Alcázar: «Nuestra alegría será completa si corren la misma suerte los otros 300 encausados»

0
josealcazar
José Alcázar, uno de 'los 8 de Airbus', durante la manifestación del pasado jueves en Madrid. / Sato Díaz

José Alcázar (1950, Saucedilla, Cáceres) está ahora jubilado, aunque la actividad de las últimas semanas haya sido frenética. Es uno de "los 8 de Airbus", a los que se les pedía más de 60 años de cárcel por participar en la huelga general de 2010, que ayer conocieron que el juzgado de Getafe les absolvía por falta de pruebas. "Del sindicalismo no se jubila uno nunca", asegura a cuartopoder.es antes de comenzar esta entrevista. Se muestra feliz por la decisión judicial.

Publicidad

— ¿Cómo fue la jornada de ayer tras recibir la noticia de la absolución de usted y los otros siete compañeros?

Publicidad

—  Se me ha bloqueado el móvil de tantas llamadas. Es algo insólito, no es que te alegres por lo que ha pasado, pero sí por el apoyo de la gente y por ver tanta alegría, tanta efusión, tantas llamadas, no sé cómo describirlo. Ha sido inesperada la noticia, por rápida, y deseada, aunque siempre hay que tener precaución. Una absolución total de los ocho nos parece algo grandioso, muy bueno para la democracia española. No hay revanchismos, hay que mirar hacia adelante. No queremos ir contra nadie, pero si podemos juntar a la sociedad para salir del letargo en el que vive este país, bienvenida esta situación.

— ¿Seguirá luchando por la derogación del artículo 315.3 del Código Penal?

"Si podemos juntar a la sociedad para salir del letargo en el que vive este país, bienvenida esta situación"

—  Sí, se tiene que derogar el 315.3 del Código Penal, pero para nosotros es más importante que haya una reconciliación de la clase trabajadora con la clase política. No manifiesto nada en contra de ninguna ideología, pero tenemos que recuperar la normalidad, el derecho a hacer huelga, el trabajo digno, la economía y la convivencia. Para mí sería lo más grandioso si fuéramos capaces de conseguirlo. "Los 8 de Airbus" hemos salido triunfadores de esto, pero de nada valdría si fuera sólo un hecho que no tuviera repercusión en el resto de compañeros que están pendientes de juicio. Más de 300 personas están encausadas por hacer huelga, si la suerte de esta gente no se materializara como la nuestra, de nada valdría esta alegría. Este país tiene mucho que hacer.

— Entre otras cosas, supongo, derogar las dos últimas reformas laborales. Protestando contra la primera de ellas, la del gobierno de Zapatero, les encausaron...

— Nosotros protestábamos e hicimos huelga de forma solidaria con el conjunto de los trabajadores. Afortunadamente nosotros tenemos una buena relación laboral, un muy buen acuerdo y lo que queríamos es que el conjunto de los trabajadores lo pudieran tener. Nosotros tenemos esta buena situación laboral construyéndolo entre todos, pues está la empresa, los sindicatos y la parte política que ha colaborado para que lo que hoy es Airbus sea un éxito. Nosotros fuimos a la huelga para que lo que teníamos nosotros fuera también posible para el conjunto de los trabajadores, por ello pedimos la derogación de las dos últimas reformas laborales. No es una utopía lo que estoy diciendo, por eso digo que avancemos y no miremos para atrás. Construyamos una España en la que estemos todos. Por supuesto, hay que seguir luchando, peleando por un lugar donde quepamos todos. Si hay destrucción de empleo, si hay precariedad, ese no es el país que deseo.

— ¿Qué le pediría, por lo tanto, al nuevo equipo que entre a gobernar el Estado español?

—  Esto es un éxito, nuestra absolución, pero no es así si no se manifiestan y ejecutan todas las leyes que hay que cambiar para que quepamos todas las personas en este país. Por supuesto, el que quepamos todos tiene que estar basado en un equilibrio entre la clase política y la trabajadora, a la que se le tienen que mejorar las condiciones. Quiero que haya un nuevo gobierno, al que le pedimos que lo que ha ocurrido no vuelva a ocurrir más en este país.

Leave A Reply

Your email address will not be published.