Los diputados de Podemos más ricos (Iglesias y dos jueces) y más pobres (parados y poetas)

3
Podemos_congreso_efe
Los diputados de Podemos, a la entrada del Congreso, durante la jornada de apertura de la legislatura. / Efe

La mayoría de los diputados de Podemos no tiene coche, vivienda en propiedad, depósitos bancarios ni fondos de inversiones. La mayor parte de los que tenían trabajo ingresaban menos de 25.000 euros al año. Es el caso de Íñigo Errejón y de otros jóvenes dirigentes. Ahora tendrán un sueldo básico, acordado por la organización, de dos mil euros mensuales, más las dietas y las retribuciones complementarias correspondientes a los puestos parlamentarios. La suma de conceptos retributivos reportará a un tercio del grupo una retribución neta entre 4.500 y 5.500 euros mensuales.

Publicidad

Los menos adinerados, caso de la cántabra Rosa Ana Alonso Clusa y de la valenciana Ángela Ballester Muñoz, venían del paro. Los más adinerados, además de Pablo Iglesias, proceden de la judicatura y cobrarán menos como diputados que como jueces. Son la exmagistrada de Las Palmas de Gran Canaria María Victoria Rossell y el de la Audiencia de Palma de Mallorca Juan Pedro Yllanes, buen conocedor del caso Noos que está siendo juzgado estos días.

Los diputados más pobres de Podemos son también los más jóvenes y sobrevivían a costa de sus padres. El puesto de impecune mayor del grupo se lo disputan la asturiana Sofía Fernández Castañón, poeta y directora de cine, que no ingresó un euro el año pasado, según su declaración de bienes y rentas, y Alexandra Fernández, diputada por Pontevedra y portavoz de En Marea, que ganó 957 euros trabajando en la hostelería. Les sigue el ecologísta oscense Jorge Luis Bail, que ha declarado unos ingresos de 1.169,88 euros de la Universidad de Zaragoza y una bicicleta urbana.

Tampoco era muy boyante la situación económica del escritor y editor Miguel Anxo Fernández Bello, diputado por Lugo, cuyos ingresos se redujeron el año pasado a 1.824,31 euros por conferencias y ponencias y 1.381 por “actividades varias” como escritor, según consigna en su declaración. Algo mejor era la situación de la guipuzcoana Miriam Alba Goveli, de 26 años, pues al menos tenía una beca que le reportó 4.152 euros. De la beca como personal docente investigador ha sobrevivido también la diputada por Madrid y portavoz del partido, Irene Montero. En su caso, la remuneración fue de 13.704 euros el año pasado.

Por el paro pasaron en 2015 las ya mencionadas Alonso Clusa y Ballester Muñoz y con el mínimo vital han sobrevivido muchos otros como Marcelo Expósito, diputado de En Comú Poden por Barcelona y secretario cuarto de la Mesa del Congreso, quien declaró un ingreso de 10.061 euros como asalariado. Da clases en la Universidad de Castilla-La Mancha y realiza actividades de artes plásticas. O como la navarra Ione Belarra, que ingresó 8.621 de sueldo como psicóloga, doscientos euros más que su compañera de Huelva, Isabel Franco Carmona. El asturiano Segundo González García, responsable de transparencia y finanzas del partido ingresó 12.000 euros más 300 por artículos científicos (es licenciado en economía y periodismo). Y en un alarde de precisión, declara poseer un teléfono móvil y un ordenador portátil.

En pocos casos las remuneraciones de los ahora diputados de la fuerza emergente que encabeza Pablo Iglesias superaban los 25.000 euros anuales. Además de los mencionados, recibían menos de esa cantidad el portavoz parlamentario, Errejón, quien declaró 14.372 euros de sueldo y 6,279 de actividades económicas y la dirigente alicantina Rita Bosaho Gori, que consignó 22.554 euros. Un poco por encima de 30.000 cobraban la madrileña Carolina Bescansa, el informático y diputado por Valladolid Juan Manuel del Olmo, quien pidió un crédito hipotecario diez días antes de las elecciones, la editora María del Mar García Puig y el valenciano José María Guijarro García, quien, para que se vea la famosa “conexión bolivariana”, declara haber cobrado un sueldo de 32.123 euros del gobierno ecuatoriano de Rafael Correa, alineado con el venezolano Nicolás Maduro.

También del exterior, concretamente de su trabajo para Estados Unidos y el Parlamento Europeo proceden los ingresos del secretario de relaciones internacionales y diputado por Madrid, Pablo Bustinduy. Una cantidad similar a los 50.000 mil euros brutos, declara haber percibido como trabajador de una petrolera el tinerfeño Alberto Rodríguez, cuyo peinado característico de los rastafaris llevó a la vicepresidenta de la Cámara, Celia Villalobos, a pedirle limpieza para que no le pegue piojos.

Muy pocos son los diputados que ganaban más antes de salir elegidos, caso del propio Iglesias, la magistrada Rosell (95.028 euros brutos en 2015) y su colega Yllanes (80.016), quien, además pasa por ser el más adinerado del grupo, con unos 400.000 euros en fondos de inversión, seguros de ahorro y planes de pensiones. La pérdida de ingresos se acentúa por la decisión de la dirección de Podemos de reducir la retribución básica de sus diputados a tres veces el importe del salario mínimo, es decir, 1.956 euros. Puesto que la retribución básica es de 2.813 euros al mes por 14 pagas, cada diputado pierde 857 euros mensuales. Cierto es que las dietas (1.823,86 para los de circunscripciones distintas a Madrid y 870,56 para los madrileños) están exentas del descuento del IRPF y que las retribuciones complementarias atemperan la pérdida.

BIENES Y RENTAS DE LOS DIPUTADOS (Todos los artículos)

3 Comments
  1. Piedra says

    Les veo felices en esa foto y me alegro de que la juventud española siga siendo de izquierda y le revuelva las tripas a los conservadores de la sarna, esos jetas vividores pperos y esa vieja guardia psoera.

  2. Juan Fernandez Jimenez 75638150-M says

    Me parase bien que los cargos públicos de podemos se les fije un salario acorde con la Ciudadanía, pero no seamos tan rigurosos no sea que con el tiempo vallan a CC.OO. y pongan una demanda de cantidad o conflicto colectivo por incumplimiento de Convenio, Animo que Si se Puede.

  3. Breogantuy says

    La Bescansa tiene poco de pobre. Preguntad en Galicia

Leave A Reply

Your email address will not be published.