Dirigentes de IU convocan un encuentro en Zamora para defender la identidad del partido

2
Guarido_Cayo_Lara_Zamora
Cayo Lara felicita a Francisco Guarido el día de la toma de posesión de éste como alcalde de Zamora. / Efe

Las posiciones internas en IU de cara al futuro de la organización y su XI Asamblea federal cada vez se visibilizan más. Los últimos debates en los órganos de dirección han evidenciado las diferencias entre Cayo Lara y Alberto Garzón y algunos dirigentes no esconden su preocupación porque pueda producirse una ruptura definitiva, más aún en un contexto de tanta inestabilidad política. Según ha podido saber cuartopoder.es, un grupo de dirigentes y militantes del partido ha convocado el próximo día 13 a un encuentro federal en Zamora con el objetivo, entre otros, de “apoyar la validez de las siglas de IU”. Así lo recoge el texto de la convocatoria al que ha tenido acceso este medio. Además, se debatirá confeccionar un manifiesto conjunto para el que se ha elaborado un primer borrador en el que otras cosas señalan la “obsesión por Podemos” en el interior de IU. “Asistirán compañeros de varios puntos del país (Galicia, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Cataluña, Andalucía...) que pertenecen a diferentes partidos, corrientes y sensibilidades de IU pero que coinciden en la defensa de ésta como organización”, señala un texto en el que confirman la presentación del acto por parte del coordinador provincial de Zamora, Miguel A. Viñas y el alcalde de la localidad, Francisco Guarido. El encuentro no ha sido convocado aún de forma oficial se están ultimando detalles, según algunas fuentes consultadas.

Publicidad

Fuentes de los convocantes señalan a este medio que este evento se ha acelerado tras el último Consejo Político porque "ha empezado a crecer la preocupación de mucha gente porque ven que nos hemos quedado sin grupo propio al incumplir los acuerdos de los órganos ". Aparte se quejan de la manera que ha tenido de presentar la comunicación oficial de IU las conclusiones del último CPF ya que es "bastante torticera", en su opinión. Además, esperan que apoyen este encuentro dirigentes "importantes". Durante la última Presidencia Federal varios dirigentes mostraron ya su oposición frontal a la situación creada con los diputados de las confluencias.

En dicho encuentro, según el documento, podrán participar todas las personas afiliadas a IU. Entre los objetivos destacan aparte de apoyar las siglas, “con lo que ellas conllevan en cuanto a ideología claramente de izquierdas)”, la defensa de la historia de IU, “el valor de su militancia” y una “identidad propia frente a otras posturas que consideran que IU ya no es una herramienta útil y que está superada”. Los convocantes destacan que entre todas las personas presentes se debatirá el borrador para añadir o enmendar lo que se considere oportuno, “con el último fin de sumar fuerzas en defensa de IU”. Además, destacan que se han dado ya manifiestos en la misma línea en lugares como Valencia o Cádiz, “por lo que resulta alentador que cada vez más compañeros están en esta línea”.

El borrador inicial se ha titulado Declaración de Zamora. En defensa del proyecto de Izquierda Unida, por la recuperación de su papel y su adecuación a las nuevas condiciones políticas. Entre las consideraciones generales destaca lo siguiente: “No hay ninguna razón objetiva que indique que la línea política y programática mantenida desde su fundación haya perdido validez. IU debe continuar desarrollando su programa y su práctica política desde un criterio de clase, sobre la base de que la contradicción capital/trabajo (que se reconoce entre los que compran la fuerza de trabajo y quienes se ven obligados a venderla para poder vivir), determina e impregna el resto de las contradicciones. Es el “palo de pajar” de nuestras sociedades, lo que no quiera decir que el pajar se construya con un solo palo”.

