Garzón dice que IU se tiene que repensar manteniendo su anticapitalismo, feminismo y ecologismo

garzonlatina
Garzón, el pasado 15 de diciembre, dirigiéndose a un millar de personas que no pudo entrar a su acto de campaña en un teatro de Madrid. / José Camó (IU)

Alberto Garzón parece dispuesto a tomar las riendas de un nuevo proyecto “anticapitalista, feminista y ecologista”, el cual supondría la creación de “una herramienta organizativa de la izquierda federal transformadora que dispute el poder a la oligarquía y abra un proceso constituyente para un nuevo país”. Esto se concretaría en la próxima Asamblea de IU prevista para el 2016, la undécima de la coalición izquierdista desde su nacimiento en el año 1986. Según explica el propio Garzón, “allí se debatirá sobre el futuro de la organización” en un
“proceso participativo, intenso y honesto y abierto”.

Publicidad

Estas declaraciones del candidato de Unidad Popular-IU a las pasadas elecciones generales son la respuesta a una información publicada ayer por el diario El País, la cual aseguraba que la voluntad de Garzón es crear un partido nuevo sin las siglas de IU. Garzón rechaza que sea él quien vaya a destruir o crear partidos políticos y asegura que el futuro de IU y de la izquierda será fruto de un proceso colectivo. El diputado, además, reitera la idea de  que “hay que repensar la izquierda”.

Esta idea de “repensar la izquierda” se viene repitiendo mucho en bocas de destacados dirigentes, teóricos, activistas y militantes de la izquierda. La voluntad de “refundar la izquierda” es una tarea que IU comenzó en el año 2008 pero que todavía no se ha dado por concluida. Además, con la aparición del movimiento 15M en el año 2011 y el surgimiento con fuerza de Podemos en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo del 2014 todo el espectro a la izquierda del PSOE ha sufrido un gran revolcón al que IU no se ha sabido adaptar, como se desprende de los resultados de las pasadas elecciones de diciembre, en las que sólo obtuvo dos diputados. Unas elecciones a las que concurrió bajo la marca Unidad Popular.

Publicidad

La idea de “superar” IU en un movimiento político y social más amplio que la actual estructura no es nueva. El que fuera coordinador federal y hoy referente intelectual de la izquierda, Julio Anguita, ya apostaba por la creación de un nuevo partido marxista más allá del PCE e IU, tal y como informó en su momento cuartopoder.es. Otros dirigentes y teóricos proponen ideas parecidas, como el propio Manolo Monereo, colaborador de este medio y al que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, considera su “padre político”, quien ha apuntado en la misma línea en sus reflexiones. Dirigentes territoriales como la gallega Yolanda Díaz o el catalán Josep Lluis Nuet han superado las siglas de IU en esos territorios para concurrir a las generales con Podemos y otras fuerzas y obtener unos magníficos resultados… Esa estrategia de convergencia ya había sido puesta en práctica en las elecciones municipales en diferentes ciudades, consiguiéndose también muy buenos resultados, como los de Ahora Madrid, Barcelona en Comú, Zaragoza en Común o las mareas gallegas, que ahora están gobernando en sus respectivas ciudades.

El debate, por tanto, estará entre dos principales posturas, a las cuales se pueden añadir infinidad de matices. Por un lado, los partidarios de superar IU, en busca de una organización que incluya a más sensibilidades de la izquierda, que renueve su estructura y modernice sus mecanismos de funcionamiento. Esta postura es la que parece dispuesto a liderar Alberto Garzón, que contaría con el apoyo de numerosos dirigentes y de amplios sectores del PCE. Este proyecto busca, desde una autonomía como sujeto, encontrar un acuerdo de colaboración política con Podemos. Por otro lado, se encuentran los partidarios de la permanencia de IU y la defensa de sus siglas y estructura. Entre ellos se encontrarían dirigentes que han tenido una gran relevancia en IU en los últimos años y que mantienen una estrategia de confrontación con Podemos, al que algunos consideran un adversario político. Entre ellos se encontrarían algunos sectores del PCE de Andalucía y otros territorios -como el secretario general José Luis Centella o el exeurodiputado Willy Meyer-, así como Gaspar Llamazares y su partido, Izquierda Abierta. El propio Llamazares ya apostaba ayer por la defensa de la identidad de la izquierda en las redes sociales.

Anticapitalistas apuesta por más confluencia

No sólo en IU se da este debate sobre el futuro de la izquierda, también sucede algo parecido en el seno de Podemos. Anticapitalistas, la corriente crítica con la dirección de Iglesias en la que se encuentran destacados dirigentes como la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, el alcalde de Cádiz, José María González “Kichi”, o el eurodiputado Miguel Urbán ha publicado hoy un comunicado en el que apuesta porque el partido mire más a las bases, a los círculos, y busque contactos con otros sectores de los movimientos sociales, de la izquierda y la sociedad civil para llevar adelante el cambio político. Además, Anticapitalistas valoran muy positivamente las confluencias de Podemos con otras formaciones en distintos territorios del Estado para concurrir a las elecciones generales y llaman a profundizar en estas experiencias de cara a una posible repetición de las elecciones.