Podemos hará primarias para sustituir a sus decenas de cargos internos dimitidos

El que fuera secretario general de Podemos en Euskadi, Roberto Uriarte, en una imagen de archivo. / Efe
El que fuera secretario general de Podemos en Euskadi, Roberto Uriarte, en una imagen de archivo. / Efe

A pesar de sus buenos resultados electorales, Podemos no ha escapado durante este último año de críticas y dimisiones a nivel interno. Desde la composición de sus órganos internos, se han producido decenas de renuncias. Al sonado abandono de Juan Carlos Monedero a finales de abril como integrante del Consejo de Coordinación, le siguieron progresivamente varias decenas de casos más. El último, la dimisión en bloque de todo el Consejo Ciudadano Municipal de la ciudad de Alicante, dos días después de las elecciones. Los más importantes tuvieron lugar en el País Vasco y en Cataluña. En el primero de los casos dimitió todo el Consejo autonómico con su secretario general a la cabeza y en el segundo lo hizo primero la principal dirigente seguida de varios cargos regionales más. A Podemos le toca ahora, en un corto período de tiempo, reconstruir estos órganos que han sido dirigidos hasta el momento por comisiones gestoras temporales. Según señalan fuentes oficiales del partido de Pablo Iglesias a cuartopoder.es, el proceso se realizará mediante primarias y la idea es “empezar cuanto antes”.

Desde Podemos apuntan a que todavía no hay una fecha cerrada para iniciar este proceso, pero que se realizará lo antes posible. “Hay que tener en cuenta que tenemos a toda la organización volcada con el proceso postelectoral”, destacan desde el partido. Los cargos que han dimitido serán elegidos mediante primarias, tal y como ya se hizo tanto con los órganos municipales como autonómicos. Los motivos de todas las dimisiones han sido varios, aunque la tónica habitual son diferencias con la dirección estatal. En el País Vasco, el secretario general Roberto Uriarte y los 19 consejeros autonómicos se marcharon realizando críticas a la imposición de candidatos desde Madrid. Curiosamente, el País Vasco ha sido uno de los lugares con mejores resultados de la formación, siendo primera fuerza el 20-D y presentándose con su marca en solitario. Sí tenían allí el apoyo visible de los coportavoces de Equo, Juan López de Uralde, número uno por Álava, y Rosa Martínez, número dos por Bizkaia. Toca ahora, por tanto, que los inscritos en Podemos voten a un nuevo Consejo Ciudadano y secretario general vascos.

Publicidad

También tendrán que buscar una persona que se encargue de dirigir el partido en Cataluña. Tras las elecciones del 27-S, Gemma Ubasart dimitió de su cargo. En su caso, las discrepancias por cómo se desarrolló la campaña de Catalunya Sí que es Pot fueron las razones principales. Al menos tendrán que elegirse otras nueve personas más para que formen parte del Consejo Ciudadano autonómico, puesto que ese es el número de dimisiones conocidas en un órgano formado por 34 personas. En Comú Podem, alianza distinta a la del 27-S, fue la vencedora en las generales del 20-D y en el horizonte está por ver si la fórmula se repetirá en las más que previsibles nuevas elecciones catalanas. Iglesias señaló ayer que no tenía dudas de que En Comú Podem ganaría estos comicios, pero aún es pronto para saber cómo se presentará la candidatura, sobre todo por las declaraciones de Ada Colau.

Otras dimisiones se produjeron en Castilla-La Mancha. Al menos tendrán que hacer 3 sustituciones en el Consejo Ciudadano (CC) autonómico y varias más en algunas poblaciones como Toledo, Albacete o Alcázar de San Juan. En Alicante, el Consejo Ciudadano por completo (25 personas) y su secretario general decidió dimitir y disolver el órgano el pasado día 22 de diciembre. En un comunicado explicaban que el modelo de este CC está agotado ya que fue diseñado para una “carrera al sprint de cara a obtener los mejores resultados electorales posibles”. En esta ciudad Podemos se vio inmerso en una polémica basada en las denuncias de un sector del partido de que se había orquestado un “pucherazo” para ganar las primarias al CC. La Comisión de Garantías inhabilitó a 10 personas de la dirección local.

Otro caso llamativo ha sido el de Huesca. Podemos tendrá que construir de nuevo un Consejo Ciudadano después de que los 11 integrantes del órgano en la capital dimitieran entre fuertes críticas al secretario general en Aragón, Pablo Echenique. Más tiempo llevan en Santander sin elegir a su secretario general. Juan Manuel Brun, el elegido en primarias, dimitió en junio tras una serie de tensiones con la dirección estatal. En Galicia se ha producido casi una decena de dimisiones en el órgano del Comité de Garantías Democráticas regional, además de al menos una persona perteneciente al Consejo Ciudadano. En San Sebastián, su secretario general también dimitió, en su caso por razones profesionales.