La renuncia de Rajoy deja en manos de los nacionalistas un posible gobierno PSOE-Podemos-IU

5
rajoy_investidura
Mariano Rajoy comparece en rueda de prensa en La Moncloa tras acudir a La Zarzuela dentro de la ronda de contactos abierta por el Rey. / lamoncloa.gob.es

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy Brey, renuncia a someterse a la investidura y declina el ofrecimiento que le ha hecho el rey Felipe VI de ser el primer candidato en exponer su programa de gobierno y someterse a la votación del pleno del Congreso. La renuncia de Rajoy constituye una gran sorpresa y abre las puertas a un gobierno progresista PSOE-Podemos-IU, con Pedro Sánchez de presidente, siempre y cuando obtenga el apoyo del PNV y logre la abstención de las restantes fuerzas nacionalistas. Unas horas antes de que diera la sorpresa, Rajoy dijo sentirse “con fuerza” para seguir gobernando otros cuatro años. Además, había reiterado su intención de plantear una “oferta generosa” al PSOE para que, por acción u omisión, le entregara sus 5,5 millones de votos "por el bien de España", naturalmente.

En la aritmética parlamentaria –dando por supuesto que la política no es una ciencia exacta− Sánchez se ha movido mucho mejor que Rajoy. Para facilitar las relaciones y obtener el eventual voto favorable o la abstención de ERC, DL (antigua Convergencia) y del PNV, ha prestado dos senadores a cada una de las dos formaciones catalanas para que alcance los 10 necesarios y formen grupos parlamentarios en la Cámara Alta y ha cedido al PNV un puesto en la Mesa senatorial. En cambio, el PP, con mayoría absoluta, ha apostado por la segregación en lugar de la integración.

Publicidad

Con todo, la abstención de los nacionalistas y la suma del PSOE (90), Podemos (69) e IU (2) supondría 161 votos a favor de la investidura de Sánchez, es decir, una cifra insuficiente frente al rechazo del PP y C's, que suman 163 diputados. Sánchez necesitaría el apoyo de los 6 diputados del PNV si no consigue la abstención de Ciudadanos. Y su líder, Rivera, repitió ayer que votará en contra de los que quieren romper España y reiteró su rechazo a un gobierno con Podemos.

Tras la negativa de Rajoy, el rey ha informado al presidente del Congreso, Patxi López, y le ha convocado para el próximo lunes a las 17:00 horas con el fin de que le facilite la lista de los representantes de los grupos parlamentarios para llevar a cabo una nueva ronda de consultas que iniciará a partir del miércoles, 27 de enero, según informó Zarzuela.

Rajoy, que ha sido el último de la preceptiva ronda de consultas del jefe del Estado, justificó su negativa a someterse a la investidura diciendo que no tenía los votos necesarios para ello y argumentando que no deseaba que comenzara a correr el plazo de dos meses para convocar nuevas elecciones. Con esto demostró su incapacidad para negociar. Pero en la comparecencia ante los periodistas en Moncloa afirmó: “No renuncio a nada, mantengo mi candidatura aunque aún no tengo apoyos”.

El líder socialista, Pedro Sánchez, que despachó con el rey cuatro horas antes, le dijo que está dispuesto a asumir la responsabilidad de formar gobierno, aunque dejó claro que la iniciativa le corresponde al presidente en funciones como candidato del partido más votado. En el caso de que Rajoy fracase, Sánchez planteará su opción y le hará saber (al Rey) los apoyos que haya conseguido. De momento se mostró sorprendido de que el Rey le informara de la decisión del dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, de apoyarle como presidente de un gobierno de coalición PSOE-Podemos-IU.

Sánchez acogió la propuesta con indisimulada alegría: “Los votantes del PSOE y de Podemos no entenderían que no nos pusiéramos de acuerdo, aunque el acuerdo se materializa primero con políticas y luego haciendo un gobierno”. Por su parte, Iglesias manifestó que al Rey le pareció “razonable” su planteamiento. Justificó que no se lo hubiera comunicado a Sánchez para evitar “filtraciones y rumores” y por “lealtad institucional” al jefe del Estado. El dirigente de Podemos llegó a avanzar que en ese gobierno de coalición él sería vicepresidente, lo que le valió el reproche de Albert Rivera, presidente de C's, de que “solo les interesan los sillones”.

Tras sus explicaciones a los periodistas en el Congreso, Iglesias envió un mensaje a Sánchez para comenzar a negociar. Sánchez le contestó que hablarán a lo largo de este fin de semana, aunque no para negociar las condiciones del nuevo Ejecutivo, sino para analizar la situación porque es el turno de Rajoy. Sin embargo, la renuncia del candidato del PP y la nueva ronda de contactos anunciada por el jefe del Estado abre una nueva situación en la que Sánchez puede tener más apoyos que Rajoy u otro candidato del PP.