El texto “proclama” que las características políticas de IU son “únicas e insustituibles”. “Es evidente que esas características políticas no son compartidas por ninguna otra fuerza política o social con entidad. No hay ninguna que se exprese en esos términos y cuya práctica política se corresponda con ellos. Eso configura un amplio espacio propio de IU que debemos ocupar sin derivas estratégicas equívocas como el ciudadanismo”, continúa. Señalan también la necesidad de mantener “relaciones fraternales con los sindicatos de clase”, algo que no limita la autonomía del partido. Respecto a las siglas, argumentan que son “un patrimonio político de primera importancia, aunque lo fundamental sea el proyecto”. “Nuestros malos resultados electorales hubieran sido peores sin las siglas de IU. A las siglas de IU se vincula social y políticamente la denuncia ante las agresiones del capitalismo, la lucha por los derechos colectivos y la alternativa coherente y global, como elementos básicos del cambio social superador del sistema. Más allá de la experiencia emocional de toda la militancia durante 30 años, detrás de las siglas está el ejemplo de miles de militantes y simpatizantes que desde los ámbitos más hostiles a los largo y ancho de todo el territorio del Estado han sabido, y saben, mantener con ejemplo desinteresado la lucha ante las agresiones políticas, sociales y laborales. En ellos y en sus luchas se reconocen nuestros electores. Por tanto, no se justifica ningún cambio sin el acuerdo de las bases”, añaden.

Añade este borrador que también es necesaria “la mayor coherencia”. “No podemos predicar la convergencia y la unidad hacia fuera y negarla hacia dentro. Todos los que quieren estar con nosotros deben ser bienvenidos sin más limitación que su voluntad”, indica el texto. Seguidamente el documento echa la mirada hacia atrás y recuerda las elecciones europeas de 2014. “Multiplicamos por tres nuestros votos y diputados. No pocos dirigentes plantearon esto como una derrota y actuaron en consecuencia, deslumbrados por Podemos, pese a que ese avance fue perfectamente compatible con el éxito electoral de estos últimos”, señalan. Palabras también para “el papel de ciertos medios de comunicación, que han acariciado la idea de fomentar partidos funcionales a sus intereses”.

Según el documento, “el deslumbramiento interno produjo una serie de resultados”: “Un proceso de deconstrucción de la marca IU, que es perfectamente identificable en las hemerotecas; una obsesión por Podemos, que nunca fue analizado en su naturaleza de clase y su estrategia, pero sobre el que se pretendió actuar con meras medidas de marketing personal; una parálisis política de los órganos de dirección, que perdieron su funcionalidad en favor de una concepción propia del partido demócrata estadounidense donde candidato y dirección se confunden; el silencio político frente a conductas que se traducen en fugas y complicidades con otras organizaciones políticas”.

Para los convocantes, es necesaria una IU “fuerte y adecuada a las necesidades políticas del momento”. Eso no impide, continúan, sino que “estimula” su “apuesta por la convergencia”. “Pero en la realidad, los acuerdos que se nos presentan como ejemplo han sido coaliciones con fuerzas políticas organizadas y estables y han tenido un carácter electoral (independientemente de la crítica a su conformación y estructura, que suscribimos). Lo demás son iniciativas muy endebles y sin proyección significativa”, añaden en este sentido. “En consecuencia, entendemos que es preciso repensar la realidad ciertamente existente para luego repensar la izquierda, porque si no es así caemos en el idealismo. Y tenemos que avanzar en el acuerdo con otros con el objetivo de lograr la más amplia expresión programática del Bloque Político y Social que defendemos”, indican. Por último, recuerdan que “la experiencia unitaria” forma parte del ADN y la tradición de su cultura política en la que siempre se mantuvo su identidad, organización y visibilidad.

2 Comments
  1. luca. says

    Excelente iniciativa.
    Hay que frenar a estos que, desde dentro de IU trabajan para Podemos.
    Y, sobre todo, hay que preservar y desarrollar el único proyecto político unitario que denuncia y combate a las claras al sistema capitalista.
    Enhora buena.

  2. alejandro says

    En verdad creer que apoyar la superación de IU, (cosa que dijo de sí misma IU en su IX Asamblea, hace 5 años) es entregarse en los brazos de Podemos, es un error que deja fuera el debate que creo que es crucial: adecuar la organización para desoxidarla y hacer de ella una herramienta para cambiar y superar el capitalismo ( o derribarlo). Me sorprende que los que durante décadas han vivido a la sopa boba de los dineros que generaba la representación política, ahora, que han perdido toda ocasión de revalidar su contrato y su negocio, se vuelvan radicales de izquierda. El debate no se reduce ni al entreguismo podemita, ni a la esencia de la casa cuartel que se pretende. IU debe ser repensada de arriba abajo, y en eso estamos muchos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.