La integración de diputados de IU en el grupo de Podemos desata el malestar interno

Garzon_Sol
Alberto Garzón y Sol Sánchez, diputados de IU-UP, en la rueda de prensa ofrecida hoy en el Congreso. / Mariano Asenjo
Actualización de las 19:10 con la decisión de ERC de presentar su grupo en solitario

La conformación del grupo parlamentario de Podemos junto a En Marea y En Comú Podem anunciado ayer ha provocado una situación anómala para IU. La coalición de izquierdas contaba con hasta tres representantes en las confluencias gallega y catalana. Los tres parlamentarios finalmente han quedado integrados en este grupo “plurinacional” en el que, según explicaron ayer, tanto la candidatura catalana como la gallega tendrán “voz propia” y “autonomía política”. Internamente la situación va a provocar debate y malestar interno, según señalan varias fuentes de la dirección de IU consultadas por cuartopoder.es. Algunas voces ya han puesto el asunto sobre la mesa de manera pública. Además, la inquietud se vislumbró en la última Ejecutiva en la que, según estas mismas fuentes, el coordinador Cayo Lara alertó sobre lo que finalmente se ha producido. Por otra parte, IU registró a sus diputados junto a ERC y Bildu el pasado lunes pero esa opción ha sido rechazada por la Mesa del Congreso con los votos de PP y C´s. La formación catalana ha anunciado que conformará el grupo con únicamente sus 9 diputados por lo que IU-UP se quedará salvo un giro de guión inesperado, en el Grupo Mixto.

Yolanda Díaz, coordinadora de EU (IU en Galicia) y Joan Mena y Félix Alonso (EuiA) son los diputados confluyentes. En el caso de la federación catalana, ésta tiene forma jurídica propia, por lo que supone un caso distinto al de Galicia. En este segundo caso se podría dar una contradicción reglamentaria respecto a la imposibilidad de que diputados del mismo partido se dividan en grupos, mismo argumento por el cual la Mesa del Congreso rechazaba los cuatro grupos de Podemos. Alberto Garzón, a preguntas de los medios de comunicación tras su reunión con Felipe VI, ha admitido que es una “paradoja”. “Hemos estado continuamente hablando con las confluencias y con los representantes de IU en ellas. Ayer fue un día caótico por lo que no sabemos aún el contenido de los acuerdos. Por tanto, vamos a ser muy cautelosos. Hemos pedido una reunión desde IU con las federaciones gallega y catalana para que tengamos una conversación para que se nos informe de cuál es el acuerdo final y que establezcamos las soluciones posibles para esta situación”, ha contestado. El secretario de organización de IU, Adolfo Barrena, se limita a decir a este medio que es “un asunto interno” por lo que primero lo “resolverá y comentará internamente”. Similares palabras utiliza José Luis Centella, secretario general del PCE y de Presidencia en IU. “Lo vamos a estudiar entre estos días, todavía es pronto”, destaca.

Gaspar Llamazares, integrante de la Ejecutiva y coportavoz de Izquierda Abierta, habla más claro. “La razón que podría asistir a personas que han ido en movimientos o mareas ya no existe, no tienen un grupo parlamentario. En estos momentos están en un grupo parlamentario diferente al de IU. Creo que es interpretable en el caso de los coaligados con IU, menos interpretable en el caso de los que forman parte del proyecto federal de IU. En mi opinión deben acompañar a su candidato en el Grupo Mixto. No es una razón meramente estatutaria sino política”, apunta. Según el dirigente asturiano, si Compromís acaba yendo al Grupo Mixto, “no es lo mismo estar ahí con 2 diputados que con 5”. “No soy partidario de ninguna medida administrativa sino de que se clarifique esta situación y que se fortalezca la presencia de IU en el Mixto”, añade. Este asunto “tiene que surgir” en los debates de la próxima Presidencia Federal, a celebrar este sábado, y del Consejo Político del día 30. “Lo que se demuestra es que algunos dirigentes de la organización mantienen una estrategia de subordinación a Podemos”, concluye sobre el asunto.

Otras fuentes consultadas por este medio señalan que Lara planteó la posibilidad de pedir a los tres parlamentarios electos que acompañaran a Garzón. Además, señaló que ellos mismos deberían escenificar su solidaridad pública ante el veto de Podemos a tener un grupo Compromís-IU. Esta negativa del partido de Pablo Iglesias, como contaba cuartopoder.es ayer, ha sido hoy confirmada públicamente por el propio Garzón en rueda de prensa.

