Declaración de bienes de los políticos: Rajoy el más rico, Iglesias el que más gana

2
declaracion_bienes_de_los_politicos
Rajoy, Iglesias, Sánchez y Rivera (de izda. a dcha.). / Fotos: Efe

El presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy Brey, es el dirigente político que más bienes y riqueza acumula, pero no el que más paga a Hacienda por IRPF. Con unos ingresos inferiores a él y al líder de Podemos, Pablo Manuel Iglesias Turrión, el socialista Pedro Sánchez Pérez-Castejón les aventaja en contribución al fisco.

Según la declaración de bienes y rentas que ha aportado al Congreso, Rajoy ha incrementado en 171.482 euros su patrimonio en fondos de inversión y acciones en Bolsa durante los cuatro años como presidente de Gobierno. Si la suma de ambos conceptos fue de 456.961 euros en diciembre de 2011, en su declaración actual, al comienzo de la XI legislatura democrática, asciende a 628.443 euros. Ese crecimiento patrimonial se completa con 65.360 euros más en seguros de ahorro sobre los 80.572 euros que declaró hace cuatro años.

De este modo, con un salario bruto de 78.185 euros como jefe de gobierno, a los que hay que añadir más de 20.000 por alquiler de viviendas y otros conceptos, el líder del PP ha incrementado su patrimonio a un ritmo de 60.000 euros anuales desde que está en La Moncloa. Su declaración cifra en 26.339 euros el pago a Hacienda del último año.

Al margen de que el cargo de Rajoy le permita funcionar (también a su familia) con casi todos los gastos pagados, es digno de admiración el hecho de que con una retribución neta de apenas 52.000 euros se pueda invertir en valores y seguros más de 60.000 al año, salvo que las ganancias de inversiones anteriores hayan sido extraordinarias, a pesar de la crisis y el rescate. Con todo, no hay duda de que Rajoy es un hombre listo y paciente y, al parecer, provisto de unos consejeros de primera en materia inversora y de administración patrimonial sin información privilegiada, se entiende.

Pablo Iglesias ingresó el último año una masa salarial mayor que la de Rajoy y pagó menos a Hacienda. El líder de Podemos ha declarado unos ingresos brutos de 107.697,53 euros: 49.299,26 como “autónomo” y 58.398,37 como “empleado”, aunque en realidad quiere decir como eurodiputado. En la casilla del IRPF consigna algo más de 18.000 euros el año pasado. Tiene 112.432,64 euros en el banco y una vivienda en Ávila que adquirió en 2013. Carece de hipoteca y no tiene coche.

Con unos ingresos como diputado y presidente del Grupo Socialista cifrados en torno a 80.000 euros anuales y 13.711,20 por renta de inmuebles, el socialista Sánchez figura como el que más IRPF paga: 27.141, 21 euros en 2015. Posee una vivienda y un garaje y el 50% de otra con la correspondiente plaza de aparcamiento en Madrid. Tiene un préstamo hipotecario de Bankia con 113.234,73 euros pendientes de amortización, y declara un saldo bancario de 17.902 euros, más 5.980 en acciones, 86.316 en planes de pensiones y 14.525 del plan de previsión social de las Cortes.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha declarado un salario del Parlament de Catalunya de 74.845,80 euros en 2015 y otros ingresos por derechos de autor y alquiler de vivienda ligeramente inferiores a 5.000 euros. Pagó a Hacienda 24.299 euros, dice tener 6.000 euros en el banco y el 50% de dos viviendas con garaje en Barcelona, con dos hipotecas que suman un saldo pendiente de 361.800 euros. Posee un coche y una motocicleta y no declara acciones en empresa alguna ni fondos de pensiones.

La declaración del líder de Unidad Popular-IU, Alberto Garzón, no ha sido colocada todavía en la web oficial del Congreso, aunque según las fuentes consultadas no contiene especial novedad. Sus ingresos como diputado son 3.000 euros brutos al mes por 14 pagas más 1.800 euros de dieta por ser de fuera de Madrid. Garzón entrega al partido el 15% del salario, unos 500 euros al mes.

Entre las situaciones más curiosas que cabe encontrar en las declaraciones de bienes y rentas figura el hecho de que el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo y Marfil, cobra bastante más como jubilado del Parlamento Europeo que como ministro. La cartera ministerial le reportó 46.926 euros brutos el año pasado y como jubilado de la eurocámara percibió otros 61.227,72 euros. Según las leyes en vigor, Margallo incurriría en una flagrante ilegalidad por recibir dos remuneraciones públicas incompatibles. Para evitar esa acusación, el año pasado devolvió 43.792,49 vía IRPF.

Luego ya, con un salario bruto de 76.319,34 euros anuales y 7.000 euros más como casero y titular de acciones, el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, pagó algo más de 20.000 euros el año pasado por IRPF. Posee tres viviendas (una con plaza de garaje) en Madrid y otra en Alicante, 66.400 euros en el banco, participaciones en Bolsa y en fondos de inversión por algo más de 70.000 euros y fondos de pensiones valorados en 187.000 euros. En su etapa de eurodiputado se aprovechó de las ventajas fiscales para hacerse un fondo de pensión con un valor aproximado –dependiendo de su cotización en el momento de la amortización-- de 126.000 euros.

Aunque el presidente Rajoy repita cada vez que le obligan las circunstancias que no llegó a la política para ganar dinero, tanto él como la mayor parte de sus ministros aparecen en lo alto de la tabla con el riñón bien cubierto. Cierto es que en algunos casos, como el de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, hay bienes raíces, como casas y fincas, que proceden de donaciones familiares.

BIENES Y RENTAS DE LOS DIPUTADOS (Todos los artículos)

2 Comments
  1. Piedra says

    Siempre me ha impresionado lo poco que gastan esos ricachos de la derechona: con un sueldo de 75.000 (50.000 netos, vamos) son capaces de invertir y ahorrar 60.000. Unos portentos, vamos. Y sin información privilegiada, no vayan ustedes a creer que sabían el valor de AENA.

Leave A Reply

Your email address will not be published.