La negociación de un gobierno progresista PSOE-Podemos-IU choca también con la 'línea roja' impuesta por los principales dirigentes regionales del PSOE, los barones, y ratificada por el Comité Federal el 28 de diciembre, en el sentido de que Podemos ha de renunciar al referendo que propugna sobre el futuro de Cataluña. La formación de Iglesias ha dicho que deja el referendo en segundo plano. El Comité Federal socialista se reúne el sábado, 30 de enero, y deberá decidir si la respuesta de Podemos le parece suficiente para iniciar la negociación formal o si los 5,5 millones de votos socialistas –que sumados a los de Podemos e IU totalizan 11,5−deben ir a parar a la oposición por cuatro años.

Por su parte, Rajoy, tras su renuncia inicial a someterse a la investidura, deberá negociar con las distintas fuerzas políticas, especialmente con C's, para presentar al Jefe del Estado una mayoría suficiente en esa segunda ronda. Si no consigue los votos de Rivera y la abstención de los nacionalistas –lo que es impensable en el caso de ERC y de EH-Bildu, formaciones que rechazaron las consultas palatinas−, seguirá en la misma situación de debilidad que manifestó ayer.

Y en esta tesitura, el Rey, “una persona analítica, que hace sus cuentas y conoce muy bien los entresijos parlamentarios”, según dijo el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca tras despachar con él, podrá encargar la formación de gobierno al candidato que más apoyos obtenga para superar la investidura.

5 Comments
  1. eleusipo says

    ELECCIÓN POR EXCLUSIÓN.- Ni el extremo neoliberal de Rajoy en un extremo, ni el comunismo-leninismo-populismo de Podemos con los escraches y el «derecho a decidir» en el otro. Porque en España, además de cambio profundo, tiene que haber vida para todos, para todos. Saludos.

  2. FranciscoJesús says

    Se le asigna al PP 123 diputados y tiene 122, por el que han expulsado al grupo mixto. Vistas las cosas. Psoe, Podemos, IU y Bildu suman 163 y Pp con Ciudadanos 162. Tenemos gobierno. No creo que el que han expulsado vote a favor del PP. Se abstendrá.

  3. Juanjo says

    ¿El PSOE, IU y Podemos con los nacionalistas? ¡Hostias! ¡las izquierdas españolas brazo con brazo con los nacionalistas!
    …………Mientras que para la mayoría de los demócratas europeos los nacionalismos son una de las peores lacras que han azotado a Europa, y una horrible amenaza actual, aquí, en nuestros lares, el PSOE, IU Y PODEMOS están dispuestos a aliarse con los nacionalistas!..
    … ¿Y aún tienen la hipocresía de decirse de izquierdas?
    ¡Dioses y demás familia de los inmortales! Porque, aunque los nacionalistas siempre son los nacionalistas, estos nacionalistas no son unos nacionalistas cualquieras; sino los nacionalistas del EUSKO ABENDAREN ERESERKIA, es decir, unos nacionalistas que no tienen el menor empacho de considerarse Pueblo (y escogido), y “etnia” singular, en proclamar su etnocentrismo de manera furibunda, defender privilegios medievales, y adorar al otro roble eterno e inmortal y con un muérdago de efecto más sublime y efectivo que el de Panorámix y Cía.

  4. ARKAITX says

    20D EL PUEBLO ESPAÑOL UNIDO PLURINACIONAL VOTAMOS CAMBIO DE GOBIENRO HORIZONTAL DEMOCRATICO PSOE+PODEMOS+IU+ PNV+ERC+ TODOS LOS PARTIDOS CON CONCIENCIA SOCIAL POR EL BIENESTAR DE TOD@S L@S NIÑ@S YES WE CAN PLEASE 2016

  5. eleusipo says

    PODEMOS.- Un «Movimiento revolucionario» marxista-leninista como éste, no sólo tratará siempre de alcanzar el poder, que es su meta, sino también de estar permanentemente en Campaña Electoral, siempre. Negociación-presión. Es su Sino. Y ahí lo tienen. ¿ Cómo, si no, «EL CARTERAZO» en absoluto social del otro día…? Mejor el PSOE en solitario que con insultadores, Colau y «Derecho a decidir» encima un día y otro día. Aunque no sea lo óptimo, mejor en minoría y a pactar con todos. Libre. Saludos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.