bipartidismo no ha sido tal y como se esperaba, el trasvase de votos ha sido evidente entre los dos grandes partidos y las nuevas formaciones y coaliciones que concurrían por primera vez en estos comicios. 

(*) Ana Isabel Cordobés es periodista.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend