López de Uralde: "Es necesario el Gobierno del cambio entre el PSOE y Podemos"

Uralde_Equo
Juantxo Uralde antes de la entrevista con cuartopoder.es / Luis Díez

Con Juan Antonio López de Uralde Garmendia –Juantxo Uralde por abreviar- el Partido Verde, EQUO, se sienta por primera vez en el Parlamento español con tres diputados integrados en Podemos y se dispone a librar batallas concretas (y vitales) para el futuro de nuestro país (y el planeta) en materia medioambiental y energética. Esto no quita, sino que añade motivos para que Juantxo Uralde (Donosti, 1963), director de Greenpeace-España durante diez años y coportavoz y uno de los fundadores de Equo en 2010, apueste por “un gobierno progresista” del PSOE y Podemos con el respaldo del PNV. “La negociación se va a producir y espero que tenga éxito”, dice en esta entrevista con cuartopoder.es. “El único camino posible es el gobierno del cambio”, afirma convencido de que es lo quieren los votantes socialistas.

Publicidad

Publicidad

— Quizá la primera coincidencia real entre Podemos y el PSOE desde que se constituyó el nuevo Parlamento ha sido la exigencia del cierre definitivo y el desmantelamiento de la central nuclear de Garoña. ¿Hay bases para un acuerdo con los socialistas sobre el modelo energético?

— Efectivamente en la demanda de que la central nuclear de Garoña no se vuelva a abrir hay coincidencia, aunque no debemos olvidar que Zapatero pudo haberla cerrado en 2011, pero dejó la decisión en manos del gobierno de Rajoy, al retrasarla hasta 2013. De aquellos polvos vienen estos lodos, y desgraciadamente hoy estamos todavía con el asunto de Garoña sin cerrar. El documento del Programa de Gobierno presentado por el PSOE se contempla un plan de transición energética, y se hace una referencia al problema del cambio climático como condicionante de todas las políticas. Eso es positivo e interesante, aunque desde mi punto de vista hay que ir mucho más allá en el establecimiento de objetivos concretos en lo referido tanto al cierre de las centrales nucleares, como en la reducción de emisiones de CO2. En este, como en otros aspectos, el Plan del PSOE adolece de concreción.

— ¿Es aceptable la prórroga por 20 años de una central como Garoña, tres años fuera de servicio y con una tecnología idéntica a Fukushima 1? ¿A qué atribuye la posición favorable del Gobierno y del Consejo de Seguridad Nuclear a la reapertura?

— En ningún caso es aceptable el alargamiento de la vida de la central de Garoña. Lleva ya tres años cerrada y no ha habido ningún problema de abastecimiento energético. Pero desde el punto de vista de la seguridad, poner en marcha la central sería una absoluta irresponsabilidad, y esperemos que no ocurra nunca. El gobierno quiere dejar abierto el camino para que la vida de las centrales nucleares pueda alargarse hasta los 60 años, de ahí que tengan tanto interés en dar el permiso a Garoña hasta el 2031, abriendo con ello el camino para el resto de las centrales. Además con ello abriría el camino a la empresa a reclamar el lucro cesante, en caso de que finalmente un gobierno de izquierdas se negara a reabrir la central. En cuanto al CSN, está totalmente dominado por el PP, que cuenta con 3 de los 5 consejeros de ese organismo. Sin embargo la nueva mayoría en el Congreso debería estudiar cómo revertir esa situación tan anómala.

— ¿Qué debería ocurrir con el parque nuclear español?

— Se trata de un parque cada vez más envejecido. Desde mi punto de vista debemos seguir el ejemplo de Alemania, e ir cerrando las centrales nucleares progresivamente, al tiempo que vamos introduciendo en el sistema más energía renovable. Es posible hacerlo y solamente hace falta voluntad política.

— ¿Qué le sugiere el hecho de que varios expresidentes de gobierno, exministros y altos cargos del PP y el PSOE hayan pasado a ser consejeros de las grandes eléctricas?

“Gracias a las puertas giratorias las eléctricas han conseguido un nivel brutal de influencia

— El problema de las puertas giratorias es especialmente grave en el sector energético. Ningún sector como este tiene a tantos políticos en sus consejos de administración. Gracias a las puertas giratorias las eléctricas han conseguido un nivel de influencia brutal, y es necesario que eso se corrija de forma urgente. Por eso nosotros consideramos que poner fin a las puertas giratorias es un elemento clave de nuestro programa electoral.

— ¿Qué debemos exigir a los gobernantes sobre el cambio climático?

— En primer lugar que reconozcan el problema, y la necesidad de abordarlo, algo que Rajoy ni hizo durante mucho tiempo como recordamos con la famosa referencia a su primo. En segundo lugar la adopción de medidas que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático, tanto en el sector energético, como en sectores difusos como el transporte o la calefacción. Se trata de que la lucha contra el cambio climático impregne todas las políticas. Otro aspecto clave es el educativo: el medio ambiente y su preservación deben estar en los planes educativos como elementos prioritarios. Hay que educar a los chicos en la necesidad de preservar nuestro Plantea, porque no tenemos Planeta B.

uralde_equo_podemos
El diputado, en otra imagen previa a la entrevista con este periódico. / L. D.

— ¿Se esperaba un resultado electoral tan extraordinario como el que ha obtenido en Álava, donde tradicionalmente suele ganar el PP?

— La verdad es que el resultado ha sido muy satisfactorio. Hemos conseguido ser la fuerza más votada en Alava con mucha diferencia. Además el PP llevaba a dos pesos pesados de cabeza de lista: Alfonso Alonso y Javier Maroto. No era tarea fácil ganar en Alava, porque el PP siempre ha tenido mucha fuerza allí, pero lo hemos conseguido con mucha solidez.