Para Diosdado Toledano, dirigente de la dirección de IU y EuiA, la situación es “complicada”. Señala que los compañeros de las confluencias han aceptado unas condiciones que ellos tendrán que ver qué “problemas generan en relación a su conciencia política y lealtad a IU”. Añade que hay que buscar la “mejor solución posible” aunque reconoce que la situación tiene difícil salida. Más allá de eso espera que los diputados de EUiA mantengan una “actitud colaborativa” con IU en el Congreso. Además, recuerda, como ya criticó en su momento, el origen del problema que supuso la confección de la candidatura, como ya señaló en cuartopoder.es.

Este medio no ha podido recabar por el momento la opinión de los diputados confluyentes. No obstante, Ramón Luque, integrante de la Ejecutiva de IU y de la dirección de EUiA, explica la postura al respecto al menos de la confluencia catalana y minimiza el conflicto que se puede originar. “Nosotros nos debemos a la coalición de En Comú Podem. No hemos firmado esa coalición para romperla en el primer momento. Todo esto lo conoce IU, todos los acuerdos firmados. Los nuestros no son diputados de EuIa sino de En Comú Podem, una coalición y un proyecto político. Lo que algunos no han entendido es que estamos en una fase de creación de un nuevo sujeto político en Cataluña. Se ha dicho bien claro en los órganos de dirección. Nos debemos a dar pasos unitarios, nos vamos a atener a eso y no vamos a hacer la locura de romper la coalición”, destaca. Recuerda, eso sí, que no esperaban que el PSOE se negara a que la candidatura catalana más votada tuviera grupo y sí lo tenga Democracia y Llibertat. “De eso es responsable Pedro Sánchez por darle la llave de la Mesa a PP y Ciudadanos”, afirma. Luque, que se muestra confiado de que no se van a pedir demasiadas explicaciones en los órganos internos porque a IU se le ha ido informando de todo puntualmente y de las “contradicciones que tenían cada uno de los pasos”. Además señala que irse al Grupo Mixto todas las confluencias hubiera supuesto una situación de aún menos visibilidad para IU-UP y reitera que no van a “romper” En Comú Podem. Por su parte, un comunicado oficial de EUiA destaca que los diputados han estado dispuestos a ayudar a IU pero que sólo con la cesión de los mismos seguirían sin cumplir los requisitos para formar grupo.

Otra persona que ha querido dar su visión de forma pública es Juan Peña, integrante del CPF de IU y de la comisión que prepara la XI Asamblea. En un artículo en su blog defiende a Díaz, Mena y Alonso. Para él no hubiera tenido sentido “que se hubiera producido una disgregación en función de afinidades partidistas en una especie de sálvese quien pueda que habría sido una enorme tomadura de pelo a los electorados que votaron con la ilusión de apoyar candidaturas plurales pero unitarias”. “No vale ahora decir los escaños son nuestros y nos los llevamos: si así lo queríamos, cada partido debería haber confrontado en solitario ante el electorado. Y a algunos, seguramente, nos habría ido mucho peor”, destaca. Para Peña, “se hace necesario que dejemos de ver los escaños y los resultados electorales como propiedades de cada partido para intentar entenderlos como compromisos con la ciudadanía y resultados de procesos sociales”.

Veto al grupo técnico de IU con ERC y Bildu

Por otra parte, PP y Ciudadanos han vetado el grupo de ERC, IU-UP y Bildu por “fraude de ley” al pretender utilizar esta estrategia únicamente para cobrar la subvención electoral.  Así lo ha anunciado el presidente del Congreso Patxi López. Garzón lo considera “indecente” y una decisión “política”, según ha señalado en declaraciones a La Sexta en el mismo momento de enterarse de la decisión. Joan Tardá, portavoz de ERC, ha comparecido esta tarde ante los medios para explicar que presentarán el grupo con sus 9 diputados, lo que aboca a IU al Grupo Mixto. El diputado catalán ha señalado que el informe de los servicios jurídicos de la Cámara era favorable a otorgarles grupo parlamentario, ya que superaban los requisitos fijados por el Reglamento de tener un mínimo de cinco diputados y un 5% de voto estatal.  “Me limito a lamentar profundamente la decisión política de la Mesa. No tengo ninguna intención ni humor suficiente para responder”, se ha limitado a decir Tardá sobre la decisión de PP y C´s.

El acuerdo en la Mesa ha vetado también que Compromís tenga grupo propio como era ya más que previsible. Los órganos de dirección de la coalición valenciana decidirán durante estos días el destino de sus 4 parlamentarios.

Publicidad