Rivera se alza con la centralidad y arrastra al PSOE a negociar con el PP

4
rivera_ciudadanos_pacto_efe
Albert Rivera, durante rueda de prensa ofrecida tras la reunión ejecutiva de Ciudadanos en la que ha pedido a PP y Podemos que se sienten a negociar. / Mariscal (Efe)

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha ocupado la centralidad del tablero político en las negociaciones para formar gobierno. Ha conseguido adelantarse a la iniciativa del PP y Podemos con una ronda de conversaciones; ha logrado que los socialistas incluyan en la misma al PP y que rechacen la condición de Pablo Iglesias de romper su acuerdo con C's para negociar. Y ha recordado que en ningún sitio del pacto con el PSOE está escrito que Pedro Sánchez tenga que ser el futuro presidente del Gobierno, lo que deja abierta la puerta a su candidatura a la presidencia del Ejecutivo o a la negociación de otra persona.

Publicidad

En la carta conjunta que PSOE y C's enviaron ayer a los portavoces de todos los grupos parlamentarios, menos los secesionistas de ERC, DiL y EH-Bildu, los socialista aceptan por primera vez sentarse a negociar con el PP, algo que habían descartado, incluso antes de que Sánchez aceptara el encargo del rey Felipe VI de intentar la investidura. Esta novedad es fruto de la presión de los aliados de C's, según reconocen en privado varios miembros de la delegación negociadora. La decisión de lanzar la ronda conjunta de contactos con las demás fuerzas parlamentarias fue adoptada formalmente el sábado entre el C's y el PSOE. Poco después Sánchez la anunciaba en una entrevista en El País.

Con ello Rivera ha conseguido mantener la alianza con el los socialistas frente a las condiciones formuladas por Iglesias para sentarse en la “mesa a cuatro” (PSOE, Podemos y las confluencias, IU-UP y Compromís), auspiciada por Alberto Garzón antes de la investidura fallida de Sánchez. La primera condición era el planchado o anulación del pacto con C's y, en consecuencia, la negociación con el PSOE en solitario. Esa opción ha quedado descartada. Así lo reconoce el propio diputado de IU, Garzón, que se esforzó en conseguirla.

En la carta del PSOE y C's a los demás portavoces proponen “mantener de inmediato sucesivas reuniones conjuntas con representantes de cada uno de los partidos con los que creemos que resulta factible alcanzar acuerdos”. Pero dejan claro que el pacto no ha agotado su eficacia “en el debate de los días pasados” (en referencia a la investidura de Sánchez), sino que sigue plenamente vigente. Eso sí, “está abierto a aportaciones, sugerencias y mejoras por parte de otros grupos políticos y también de agentes sociales y del resto de la sociedad civil, con el fin de ampliar el apoyo político y ciudadano a la constitución de un nuevo gobierno lo antes posible”.

Aunque Sánchez ha blandido frente Mariano Rajoy los 131 diputados que apoyaron su investidura frente a los 123 del PP, el propio Rivera le ha recordado que ni en el pacto ni en la carta a los partidos para abrir la nueva negociación figura él como candidato. Se trata de un aviso a navegantes que permite deducir su disposición a encabezar el Ejecutivo si se diera una condición básica: la aceptación o abstención del PP.

Desde esa centralidad, Rivera afirma que el tiempo de Rajoy ha pasado e insiste en que “si ponemos a otro, todo cambia”. Aunque es consciente de la falta de mecanismos democráticos internos e inmediatos en el PP para sustituir al candidato, confía en que los conservadores entiendan que deben enmendar su pasado con un signo inequívoco como sería la renuncia del presidente. “Si van a hacer alguna modificación, la tienen que hacer ahora”, insiste.

Desde la dirección del PP reiteraron el martes que Rajoy mantiene su opción a la investidura y llamará a Sánchez y a Rivera por separado, con el “contador a cero”, para “empezar la negociación con un papel en blanco”. Sin embargo, avanza la posibilidad de que Rajoy renuncie en favor de otro candidato. El sucesor de Ramón Luis Valcarcel en la presidencia del gobierno autonómico de Murcia, Alberto Garre, ha sido el primero en pedir públicamente a Rajoy que "dé un paso atrás por el bien de España". En declaraciones a varios medios informativos Garre, que preside la comisión de derechos y garantías del partido en Murcia, considera que "Rajoy haría un gran servicio a España y al PP si diera un paso atrás" y asegura que "esto es lo que piensan la mitad de los afiliados y el 47% de nuestros electores".

Mientras tanto, aunque los socialistas han aceptado el planteamiento de Rivera de negociar con el PP, su portavoz parlamentario, Antonio Hernando, entiende que no será posible un acuerdo para un Gobierno de cambio “porque el PP es continuismo”. Según ha dicho en las últimas horas en varias cadenas de radio, “creemos que hay que hablar con el PP de la reforma de la Constitución y de otros temas de Estado, pero no le vamos a pedir que se sume al documento” porque, entre otras cosas, Rajoy, que “es una antorcha humana”, “lo descalificó en su conjunto y dijo que era una contrarreforma”.

La cuestión de fondo, pendiente de dirimir en el tiempo de descuento hasta el 2 de mayo será si, llegado el caso, los socialistas mantienen la opción de Sánchez, con la cual será muy difícil la abstención del PP, o aceptan la centralidad y la candidatura de Rivera, y le avalan ante el Jefe del Estado como candidato a la jefatura del Gobierno.

4 Comments
  1. matusalen says

    me parece razonable que psoe y cs sigan con un documento comun buscando apoyos, y que no acepten los socialistas el veto a cs por parte de podemos, iu y demas. ese documento y sus medidas tiene que estar hasta que se pueda en el candelero para que se retraten los que lo han rechazado, sobretodo despues de configurarse ante la exigencia a sanchez de que si hablaban con rivera ellos no negociaban, y su consiguiente autoexclusion; ese movimiento del que se habla poco por esos medios que tanto maltratan a podemos, tiene que estar hasta en la sopa hasta que podemos se siente a hablar de el. los que perdieron el tiempo fue podemos. Tambien me parece perfecto que el psoe hable con el pp, a ver si no se va a poder hablar, con el documento como base, a ver que dice el pp, jeje. la prueba de que el contenido del documento es equilibrado en consonancia con las fuerzas, es que lo rechaza tanto el pp como podemos.

  2. nein says

    Pero que parte del NO al pacto de investidura PSOE-C’s como resultado de las votaciones del congreso, no se entiende. Está claro al PSOE y C’s les importa un carajo las normas democraticas de este pais, ellos a lo suyo «Mienten, mienten hasta conseguir que su mentiras se acepten como verdades.

  3. eleusipo says

    IDEOLOGÍAS ECONÓMICAS – «SOCIALDEMOCRACIA»: LA MEJOR EXPERIENCIA CONOCIDA HASTA EL 2016 (Con los respetos debidos) Dentro de lo vivido, estudiado, conocido y demostrado, en la Socialdemocracia se puede pensar, opinar, protestar y cooperar, se puede trabajar, se puede repartir y redistribuir; más aún, se puede convivir, como asimismo también compartir y valorar, por tanto y suma, la pluralidad, la igualdad y la libertad. (Socialdemocracia + republicanismo = tándem perfecto) Saludos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.