— ¿Y en el resto del Estado?

— En todo el estado se ha vivido esa “remontada” que anunciábamos. Partiendo de unos niveles de intención de voto ligeramente por encima del 12%, según las encuestas, hemos llegado hasta el 20%. Estamos muy satisfechos con esa remontada, y si la campaña hubiera durado una semana más hoy seríamos la segunda fuerza política. Creo que en esa remontada de Podemos ha sido clave la incorporación y la suma de gentes que venimos de otros ámbitos pero que hemos aportado nuestra experiencia. Finalmente creo que contamos con un excelente grupo en el Parlamento. Ha sido muy significativa la victoria de Podemos en Euskadi y Cataluña, que ponen de manifiesto hasta qué punto hay una visión compartida de una España plural y diversa en la que se respete el derecho a decidir.

— Ustedes han renunciado a las siglas de su partido, EQUO, en aras de la unidad en Podemos. ¿Cree que otras formaciones de izquierda deberían hacer lo mismo si hubiera que ir a elecciones anticipadas?

— La verdad es que Podemos fue muy duro en sus exigencias. Pero nosotros mantuvimos que al ser ellos los que tenían una mayor intención de voto, tenían también la capacidad de poner sus condiciones. Para nosotros no fue fácil dejar en el cajón nuestro nombre, pero entendíamos que la confluencia iba a multiplicar el voto. Y así fue. Ahora contamos con tres diputados en el Congreso, y para nosotros es un gran resultado. La valoración compartida en EQUO es que tomamos las decisiones acertadas. Otras formaciones tendrán que hacer sus análisis, sobre todo para extraer lecciones de cara al futuro.

— ¿Cree posible la regeneración política con los nuevos dirigentes del PSOE?

— La necesidad de regeneración política es un hecho que ya trasciende a los partidos y sus dirigentes. No hay vuelta atrás. La gente ya no acepta la corrupción, ni la falta de democracia, ni las puertas giratorias, ni los privilegios. La línea la ha trazado la ciudadanía, y quien no sepa leerlo se quedará fuera. Y eso afecta especialmente al PSOE: con su acción responderán si han entendido o no la necesidad de regeneración.

— ¿Apuesta por un pacto de gobierno en coalición de Podemos con el PSOE si tuviera el apoyo del PNV y la aceptación de los nacionalistas catalanes de izquierda?

“Debemos aprovechar la mayoría para librarnos de Rajoy, y comenzar un giro en las políticas

— Sin duda. Yo creo que es necesario un gobierno de cambio. Que tenemos que aprovechar esa posible mayoría para librarnos de Rajoy, y comenzar un giro en las políticas. Es verdad que la aritmética es complicada, pero el PSOE debe entender que el único camino posible que entenderían sus votantes es el de un gobierno de cambio.

— ¿Ha percibido ese rechazo visual de algunos colegas del PP a su presencia y la de otros compañeros de Podemos en el hemiciclo del Congreso? Si así fuere, ¿cómo lo ha interpretado?

— La sensación que transmiten muchos diputados del PP es que les molesta que estemos en el Congreso, como si hubiéramos invadido un espacio que es de ellos. Esa actitud muestra hasta qué punto se habían apropiado de las instituciones políticas. Pero la operación que empieza el 15M de recuperar las instituciones para la ciudadanía ha tenido éxito, y está en marcha. Por cierto que entretanto al PP no paran de surgirle escándalos de corrupción, lo que demuestra el grado de impunidad en el que creían estar operando.

— ¿Considera que Pablo Iglesias acabará negociando con Pedro Sánchez un gobierno de coalición, como propuso tras su primer despacho con el Rey?

— Claro, esa negociación va a producirse, y espero que tenga éxito.

— ¿Cree que a Podemos le interesa más seguir creciendo en la oposición a desgastarse en el gobierno?

— A Podemos le interesa lo que le interesa a la ciudadanía, y eso es frenar las políticas del Partido Popular, y comenzar a hacer política para la gente. Esto es hacer políticas sociales que recuperen a esos millones de personas que han quedado fuera del sistema, promover políticas de empleo decente, reducir la desigualdad, recuperar el derecho a la libertad de expresión o luchar contra el cambio climático.

— ¿Opina que al PP, sumergido en una corrupción sistémica y casi total, le convienen unas nuevas elecciones?

“Cada día que
pasa al PP le convienen menos unas elecciones porque no paran
de aflorar casos
de corrupción

— Cada día que pasa le convienen menos porque no paran de aflorar casos de corrupción. Lo del PP ya no son casos aislados de corrupción dentro del partido, sino amplias secciones del mismo – si no todo él – absolutamente implicadas en procesos sucios de financiación. Lo estamos viendo en Valencia, en Madrid….No creo que el PP esté interesado en unas elecciones ahora.

— ¿Y a Podemos?

— Nadie quiere unas elecciones. Nosotros tampoco. Y por eso estamos trabajando para conseguir un gobierno de cambio. Pero las encuestas dejan claro que somos los que nos veríamos menos afectados si las elecciones se repitieran.

— Con la amenaza de los mercados financieros de una segunda fase de la crisis económica y la situación social y política española, ¿cree viable y necesario un gran acuerdo de las fuerzas emergentes con el PSOE renovado para abordar los cambios de fondo, incluido el constitucional y el del sistema electoral en una legislatura que podría ser “constituyente”?

— Es difícil que esta legislatura sea “constituyente” porque la aritmética es muy ajustada, y no olvidemos que el PP tiene mayoría absoluta en el Senado. Pero si creo que debemos dar pasos para arrebatar el gobierno al Partido Popular y comenzar a sentar las bases para alcanzar mayorías más sólidas que nos permitan que la próxima sea esa legislatura del cambio que mucha gente nos viene reclamando.