MIGUEL MUÑOZ | Publicado: - Actualizado: 11/1/2017 15:24

Unidad_Popular
Integrantes de la candidatura de Unidad Popular en Aragón, junto a Alberto Garzón y Chesús Yuste (en el centro), en un acto electoral. / Facebook Unidad Popular Aragón

IU se presentó a las elecciones del pasado 20-D bajo una coalición a la que se sumaron las siglas de Unidad Popular. En ella se contó con pequeños partidos como la Chunta Aragonesista, Batzarre, Izquierda Castellana, Segoviemos, CLIAS e Izquierda Asturiana, además del partido instrumental Unidad Popular en Común, creado para aglutinar a las personas de perfil independiente que participaban en la plataforma de confluencia desde meses antes. Pese a que la visibilidad principal de la candidatura ha recaído en IU como organización, la iniciativa ciudadana trabajó activamente durante la campaña electoral aunque con fuerza desigual según territorios. Pasado prácticamente un mes desde los comicios, en UP han comenzado a reactivar los ‘nodos’ o asambleas territoriales que ya han convocado encuentros en al menos 5 provincias. Además, la intención es “vertebrar una organización más estable y construir una organización interna mucho más sólida”. Así lo afirma a cuartopoder.es Joan Vilà, uno de los portavoces.

Según explica Vilà, “después de los resultados y lo agotadora que ha podido resultar la campaña”, UP está en punto de “organizar la retaguardia”. Reconoce que al haber estado orientado todo el proceso hacia una campaña electoral “intensa”, se había dejado “aparcada” la organización interna y en ello han comenzado a trabajar durante estos días. El órgano principal, el Consejo Estatal de Nodos, sigue activo y sus representantes se reúnen de forma virtual todas las semanas. “Tenemos varios canales de comunicación por lo que la coordinación sigue estando ahí y funcionando”, señala el portavoz. “Hay nodos con más actividad y otros con menos, siempre después de un proceso electoral hay un pequeño bajón de militancia y una situación de parar para volver a arrancar”, añade. En este sentido, la pasada semana celebraron las primeras asambleas desde las elecciones los grupos de Valencia, Cádiz, Asturias o Alicante. Para este jueves está prevista la asamblea de Aragón, una de las más activas. Entre otros asuntos se procederá a realizar una evaluación de campaña y resultados,mirando también al futuro.

La idea del proyecto es firme. “Para que no se quede todo en una contienda electoral hay que seguir construyendo la plataforma y los contactos con todos los actores sociales y políticos que se quieran acercar”, explica Vilà. Por ello, sean las elecciones dentro de 4 años o mucho menos, desde UP consideran que deben estar preparados. “UP no ha sido la flor de una contienda electoral sino que hay que seguir con la misma filosofía, sumando todas las sensibilidades posibles y construir una alternativa real a la sociedad que tenemos. IU es la organización mayoritaria pero eso no significa que se cierre la puerta para volver a intentar construir desde la base cualquier alternativa política”, añade.

Tanto Alberto Garzón como Sol Sánchez, los dos diputados electos de la candidatura, han señalado públicamente que contarán con los participantes en UP para ratificar cualquier hipotético pacto de investidura o Gobierno. “Hay que establecer los mecanismos necesarios para que no queden resquicios de duda de cómo se ha participado”, señala Vilà al respecto. Los contactos con las organizaciones participantes son permanentes, asegura el portavoz. “Se están construyendo mecanismos de cooperación internos”, afirma. Respecto a las relaciones con Podemos, Vilà señala que están abiertos a seguir ampliando contactos pero ahora no es el momento por estar centrados en reforzar la organización interna y los protocolos de participación. En el horizonte de la plataforma también se encuentra el modo de participación que tendrán en el proceso de la XI Asamblea de IU, ya que hay algunas voces que pretenden integrarla en dicha convocatoria aunque todo está muy abierto en estos momentos.

La plataforma tuvo su origen en una iniciativa lanzada principalmente por activistas de candidaturas municipales de confluencia y que inicialmente se denominó Ahora en Común (AeC). Celebraron sus primeros encuentros a principios del mes de julio, como adelantó entonces cuartopoder.es. El objetivo era replicar algunas de estas candidaturas que triunfaron en las elecciones municipales y que aglutinaban tras procesos ciudadanos a partidos como Podemos, IU o Equo entre otros. El proceso comenzó a funcionar y se celebró una concurrida asamblea estatal a mediados de septiembre pero las diferencias estratégicas entre IU y Podemos provocaron problemas posteriores como el abandono de personas promotoras. Más adelante también se fueron otros partidos políticos o candidatos. En cualquier caso, las primarias siguieron adelante. Eso sí, se tuvo que cambiar de marca, ya que algunos de los que abandonaron el proyecto habían registrado la de AeC. Finalmente, la candidatura liderada por Garzón, que arrasó en las primarias, se presentó en todas las comunidades excepto Galicia y Cataluña.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend